Restaurante Bar Maestró

Cerveza artesana y desenfadada en plena rambla de Barcelona 

Finalicé el año con un viaje a Barcelona y, pasadas las fiestas navideñas, retomo la libreta y los recuerdos, para mostrarte mis experiencias en torno a la Buena Mesa en la ciudad condal. Voy a empezar contándote la visita a Maestró, pues tiene una historia peculiar y, en breve, os contaré las pinceladas del tour gastronómico del que disfruté junto a Cristina, una anfitriona de altura que siempre me muestra los mejores rincones de Barcelona.

 

Maestró es un restaurante y microcervecería artesanal de origen francés que abrió sus puertas el pasado 12 de noviembre en  el nº 79 de la Rambla Catalunya (Barcelona). Tuvimos el placer de ser invitados a la inauguración y, como a mí me cae un poco lejos, nuestra colaboradora Cristina Canales participó en el evento. Os dejo sus impresiones de aquella noche mágica:

 

“¡Divertidísima inauguración en Maestró! Espacio singular situado en el corazón de Barcelona, su decoración y el ambiente cálido del local te invita a entrar a tomar una rica cerveza artesanal. El concepto Maestró gira alrededor del producto estrella que son las cuatro cervezas producidas en el mismo restaurante. Los procesos de producción de cerveza están incluidos en la estética del local y le dan un toque de cercanía y exclusividad al restaurante. Ofrecen un tapeo variado y acorde a la oferta de cervezas, muy buenas sus pizzas.”

Tras la valoración de Cristina, y teniendo previsto un viaje a Barcelona en diciembre, estaba claro que había que probar la experiencia Maestró.

Lo que no imaginaba es que sería el sitio elegido para celebrar “la cena navideña” de las amigas de Cristina, donde yo me acoplé encantada. Así que, el viernes 18 de diciembre estuvimos todas las chicas (Irene, Sandra, Elisabet, Cris y yo) de cenita en el local, dividido en dos plantas, dinámico, acogedor y con ventanales hacia la calle. Una decoración muy en la línea del producto, entre taberna informal y lugar selecto con tonos marrones, dorados y cobrizos. A destacar, los alambiques que “in situ” fabrican las 4 cervezas artesanas que ofrece Maestró, entre las que se incluye Blonde (Rubia), Ambrée (Roja), Blanche (blanca) y Brune (negra). Sin duda, un plus del Maestró y que le hace distinto frente a otras cervecerías de la ciudad.

 

Detalles del menú, entre apreciaciones y consejos
Para empezar, probamos las cervezas, inclusive la “Especial de Navidad” que estaba muy buena. A la hora de ordenar la comanda, he de decir que nos perdíamos un poco, la carta no está muy bien organizada y una no sabe qué pedir. Decidimos optar por las recomendaciones de David, el camarero que nos atendió de principio a fin –muy atento por cierto-.
A modo de tapeo, probamos el Mini Welsh 3.90€ (Fondue de queso con cerveza), suave y de intenso sabor, fue uno de los platos que más nos gustó; el Pecado Murciano 5´40 €, especie de empanada con pasta filo, rellena de carne con huevo cocido y acompañada de una salsa de jugo de carne –también nos gustó mucho y armonizaba muy bien con la cerveza tostada-.
Mini Welsh, con cerveza
Pecado Murciano de carne con su jugo

 

Había leído que los Flammenkuchen (pizzas alsacianas) estaban muy ricas; también pedimos una, la paisana (Queso de cabra, champiñones y albahaca); nos pareció algo insípida, porque apenas se notaba el queso. Cris comentó que, en la inauguración, fue una de las tapas que más le gustó ¡Habrá que probarlas otra vez! También, probamos una de sus hamburguesas, con la que acabamos el menú.

Agradecimos a David su atención y sus recomendaciones –acertadas-. Al finalizar la cena, nos  convidaron a un chupito “el 52”, que nos elaboró Óscar, a base de Ginebra y Baileys, potente y para beber de un golpe.

 

Estuvimos charlando e intercambiando opiniones con David y con el maitre, Óscar, quienes nos hablaron del concepto Maestró y de lo contentos que estaban por la acogida que están teniendo, ya que aún están en pleno rodaje, con cambios, adaptaciones…
Estoy segura que seguirán trabajando la oferta gastronómica, para adaptarla más a su producto estrella “la cerveza” y facilitar a los comensales la elección del tapeo, más directo y sin complicaciones. Otra cosa de la que estoy segura, es que volveré a tapear en Maestró, pues salimos con buenas sensaciones y alargamos mucho la velada porque nos hicieron sentir como en casa.

 

Además, puedes comprar las cervezas allí y las botellas son una pasada –me encantan-; como regalo, te aseguro que son un buen detalle. Sin ir más lejos, yo me traje una “especial navidad”  en la mochila. No me olvido de mencionar otros servicios del restaurante: a) Ofrece “take away” para aquellos que prefieran disfrutar de una buena cerveza en casa. b) Los comensales pueden presenciar el proceso de elaboración de la cerveza in situ.

Sí, tras pasarme y disfrutar de un noche en buena compañía, buen ambiente, buenas tapas –aunque mejorables- y buena cerveza; te recomiendo pasarte por Maestró, tanto al mediodía, como para empezar la noche con un afterwork cervecero o cenar tranquilamente entre amigos.

Sin más, gracias al equipo de Maestró por brindarnos una noche estupenda, en especial a David y Óscar. Mucha suerte y mucho éxito.

Cervecería Maestró
Rambla de Catalunya, 79
Barcelona
Tel. 937 68 73 42

http://www.maestrobcn.com

Deja un comentario