Bizcocho a mi Manera, eso sí “gluten free”

Quienes os habéis topado conmigo,
ya sabéis que me gusta mucho “enredar en la cocina”, es una de mis
características más gustosas –y tanto, porque realmente alimentan, jeje-. Me
encanta la cocina tradicional de aquí y de allá, la nueva cocina y todo lo que
de ella se deriva, pero mi Know how es “marcar diferencia y explotar la
creatividad”.

Desde siempre, me ha gustado casar ingredientes en mi mente y
probar el resultado; y sí, mi familia y amigos son conejillos de indias en este
sentido, pues normalmente siempre están probando inventos. He de reconocer que
hasta la prueba del plato, estoy inquieta para saber el resultado. Si gusta,
receta a la libreta; si no, adiós y muy buenas. 

Hoy, te hablaré de mi último
invento, o sea, ¡Ha gustado! Esta vez, el test ha sido “hacer un bizcocho sin
gluten”,
todo un reto porque en repostería los “enredos” son peligrosos, hay
que respetar cantidades, respetar tiempos y temperatura. Es la rama más
delicada y exacta, pero también la más coqueta. Confieso que, más de una vez,
el producto final tan sólo se parecía a lo que quería hacer, pero, eso sí,
salvo en una ocasión, los postres han conquistado. En la receta de hoy, no
quise inventar mucho, pues partía con harina sin gluten y soy nueva en esto,
aunque también hice de las mías también.

Receta “Phoskichito con glasé de naranja y
chocolate, sin gluten”      
Ingredientes
4 Huevos
200 grs. de azúcar
280 grs. de harina sin gluten
80 grs. de mantequilla
125 grs. de aceite vegetal
100 ml. De zumo de naranja y un poquito de limón
1 cucharadita de bicarbonato (5 grs.)
Una pizca de sal, especias marroquíes

Glaseado
200 grs. de azúcar glass
3 cdas de zumo de naranja (dependerá de la densidad del “topping” que
quieras)
100 grs. de cobertura de chocolate negro
1 cda de mantequilla

Elaboración de la receta para apta para celíacos
-Primero, separar las claras de los huevos y batirlas a punto de nieve
con una pizca de sal. Precalentar horno a 180º.
-Mezclar en un bol la harina, las yemas de los huevos, la mantequilla,
aceite, el azúcar y el jugo de naranja. Cuando la masa esté homogénea, añadir
las claras a punto de nieve y mezclar con movimientos envolventes. Finalmente,
añadir el bicarbonato.
-Incorporar la masa en el molde deseado, previamente engrasado y
espolvoreado con harina.
-Hornear a 170º unos 40 minutos aproximadamente. Comprobar que el
bizcocho está listo, introduciendo un palillo en el centro –estará cuando sale
limpio-. Finalmente, dejar enfriar para su disfrute o, si se desea, proceder al
glaseado con lo que más nos guste; yo elegí un glaseado de naranja y chocolate.
Para ello, hacer un glasé mezclando el zumo de naranja con el azúcar glass
hasta que esté homogéneo y cubrir el bizcocho. Cuando esté seco, decorar con
chocolate negro (derretir y añadir una cucharadita de mantequilla) a gusto. 
Estaba deseando que lo probara la destinataria, mi cuñada Manoli, para
saber cómo lucía el interior, pues me quedó muy bonito por fuera, pero… la
jugosidad y la esponjosidad está en el interior. Prueba superada, pues le ha
encantado y yo la receta he anotado. Será mi patrón para los bizcochos sin
gluten; hay que tener mucho cuidado, así, por ejemplo, hay que prescindir de la
levadura royal.
Gracias a mis amigos Ana y Víctor, autores del Blog Caminar sin Gluten y expertos en alimentación saludable y apta para celíacos, he aprendido lo que
una dieta sin gluten significa, pero cuando hay que “meter las manos en la masa”
y cocinar para celíacos, hay que estar alerta y muy atento, pues es muy fácil
cometer errores. Eso sí, con interés y conocimiento la cocina sin gluten es
deliciosa y atractiva, no tiene que ser aburrida y solo para gente con celiaquía;

hay que ser solidarios y, si tienes un invitado celíaco, mucho mejor hacer una
comida apta para todos que presentar platos con matices, es un detalle más que
bienvenido para quien no tolera el gluten.
Por mi parte, esto ha sido todo por hoy, eso sí, aún me queda mucha
práctica y aprendizaje en la cocina sin gluten, porque mi cuñada y mi sobrinico
–aún no sabemos si será celiaco- se lo merecen, jejeje…

4 comments

  1. MI sobrina es celiaca así que en los cumpleaños toca tarta sin gluten. La marca de la harina influye mucho. Los bizcochos con almendra molida son los que suelen dar mejores resultados, y la naranja, como en el tuyo, también le da un toque mucho más rico. Besos.

  2. Hola Sol 🙂 Muchas gracias por las sugerencias; haré uno con almendra molida, jeje… La naranja y el chocolate crujiente por fuera, le daban un toquecito crujiuente y muy rico.

    Un abrazico!

    Raquel

  3. Gracias 🙂 Es una receta muy sencillita, seguro que te sale rico rico. Ya me contarás.

    Saludicos,

    Raquel

Responder a Sol Elarien Cancelar respuesta