sábado, 1 de septiembre de 2012

DESMORE´S HOUSE “MAGIC HIDE IN VICTORIA FALLS "


















Después de unos días “in Africa time” vuelvo a retomar mis andadas por estos lares de la escritura, pero antes de contaros mi última experiencia, quiero hacer una pequeña introducción que es esencia de cada momento que crece en estas tierras. 

Hace dos meses que aterricé en Victoria Falls y la experiencia está siendo más que reconfortable; para empezar, he dejado atrás los “menús” programados que día a día marcaban el ritmo de los días en España y he dado la bienvenida a la improvisación. Aquí, sólo sabes que no sabes que te pasará mañana, sólo que tienes que estar preparada y con los ojos bien abiertos, porque los planes se alternan al ritmo de las horas. La mejor respuesta es “por qué no”… lo mejor es probar las cosas, así que, hay que ir degustando los días según se van cocinando, porque aquí la receta es de “fondo de armario”.

Momento "Picture" con "Chistera" improvisada por Desmore
Uno de los festines y encuentros más populares en Vic Falls son las barbacoas “braai” y suelen celebrarse los domingos a partir de las 3 y hasta que el cuerpo aguante. Pero, he de decir que esta semana ya he tenido dos braai, cómo no, improvisadas, una interior y gracias a mi amiga Leath y otra en casa, con nuestros amigos guías de Kananga –agencia de viajes y aventuras-. Y a esta semana festiva se suma la “Pizza Party” en casa de Desmore, que pasaré a detallar, pues el lugar es digno de mención y la diversión que ofrece más que apetecible. 

Ambiente, menú y distracción a la carta 
Desmore´s House es un alojamiento tipo casa rural, con capacidad para 8 personas y con una decoración única “extravagante” que combina varios estilos,  desde un salón con cocina americana, multitud de colores, al estilo “pop” con sillones tipo puff hasta la decoración más sencilla “clásica” en alguna de las habitaciones. 

Y, cómo no, cuenta con un espacio al aire libre, que cuenta con varias zonas: por un lado, el comedor en el jardín “perfecto para organizar almuerzos, cafés, cenas o lo que se tercie” que cuenta con un horno de leña muy oportuno; frente a la piscina, se encuentra la zona “chillo out”, ideal para disfrutar de unos cócteles o una copa, entre amigos, y con buena música de fondo. Me encantó también la cocina, amplia y con todo tipo de detalles. Por tanto, es un sitio perfecto donde alojarse, tranquilo, con todo tipo de comodidades, pero sin perder la esencia de los “Lodges africanos”, con su estructura de madera y sus techos de elephant grass. No es un lugar que se publicite, por tanto, sólo puedes conocerlo a través de amigos o gente local y es uno de los sitios más cotizados para organizar una fiesta privada. 
Desmore ofrece la casa tal cual está, pero el decorado cambia “con gusto” según la temática, la hora del día y las preferencias de cada uno; él te recrea un ambiente a medida, así como la oferta gastronómica, que puede ser desde una braai de carne o pescado, un tarde de té con diferentes, tartas, cócteles, helados, unas pizzas caseras y horneadas “In situ” o una cena romántica bajo una alfombra de estrellas… todo es posible en este espacio, sólo hay que tener ganas de pasar un buen rato. Por supuesto, el espectáculo es otra de las opciones, qué mejor que un baile de fuegos al ritmo de los tambores…

Momento Pizza “un show cooking sabroso y con somrero”

Mi “aperitivo” en casa de Desmore consistió en una degustación de pizzas, cocinadas en directos, en cuatro versiones que se anunciaban en la pizarra: vegetariana (olivas, queso feta y albahaca), dulce (de pollo con anacardos y cebolla), del campo (bacon, ajo y champiñones) y la picante (ternera, especias y chile). Todas deliciosas y, personalmente, me quedo con la vegetariana y la picante. Tras la cena, dimos paso a las copas –no faltó el licor de la tierra, Amarula- y, al son de los tambores, disfrutamos del espectáculo de los fuegos. 
Desde luego, una experiencia más que recomendable… El ritmo de Africa cambia de menú cada día y el secreto está en descubrirlo y dejarte llevar por su melodía. 

Salón de Belleza y Peluquería
Otro de los estupendos servicios en este lugar de ensueño es el salón de belleza: Desmore es un excelente peluquero y estilista, y sus peinados se lucen en las fiestas y ceremonias más importantes de la Vic Falls. Es un lujo estar al aire libre y en la peluquería, en plena naturaleza; así como, hacerse la manicura o otros menesteres "para lucir bella". Como no, también se puede contar con los servicios de un masajista si se desea Así que, no me iré sin "ponerme en sus manos", jeje... un cambio de aires junto con un cambio de looc no puede sentar mal.
PD: no podía dejar de nombrar a Fiona, el otro dueño de la casa y que es reflejo de ella, jeje... ¡qué monada!

Para más información: http://www.662reynard.co.za/