Restaurante La Gran Brasería, Jerez de los Caballeros

De la Cesta a la Mesa

Jerez de los Caballeros, visita obligada en Extremadura, está muy cerca de mi pueblo, Barcarrota (a unos 29 km) y en más de una ocasión me dejo caer por allí, aunque casi siempre suelo acabar tomando  algo por la plaza del pueblo.

Me dije a mí misma que tenía que empezar a descubrir buenas casas de comida en la localidad. Justamente, un amigo vive allí, así que, le pedí que me recomendara algunos sitios. Entre ellos, me habló de la Brasería y, tras mi visita, me dispongo a contarte mi experiencia.

La Brasería se encuentra en el Hotel Los Templarios y me consta que no es muy conocida, salvo por la gente del pueblo y algunos turistas que se alojan en el hotel, más conocido, pues muchas celebraciones se festejan en sus instalaciones. 
Comida amigable, de calidad y autoservicio
Mi amigo Miguel, jerezano, me aconsejó que si iba a la Brasería, mejor con un grupo de varias personas, pues se adapta más a la oferta. Le hice caso y reservé mesa para festejar allí el cumpleaños de mi madre el pasado mes de noviembre. Fuimos 6 personas al almuerzo.  Comenzamos. 
No voy a comentar mucho de la decoración, muy mejorable, porque, además, hacia un día primaveral –a pesar de estar en noviembre- con lo que optamos por comer en la terraza; las vistas desde allí son fabulosas.  
Lo peculiar de este sitio es el concepto, la experiencia que ofrece donde el comensal participa activamente en la confección del menú. Tanto es así que eres tú el que hace la lista de la compra y dices qué quieres y cómo lo quieres. Sí, oyes bien, el primer paso es tomar la cesta e ir a la tienda para seleccionar los productos.

En la cámara, carnes y pescados al vacío, desde solomillos, presa, chuletas a calamares, gambas, sepia, merluza; embutidos y quesos, ensaladas varias, pan o piquitos. 

También debes elegir la bebida y hay de todo –vino, cerveza, refrescos, cava, zumos, agua-. Una vez tienes la cesta lista, te diriges al mostrador-caja para pagar, igual que haces en el súper, solo que aquí deberás decir cómo quieres degustar los productos. Las posibilidades son a la brasa, a la plancha o en fritura “a la andaluza”, normalmente, para los chipirones, calamares, boquerones, puntillitas. También, hay raciones de patatas fritas solas o con queso para acompañar. 
Hecho esto, tomas asiento y tu cesta pasa a cocina. Como si de una tómbola se tratara, van diciendo tu nombre por el megáfono a medida que tus platos van siendo cocinados. O sea, tú eres el camarero, así que, mejor ir cómodo para la ocasión. 

¿Qué comimos? Nuestro almuerzo contó con las siguientes raciones: como entrantes, Jamón Ibérico de Bellota, queso de Mezcla Curado y ensalada de la casa. A continuación,  puntillitas –fritura perfecta nada grasienta y muy crujiente, gambones y chipirones a la plancha con un majao de perejil, ajo y aceite; la verdad, estaban muy buenos, producto de calidad bien cocinado.  
En cuanto a las carnes, tomamos presa, abanico y solomillo de cerdo, todo a la brasa y acompañado con patatas fritas. Una carne hecha en su punto, muy sabrosa y jugosa. En cuanto a la bebida, optamos por un tinto con crianza de la Ribera del Duero que armonizó bien con las carnes. 
 
Como postre, tienes desde frutas, yogures o helados a tartas caseras, flan o natillas. Nosotros no tuvimos que elegir nada dulce, porque el postre lo llevé yo para festejar el cumpleaños; hice una Cheesecake de toblerone dos chocolates sin gluten, que recomiendo altamente jeje…
Tras el postre y los cafés, puedes pasar al bar del hotel y tomarte un gin tonic o cualquier otro combinado y disfrutar del atardecer. 
Concluyo diciendo que, sin duda, es un sitio bastante recomendable, con una excelente oferta calidad-precio, donde se come bien y uno queda satisfecho. La chica que nos atendió en la caja fue muy maja, atenta siempre que le consultábamos algo. Si eres de los que le gusta que le sirvan y una comida de vanguardia este no es tu sitio, pero si te gusta comer como si estuvieras en casa, no te importa hacer la compra y ser camarero, no lo dudes y reúne un grupo de amigos y ve a probar la brasería. Otro de los alicientes es el precio, la cuenta fue de 91€, es decir, 15 por barba y te puedo asegurar que salimos bastante repletos. 
La Brasería
Ctra. Villanueva, s/n, 06380 Jerez de los Caballeros, Badajoz
Teléfono: 924731636

Deja un comentario