domingo, 12 de febrero de 2012

LOS AHUMADOS, APUESTOS Y OPORTUNOS

Hoy domingo 12 de febrero, día soleado, bajas temperaturas y a dos jornadas del celebrado, por algunos, día de San Valentín, me dispongo a comentaros un regalito que me llegó a casa hace un par de meses: un maletín con cuatro “joyas” muy bien “pulidas”.

Como os decía, justo la semana antes de Navidad, recibí un estuche con productos por cortesía de la Empresa Ricardo Fuentes e Hijos Salazones; nada más abrirlo, dije “wuauuu”, porque me encantan los ahumados y, además, estaban diciendo “cómeme”. Pero, aunque no lo creáis, no fue hasta mediados de enero cuando me dispuse a probarlos en una cenita entre amigos, quienes quedaron encantados con el sabor de estos ahumados, que lograron cautivar y sorprender a los invitados.

“Tabla de ahumados”, un aperitivo gustoso y conquistador

La selección presentada constaba de: Mojama, Hueva de Maruca, Mojama de Bonito y atún ahumado. Los presenté en láminas finas, con un poquito de aceite de oliva, junto a unos canapés de pan de centeno tostado con queso crema, para quienes quisieran probar el combinado. Y, como era de esperar, no pasaron desapercibidos, pues gustaron y mucho. Como acompañante de estos sugerentes bocados, optamos por un espumoso, en concreto el Cava Elyssia Gran Cuveé (Chardonnay, Macabeo, Parellada y Pinot Noir), que resultó una agradable armonía. Todos excelentes, pero, destacó la Hueva de Maruca, delicada, suave, elegante y sabrosa.

Elegí hablaros de estos salados de la mar, porque, hoy, nuevamente, volvieron a ser protagonistas en mi mesa, en el tradicional almuerzo de los domingos; así que, sin duda, una tabla de ahumados es perfecta anfitriona, acertada siempre. Además, no olvidemos, que son grandes “amigos”, ya que, por su técnica de conservación, puedes contar con ellos en varias ocasiones y tener la certeza de que serán atentos y apuestos; y, por supuesto, te harán sentir bien y disfrutar, que, al fin y al cabo, es de lo que se trata.

Por último, dar las gracias a Marga de Ricardo Fuentes e Hijos, por acercarme al sabor del mar, la tradición y la calidad de sus productos. Esta empresa, ubicada en Cartagena (Murcia), lleva más de 40 años trabajando al servicio de los consumidores y se ha convertido en la empresa líder en el sector de salazones y ahumados en nuestro país. Asimismo, cuenta con las más innovadoras técnicas de cortado, salado, secado y ahumado, cumpliendo con las más estrictas normas sanitarias que repercuten en un aumento de la calidad del producto elaborado.

Para más información, os animo a entrar en www.ricardofuentes.es

Además, recientemente han inaugurado su tienda on line, donde se pueden ver y adquirir -si se desea- todos sus productos: http://www.ricardofuentes.es/tienda-online/