TARTA DE GALLETAS «by YOU»

Un sabor, una textura, un color… «Hazla como TÚ quieras» 

En este penúltimo domingo de
octubre, jornada de descanso para muchos, habitual día de encuentros en familia
o entre amigos, quiero rendir homenaje a un dulce con mucha tradición en
nuestro país “la tarta de galletas”. Sobre todo, si pensamos en los cumpleaños,
donde es la anfitriona por excelencia, porque…. ¿quién no la recuerda?

Me atrevería a afirmar que en
todos los hogares de mi pueblo, la típica tarta de cumpleaños es la tarta de
galletas – con sus esponjosas capas entre crema y chocolate-, ésa con la que
todos, al menos, los de mi quinta hemos crecido. Si mal no recuerdo, fue el
primer dulce que aprendí a hacer –tendría yo unos 6 o 7 años- con mi tía Angélica, que
la hacía riquísima; cómo no, tuvo que enseñarme, porque siempre estaba a su
alrededor, queriendo mojar las galletitas en la leche –se me hacía un mundo
aquello-. Desde aquí, mi relación con este dulce se ha ido consolidando y, con
experiencia e ingenio, he ido modificando la receta; conservando siempre su
chispa. Y es que eso es lo que me encandila de ella, su “carta blanca”, es
decir, su buena disposición para recibir a cuantos sabores quieran lucirse con
ella.

Mi versión normalmente es
crujiente por fuera, pues la última capa me gusta con chocolate negro de
cobertura; en el interior, varías colecciones han pasado entre sus capas, desde
los 3 chocolates, moka con nata y chocolate, fresas, dulce de leche y
coco…  Se aproxima el cumple de mi
hermano, así que, en nada, estoy haciendo una tarta de galletas; ya tengo en
mente la que “soplará” en su 21 aniversario –por supuesto, te la mostraré 🙂 – 

Hoy te dejo la receta de la “la Tarta cielo de Nata” 
 
Ingredientes:

1 paquete de galletas cuadradas o
redondas (según la forma que quieras darle)
150 ml leche condensada (un bote pequeño)
200 ml de nata para montar
2 vasos de leche semi o entera (1/2 l)
Cáscara de limón y una ramita de canela
50 grs. de coco rallado (1/2 taza)

Elaboración: primero, infusiona la leche con la canela y la cáscara de limón (llevar
a ebullición y dejar templar). A continuación, monta la nata –bien fría-; poco
a poco, incorpora la leche condensada, mezclando con movimientos envolventes
hasta tener una crema homogénea. Monta la “mise en place”: un plato con la leche aromatizada, las
galletas, la crema de nata y el recipiente donde vayas a montar tu tarta. 
Moja
las galletas en la leche (yo le añadí un chorrito de ron, también, anís le
quedaría muy bien) y cubre el recipiente con las galletas empapadas –no mucho,
pues luego, quedaría demasiado blanda-.
Napa (cubre) con la crema y, así, ves
incorporando una tanda de galletas, una de crema, hasta que las galletas se te
terminen. Yo la hice finita en esta ocasión, de tres pisos.
Para terminar,  una tanda de
crema y coco rallado espolvoreado. Déjala reposar en la nevera unas horas y estará
lista para su disfrute.
He de decir que el nombre viene
del postre Cielo de Nata, que una
amiga me contó en una comida campera. Se trata de una mousse de nata y leche
condensada con polvo de galleta. Partiendo de esta sugerencia, hice esta tarta
que, incluso, podríamos llamar “Nevadita”, pues recuerda a un paisaje nevado.
Decir que es un postre delicioso, delicado, sencillo y muy dulce, por lo que es
perfecto para acompañar a un buen café sólo o un cortadito ¡Es el bombón
perfecto!

Sin más, anímate a hacer “tú
tarta de galletas”
, porque tan sólo necesitas galletas y, a partir de ahí, lo
que más te guste…. Seguro que te queda deliciosa y, eso sí, cuanto más reposadita
más rica, jeje… Además, es una receta de fácil elaboración, ideal para hacerla
con los más peques.

Antes de finalizar, una pequeña
observación: nunca probé una tarta de galletas igual, aunque esta fuera la
misma (galletas, crema y chocolate). Señal, sin duda, de que podemos hacer la
misma receta, sí, pero la energía y el amor con que la elaboramos es muy
personal y ello se nota en cada bocado.

2 comments

  1. Me encantan todas las tartas de galletas, siempre son éxito seguro le pongas lo que le pongas. Y esta tuya es de las más originales que he visto me ha encantado! Bss

  2. Gracias Aurora!!! Espero que te guste si la haces, jejeje… la verdad, es que se hace en un pis pás. Un abrazico 🙂

Responder a Raquel Cancelar respuesta