Idiosincrasia del Sabor

Ya queda menos, eso parece, para la vuelta. Cuántos interrogantes a su paso, cuántos matices de análisis, experiencias atomizadas en una aglomeración digitalizada… Mi espacio “Sinestesia Gastronómica” inmunizado ante las no experiencias que cada semana iban hilándose con nuevas aventuras. Para mí, escribir los domingos es un hábito, me levanto y simplemente todo se dispone para darle continuidad a la historia que recreo. He aquí que siga operativa en estos días, aportando el sentir de mi experiencia, invitándome a reflexionar sin más, a tener, de alguna manera, una conversación contigo.

Read Article
Yo aprendí, Yo Enseño

Cobertura 360 Grados

Nunca imaginé… ¿Os suena? Mientras me dispongo a despejar mi mente y ver en qué me inspiro hoy, anhelo las andadas, las aventuras de un ayer cercano que se siente lejos. Encuentros interesantes, quedadas sin plan, un café torero, un picnic en el retiro… Voy  a centrarme en las dos primeras palabras, creo que pueden deshilar algo emocionante, vamos a ello.

Read Article

La Sin Receta, sin Algoritmos 

Un domingo más, podría ser un día cualquiera, pero es un día lleno de matices significativos y, por eso, es aún más especial. Primer domingo de mayo “Día de la madre y primero con piloto en amarillo, ya que, aunque con restricciones y precaución, está permitido salir a pasear o hacer deporte». Además, el cielo luce con un azul intenso y la temperatura es propia de un día estival. Me he levantado, he cocinado varios tuppers para la semana, me dispongo a escribir y, por la tarde, me pondré encantada las zapatillas para perderme por las calles. Este será más o menos mi domingo, seguramente, en otras circunstancias, estaría en el pueblo, iría a comer al campo en familia y me marcaría un bizcocho con las existencias de la despensa de mamá.

Estos días, mi blog, evidentemente, se ha adaptado a la situación y, a falta de experiencias de movidas de aquí  y de allá, se ha cocinado con lo que había  y con lo que me salía. Hoy, honestamente, no sé muy bien qué contarte, incluso pensé en no publicar, pero el ímpetu de Sinestesia me pudo y me puse a teclear. Hablaré pues de sensaciones intercaladas con lo que se interponga. Podría recordar, como me sugirió una amiga, recetas de la infancia (de mamá, de la abuela…), pero hoy no tengo ganas de anhelos ni melancolías.

Read Article

Entre Chocolates e Ibérico

Otro domingo más, otro menos para volver “no sabemos de qué manera” a la Sociedad, a la vida fuera de las pantallas. Tengo abierta la ventana, se oyen pajaritos (si cierros los ojos, podría estar perfectamente tecleando en mi habitación del pueblo, bonito viaje y gratuito, jeje). A continuación, seguiré el rollo que proceda, una vez más, dejando volar a mi mente en sus recuerdos, compartiendo sensaciones y experiencias 2.0.

Esta semana, en algunas escapadas al súper, he visto un poco más de vida en las calle, hay más movimiento, pero el ambiente sigue siendo raro. Volví a casa pensando en esa incertidumbre que todos compartimos en este momento, sabemos que volveremos pero no sabemos cómo. Lo que sí sé, y siento, es que somos una sociedad que no está preparada para este cambio, no será nada fácil “volver” con distanciamiento, con una prescripción al dente que cumplir por medidas de seguridad sanitaria. ¿Comer separados por mamparas en un restaurante? ¿Qué grata experiencia es esa? Ojalá la ciencia tenga una respuesta rápida, así “el estar fuera” dejará de ser piccasiano, no quiero hacerme a la idea de esa rara vuelta, pero bueno, tiempo al tiempo y veremos. Ea, dicho esto, un poco de distracción con otras historias.

Read Article

Reflexencialismo “Cuestiones de Esencia”

¿Qué día es? Con el ritmo frenético de las ciudades, el trabajo, los planes de aquí y de allá, perdemos la noción del tiempo, nos fumamos los días y, a veces, no sabemos ni en qué día estamos. ¿Te has dado cuenta de que estando en casa pasa lo mismo? Van pasando los días, más lento para unos, más rápido para otros, por momentos pierdes la noción del tiempo. Todo puede ser medible en torno al tiempo, pero la medición es muy subjetiva, el reloj es distinto para todos, las circunstancias marcan el ritmo de las agujas.

Read Article

“Al punto de los días”

Se venía visualizando, la digitalización y su poder social, económico, relacional… acaparando todos los sectores, haciéndose imprescindible. Con este desafortunado imprevisto se ha hecho efervescente y necesaria, permitiendo cierta “normalidad” laboral y personal desde los hogares. Mis sinestesias, evidentemente, se han visto también alteradas, puedo contar mis enredos, mis encuentros virtuales, acciones chulas que se están llevando a cabo en la red o los raticos en el súper, comprando el pan, etc y poco más. Honestamente, si antes la reflexión tenía aquí su partida, ahora, tiene su entera ocupación.

Hoy, me dejaré llevar y a ver qué te puedo contar ¡Invitado quedas! Adelante.

Read Article

De la Tempura al Confitado “benditas texturas”

En estos días, pienso en el jardín de mi casa del pueblo, de lo distinto que sería llevar el confinamiento allí, poder contar con esos respiros de luz, de aire, de silencio, rodeada de naturaleza. En Madrid, vivo en un primero interior, precisamente no es el mejor escenario para estar confinada, pero no queda otra. Normalmente, me da igual, en mi rutina, estoy todo el día fuera de casa. Hoy, vengo a contar un puñado de reflexiones, hiladas según se vayan cohesionando, sin plan.

Read Article

Días Soleados, Días Raros

Espléndido cielo el de hoy en Madrid, día primaveral; sales a comprar el pan y dan unas ganas tremendas de darse una caminata por la ciudad. No se puede, momentáneamente estamos enjaulados y el tomarse un respiro queda limitado a la adquisición de alimentos. Qué sensación tan rara… un domingo soleado en Madrid, desierto, sin el ruido de vida que la ciudad tiene, el murmuro continuo, entre bares, coches, gentío. Aunque estés en la calle y pudieras alargar el paseo, una se siente rara, culpable, estar fuera está prohibido -hay que cumplir y ser responsable-; vuelta a casa, a la cueva segura para ti, por ti y por todos. 15 días más de rutina casera, de confianza, de incertidumbre.

Read Article

Tiempo, Gasto o Inversión

Se oía, se oía muy lejos… De repente, llega, paraliza todo. Incertidumbre, angustia, extrañeza, tristeza, sensaciones, creo, generalizadas. Se me encoge todo al ver Madrid desierto, una ciudad fantasma que echa de menos el murmullo de sus bares, el ajetreo cotidiano, el gentío por doquier. Ante todo, un aliento regresa cada día, a las 20 hrs, con el impulso de todos los vecinos, ese aplauso que todos, hoy, compartimos.

Read Article

CoronaGaitas y mi Respuesta

Este domingo de marzo es único, como cada día, teñido de incertidumbre y ondas de reflexión. Tengo claro, no de ahora, desde hace algún tiempo, que la vida hay que tomarla como viene, que no tenemos certeza de nada, que hay que vivir muy al día, con planes, sí, pero sabiendo que, en muchos casos, no dependerá solo de ti para que sigan o no en pie.

Con esta situación vírica y global, más cuenta aún se da una que cuando las cosas se dan, se dan… ¿Podría haberse frenado antes? Probablemente, pero, ahora, el tema lo tenemos  encima y hay que sobrellevarlo de la mejor manera. Pasará, esperemos cuanto antes. Mientras tanto, hay que adaptarse de la mejor manera; todos tenemos una gran capacidad de adaptación y evolución y, ahora, todos estamos obligados a desarrollarla positivamente.

Read Article