Real Café Bernabéu

¡Buen partido, buen bocado!


Todos conocemos el Estadio Santiago Bernabèu, templo del fútbol de la capital, recreativo para muchos en las tardes del domingo y de televisión para otros, sin duda, centro de visita obligada.

Pero, obviamente, no voy a hablaros de fútbol, sino de otro juego más practicado y generalizado por todos, el placer de comer, una diversión para compartir, charlar, sentir y disfrutar. Eso es lo que hice hoy a la hora de comer, el partido lo iniciamos mi amiga Carmen (RR.PP de la Escuela de Hostelería Fuenllana) y yo, en el Realcafé Bernabéu (Estadio Santiago Bernabéu. Puerta 30. Concha Espina, 1. Tel. 91 458 36 67 www.realcafebernabeu.es), espacio gastronómico situado en el propio estadio.

Teníamos la reserva para las 14.15 h y allí nos presentamos “casi puntuales” y lo primero que vimos es una gran cola para entrar, así que nos pusimos las últimas, pero iba rápido, en unos minutos vimos a Víctor, director del restaurante, y nos acomodó perfectamente. De primeras, el sitio tenía muy buena pinta, amplio, luminoso (gracias a los ventanales con vistas al campo) y con una decoración moderna y sobria.

“Calentamiento, entretenimiento”: los dos contrincantes se preparan para el partido.

Nos trajeron la carta, mientras nos dejaban unas aceitunas y una selección de panes como aperitivo, y tras echarle un vistazo, decidimos dejarnos aconsejar por el maître, aunque una cosa si teníamos claro “queríamos probar el sushi”.

Elección de campo o saque; el árbitro decide.

Se acercó Víctor y nos tomó la comanda, mejor dicho, la configuró, puesto que nos elaboró el menú: bandeja de sushis como entrante, buñuelos de bacalao con tinta de calamar y croquetas de jamón como primero, y como plato fuerte, la hamburguesa especial Real Café Bernabéu, el postre sería sorpresa, al igual que el vino.

Primer tiempo:

La elección del vino fue muy acertada, tomamos un “Riesling alemán” (color amarillo pálido, afrutado y delicado en boca e ideal para mariscos, sushi, y comida “thai-japo”).
Disfrutamos con el sushi: degustamos nigiris de salmón y de atún, makis y futomakis, acompañados de wasabi, salsa de soja y jengibre.

“Jugadas a destacar”

Estaban deliciosos y nos llamó la atención el jengibre: verdaderamente desconocíamos que era, su aspecto visual era como una fina loncha de jamón york, su sabor muy aromático y textura un tanto crujiente. Luego nos enteramos cómo se comía: el jengibre era para formar junto con el sushi y el wasabi un bocado complejo, no para tomar sólo, demasiado fuerte.

Descanso:

Nos entretuvimos con los buñuelos de bacalao con piñones y tinta de calamar y las croquetas de jamón: los buñuelos para repetir, estaban muy buenos, además de ser originales “de color negro”, su sabor y textura de brandada era perfecto. Las croquetas aceptables.

Comienza el segundo tiempo:

Ante nosotros, la hamburguesa especial del Real Café, sí señor, original presentación y magnífica en cuanto a sabor: delicada carne Wagyu , cubierta de suave queso de cabra, y resguardada en crujiente pan de chapata. Acompañada de las salsas clásicas “mahonesa, Ketchup y mostaza” en mini cucharitas, ensalada y patatas, éstas se lucían en mini brochetas como si fueran cintas onduladas. ¡Réplica moderna de la clásica hamburguesa!

La prórroga:

Para rematar el encuentro, el dulce siguió marcando el ritmo, la tarta de galletas dio el saque (típica tarta de chocolate protagonista de muchos cumpleaños) y el mítico drácula pitó el final (versión del helado de Frigo presentado en copa de cóctel: granizado de coca-cola, helado de vainilla y sirope de fresa).

Resultado:

Me sorprendió gratamente, correcta la atención en sala, buena cocina, ambiente relajado y unas vistas estupendas, ¡qué más se puede pedir!

Observación: el Real Café Bernabéu, lugar para descubrir, un multiespacio al servicio del cliente, con una amplia oferta gastronómica en ambientes distendidos y con horario interrumpido (desde las 10.00 de la mañana hasta las 2 de la madrugada). Precio medio: 30´00 €

Para más información: http://www.realcafebernabeu.es/

2 comments

  1. mira niña ya no te voy a leer mas el blog, q se me cae la baba, y con la mala hora q es…jejej
    un beso

  2. jejejejeje, pues espero que me siguas leyendo, aunque esta semana no tuve tiempo para nada y lo dejé un poco. Pero, a ver si empiezo a colgar recetitas para el veranito, ensaladas de esas que te gustan.

    Besin

Deja un comentario