RECETA DE ILUSIÓN, DE SUEÑOS, DE VIDA

Me gusta escribir y quienes me conocéis bien los sabéis, pero evidentemente no siempre se tienen los mismos ánimos; en ocasiones,  ni ganas de pensar tiene una. La vida es un REGALO, cada día abrimos un nuevo paquete y, a veces, se nos olvida que no estaremos siempre abriendo regalitos.

Sin embargo, a medida que uno crece, uno se da cuenta del valor de las cosas, de lo afortunados que somos y como los “problemillas” son chorradillas. Hace tiempo que estoy en esta onda, pero es este último año cuando la vida me ha mostrado su peor aliento. Literalmente, me ha dado “una de cal y otra de arena”. Desde el pasado viernes, siempre me faltará un ingrediente en mi receta de vida, pero trataré de que los platos diarios sean un bocado de felicidad, con sus pros y sus contras, pero lo intentaré. Para empezar, como sé que a ella le encantaría, voy a empezar dedicándole este post con un bizcocho en su honor. Va por ti, prima, amiga, artista.

Andaba desconcertada esta mañana de domingo, pero, casi sin darme cuenta, empecé a hacer un bizcocho. Así que me dije “venga, vamos a hacer un bizcocho de sueños e ilusión”; por suerte, tenía melocotones del campo –una de sus frutas preferidas-. No fue fácil, sonrisas y lágrimas en el aire, por sus recuerdos, porque sé lo que me diría acto seguido de publicar la foto en el facebook “uhmm mamma… cómo tiene que estar eso primi, anda guárdame un trocito antes de que lleguen los glotones de tus hermanos”. Su cara era un poema cuando probaba alguna delicia ¡Qué feliz con tan poquito era esta pequeña gran mujer!

Bizcocho “entresueños” de Melocotón y Coco

En este caso, más que la receta, os contaré su esencia –si alguien la quiere, por supuesto, la publicaré más adelante-.

Es un dulce especial, porque ella era única, diferente, sonriente siempre, como una Hada en su mundo y con su varita mágica. Nunca me dijo “No” a nada, siempre estaba dispuesta y, si era algo gastronómico, ya ni te cuento. Le encantaba comer bien y cocinar, la naturaleza, caminar y pensar bajo los atardeceres; escribir y bailar ¡Loquita se ponía mi niña cuando sonaba la buena música! Era su pasión, su vida, perderse entre canciones y hacer que el mundo vibrara  con TempoMusic, su programa de radio “donde la música se vivía con todos los sentidos”. Disfrutó al máximo siendo locutora en radio Barcarrota, siempre me hablaba de ello, de cuantos proyectos tenía en mente ¡Ay primi, me emociono con sólo pensarlo, pero venga, seré fuerte y terminaré este escrito! Así que, vamos con el bizcochito.

Cris, Margarita, Raquel y María. Vacaciones de Verano. Fuengirola 2011. Volvería encantada en la misma compañía. 

Es un bizcocho de aspecto sencillo y puro –como tú-, de ahí su glaseado, blanco con sabor a coco; pero también con un toque de limón, por tu fuerza y valentía, sin olvidarme de tu dulzura y energía derrochadora, sabor melocotón, jugosito y aromático como a ti te gustaban. No he querido decorarlo mucho, pero una flor no podía faltar, porque tú eras, entra todas, la flor más bella, que germinaba una y otra vez a través de tus una y mil sonrisas.

Me has enseñado muchas cosas y aunque cueste seguir sin tenerte cerca, estarás conmigo siempre y te prometo que viviré cada día como un regalo, lo disfrutaré como tal; cuando salga nublado pensaré en ti, para que sea soleado. Hasta pronto campeona ¡Qué grande mi María! Y sí, fui al campo hoy, tu lugar preferido, donde soñabas despierta y le cantabas al viento.

Se planificó un viaje, un viaje que haremos Cris, por ella, por nosotras.

PD: si queréis conocerla un poquito más, os aconsejo que le echéis un vistazo a su blog «Amanece el Cáncer» dónde nos contaba su día a día, de lucha, contra esta maldita enfermedad».

4 comments

  1. Qué alegre y que triste, qué dulce y amargo, que lindo y qué valiente además… No pude evitar enocionarme profundamente mi Raquelita… Una sonrisa bonita y alegre ilumina el cielo ahora y tu seguirás aquí para darnos pequeños momentos ricos y felices a los demás a través de tus bocados con sabor a sentimientos…

  2. Increíble receta. Gracias, emociona y ayuda a tenerla presente tan lejos como estoy… Un abrazo

  3. Hola Anita,

    Gracias por tus palabras y ¿Sabes qué? cada vez que baile, lo haré con ella, riendo como ella, aunque no tan loquita, porque me falta su melena, jejeje…

    Un besito,

    Raquel

  4. Hola José Manuel,

    Gracias por pasarte por aquí y por dejarnos tus palabras. Mi prima me habló de ti, de tu viaje y experiencia. Disfruta mucho.

    Un abrazo,

    Raquel

Responder a José Manuel Sayago Cancelar la respuesta