ACEITE DON LOPE, OBRA DE CALIDAD Y PROSPERIDAD

Los productos bien elaborados son siempre agradecidos

Hace meses que me tope con una
nueva marca de aceite de oliva virgen extra (AVOE), más que por casualidad,
porque alguien tuvo el detalle de brindarme este obsequio. Evidentemente,
apenas me quedan unos centilitros de este oro líquido en la cocina, pues es de
uso diario. Antes de decirle adiós a las últimas gotas de alegría dorada,
quiero despedirme con unas palabras de agradecimiento en este primer domingo de
Agosto. 
Hoy desayuné una tostada de pan
de pueblo con tomate exprimido del huerto, una pizca de sal y un buen chorrito
de AVOE de Don Lope; qué decir ¡Una
forma estupenda de empezar el día! Uhm… y porque las naranjas ya no están en el
árbol del patio, que si no, ya ni te cuento, faltó ese zumito natural para ser
un desayuno de campeones. Eso sí, soy un poco adicta al capuchino, sobre todo
por las tardes, pero hoy fue perfecto para acompañar mi rica tostada. 
Pero bueno, ya está bien de contarte
mi puesta en marcha, ahora voy a
contarte qué me ha parecido el aceite de DonLope
, invitada especial en este
post sinestésico. Aprovechando que estaba en casa, la primera cata la hice en
familia, siendo un aperitivo excelente, con dos tipos de pan -chapata y de
nueces y pasas-. Coloqué un plato blanco, con las rebanadas de pan y el aceite
en un cuenquito, para apreciar mejor el color y el aroma. Ya sabes que el blanco
es idóneo para emplatar, resalta el color del alimento y potencia el sabor;
además, como curiosidad, te diré que un mismo postre servido en platos de
distinta tonalidad, puede apreciarse con un sabor más o menos dulce… El porqué
aún es desconocido, pero pudiera ser porque el azúcar es blanca y hacemos esa
asociación. Lo que es la mente….
 En fin, en este caso, el blanco
resaltó su color verde intenso, oscuro, luminoso, muy similar al verde
pistacho, por supuesto, con esa chispa dorada que caracteriza al producto.
Asimismo, un jugo limpio y con una ligera densidad. En cuanto al aroma,
potente, fresco y agradable; notas que se detectan en el paladar, con su justa
acidez, muy equilibrado. Un sabor fresco y un tanto dulce al principio, con un
toquecito amargo y un picor ligero al final. Probarla con el pan de nueces y pasas
fue todo un acierto, nos gustó muchísimo. La verdad, siempre que como un buen
pan y un buen aceite digo lo mismo “me encanta”; además, es algo sano y nutritivo,
es  un aperitivo oportuno y sin filtros.
Más ahora, que hay tantas sales diferentes y tantas variedades de pan, podemos
hacer combinaciones muy atractivas y atrevidas. Éste aceite en concreto, suave, es resultante de las variedades típicas
de una de las zonas más prestigiosas en España, la comarca Cordobesa; picuda, picual y
hojiblanca.
 
Por otra parte, cabe mencionar el
bonito y exitoso proyecto que abarca
la etiqueta de Don Lope, pues nace de la pasión de un padre y una hija, por la
tierra, el buen hacer y la promoción de un aceite de calidad. Ellos son Almudena y Antonio López, quienes han
puesto en marcha una plataforma on line llamada “Aceite de mi Pueblo” y
registrado esta marca Don Lope, para
ayudar al sector oleícola y los pequeños agricultores a impulsar un comercio
justo y con conocimiento
. De esta forma, sus objetivos son dar a conocer,
informar y crear cultura, ofreciendo un aceite de calidad 100 % virgen extra,
sin mezclas de otros aceites y procedentes de aceitunas seleccionadas del vuelo
del árbol. También tienen aceite ecológico, de agricultura ecólogica no intensiva y con beneficos agroambientales, que ofrece unas propiedades organolépticas aún más potenciadas. 
Te animo a que le eches un
vistazo a su web, su historia, sus proyectos y, eso sí, si puedes,  prueba 
el aceite, esa es la mejor prueba de su buen hacer, un resultado
agradecido de un trabajo de calidad 100% desde el origen. No me marcho sin
mencionar que, además, ofrecen un precio justo, más barato que en las grandes
superficies (4´50 €/l). Para más información de precios, formatos y tipos de
aceite, puedes visitar su tienda on line.


Ahora sí, hasta la próxima amig@.

2 comments

  1. Es un gran aceite… y un gran artículo. Gracias por descubrirnos tu siempre particular punto de vista.

  2. Gracias Jaime,

    Me alegra gratamente que os haya gustado 🙂 Es un placer contar experiencias de calidad. Un abrazo. Raquel

Deja un comentario