sábado, 18 de diciembre de 2010

La Gastronomía, una partida que da mucho juego

Sabores, recuerdos, sensaciones, momentos, magia...

Cuando me decidí a hacer este blog, lo primero fue elegir el nombre, y, para ello, pensé en lo que para mí era la cocina y el disfrute de los alimentos, así llegué a Sinestesia - mezcla de los sentidos "saborear colores, ver aromas..."-
Porque, una experiencia entorno a la Buena Mesa puede ser mucho más que una comida -un momento único, un viaje a la infancia, una melodía de aromas, una mezcla de colores...-.
Es algo mágico, es placer.

Hablando de magia... el otro día tuve la oportunidad de probar tapas cuyo elemento común era "la sopa", a través de las creaciones del Josean Merino, chef del restaurante Marmitaco en Vitoria-Gasteiz. La verdad es que me sorprendió gratamente, sobre todo me hizo pensar en la creatividad, el juego y en la posibilidades que ofrece el mundo de los fogones “el disfrute que verdaderamente alimenta”.

Una pizca de magia y voilá “una tapa-una sorpresa”

Josean Merino sabe dar ese toque que "sin perderse por las ramas” hace que el comensal sienta intriga y sorpresa ante un plato, o mejor, ante sus pequeñas degustaciones, pues es especialista en tapas . Con creatividad y de manera sencilla te hace partícipe de un espéctaculo culinario, viajero y sabroso. Él pone las directrices, tú haces posible el efecto mágico. Así, en su “Floración” -elegida mejor tapa vanguardista del Concurso Nacional de Valladolid 2009-; una maceta de tierra -en apariencia- que al regarla te regala verduritas, listas para ser comidas. Un efecto visual impactante. Ver video

No he probado esta flor comestible, pero, sí probé otros de sus trucos en una presentación de Sopas Mágicas, que organizó Gallina Blanca el pasado 30 de noviembe en Kitchen Club (C/Ballesta, 8). Recuerdo el cóctel de aperitivo (consomé con espuma de albariño), el capuccino de sopa (consomé con espuma de Idiazábal), las verduritas que brotaban al verter el caldo y que te trasladaban al campo, al momento de la recolecta.

En definitiva, realmente la cocina “a parte de ser la única cosa bella que realmente alimenta”, posee las fichas para comenzar la partida que uno desee jugar, las opciones son varias, sólo hay que querer crear y sorprender; sólo hay que tener buen gusto y aderezar con un toque de cariño. Habrá que pasarse por Vitoria y sentirse parte de juego que nos propone Josean . Si no vean, por ejemplo, su pastel de morcilla de Beasain con bizcocho de calabaza y huevas de naranja, ¿A qué parece un pastel de Chocolate con bizcocho de yema?

Sin embargo, la vanguardia y los efectos impactantes son sólo unos condimentos dentro del mundo mágico de la cocina, porque las posibilidades son infinitas y lo que importa es el detalle, es éste el verdadero ingrediente que hace que la pocima funcione. Así, un Té de Navidad y unos bastones de canela - como los que tienen en Tea Shop- ponen fin a una comida con buenas vibraciones, con olor a Navidad... Así que, si en un momento dado añoras la Navidad, puedes recrear el momento con una sobremesa acompañada de éstos dos invitados.

Con los aromas podemos viajar, sentir, recordar, disfrutar, son algo fantástico, son un mundo para saborear y descubrir.

Nota: os invito a visitar el blog del chef mago joseanmerino.blogspot.com
Curiosidad: hay un blog que se llama magia en mi cocina que os puede abrir el apetito www.blogseitb.com/recetasdecocina/