EXPERIENCIA GRIEGA EN FLORIDA, OPA!

A journey of thousand miles begins with a single step

Aventuras de una extremeña foodie en América: capítulo 4

El viaje continua, bajo planificación pero abierto a cambios previsibles y espontáneos. Dije adiós a Febrero con el viaje a Nueva York y ya tengo la libreta llena de notas del tiempo disfrutado en marzo. En esta ocasión, voy a contarte dos aventuras de Buena Mesa al estilo griego-americano, en breve, entenderás por qué.

Tradición, cultura e historia entre bocados de charla y conocimiento
Siempre lo digo y no me cansaré de repetirlo “cada viaje es un libro abierto, un capítulo que te regala vivencias y gratos momentos para el recuerdo”; sin duda, una de las cosas más importantes cuando se viaja son las personas que conocemos a nuestro paso. No importa el destino, la cultura, siempre hay alguien que te echa una mano cuando lo necesitas; al fin y al cabo, las experiencias compartidas al igual que una buena comida saben mejor en compañía.
En mi aventura americana “so far, so good” respecto a las personas que me rodean; estoy encantada. Kelly, Karsen, Peter, Ben son mi familia más cercana aquí y con los que experimento más cosas. Diana Steward, la amabilidad en persona, se ha convertido en mi compañera-amiga en las mañanas y, siempre que podemos, caminamos una hora por el Parque Robinson. Un paseo en el paraíso, con sol radiante y vistas al río. Diana es de las pocas personas que habla español –y bastante bien- así que ella me habla en español y yo en inglés, el spanglish fluye al andar, jeje…
Ahora sí, los protagonistas del día, La famila Sokos con los que he disfrutado del buen comer y la Buena Charla en más de una ocasión. Gus es el propietario del negocio familiar que iniciaron sus padres hace unos 40 años en Bradenton, cuando llegaron desde Grecia para buscar nuevas oportunidades. Regentan el Restaurante Demetrios´ Pizza House, un clásico en la ciudad que combina la cocina americana, italiana y la griega. Conocí a su madre, quien aún prepara la sopa de pollo en el restaurante –según Kelly, la mejor-; a su mujer Lisa, una mujer activa, elegante y que sabe mucho sobre gastronomía, como ella me dijo “es nuestro negocio”. Me gusta dejarme aconsejar por ella, siempre es un acierto. Asimismo, su hija Eleni trabaja en marketing gastronómico y es muy parecida a mí en cuanto a gastronomía se refiere; organiza eventos muy interesantes en el sector, ya estuve en uno de sus Dinning Club y tengo en agenda algunos food meetings más –os contaré-.
Divertida cena en el mítico Demetrios

Un local dinámico al más puro estilo americano y que resulta familiar, pues luce igual que esos restaurantes de carretera que vemos en las películas. Un menú extenso, pizzas, pastas, ensaladas y una amplia selección de entrantes. En mi visita, probé la “Pizza Alfredo con pollo y espinacas”, los calabacines empanados con salsa Ranch (desde ya, una de mis salsas favoritas), pan al ajo con mozzarella y salsa de tomate y las papas fritas con kétchup (French Fries como las llaman aquí).

De veras, estas papas fritas están muy buenas, eso sí, nada que ver con las que suelo comer los domingos en el campo de mi abuelo (Barcarrota, Badajoz) –de sabor intenso, más saludables y acompañadas de unos huevos fritos con pimientos verdes-. En definitiva, un restaurante recomendable, buena cocina y buenos precios.

Tarpon Springs “donde los griegos se asentaron y las esponjas fueron famosas”
 
Lisa y Gus Sokos querían llevarme en barco el pasado domingo y disfrutar de un día en el mar. Hacía mucho viento y el plan tornó hacía Tarpon Spring o como es más conocida la localidad “Greek Town”; una ciudad ubicada en el Condado de Pinellas (Florida), famosa por ser la capital de la esponjas del Mundo. Estuvimos en el muelle, sitio muy turístico y con gran patrimonio griego; restaurantes de comida tradicional griega, pastelerías con escaparates que muestran los dulces más representativos de esta cultura y tiendecitas de souveniers donde las esponjas naturales son protagonistas. Tras un paseo, almorzamos-cenamos (eran las 5pm) en Hellas Restaurant.
Lisa y Gus conocen la zona muy bien y me comentaron que los restaurantes ofrecen auténtica comida griega, pues son negocios familiares de griegos establecidos en Tarpon Springs. Estaba entusiasmada, pues nada mejor que comer en un restaurante griego en compañía de “griegos” –Gus nació en Grecia y está muy vinculado con su tierra de origen; Lisa, su mujer, ha pasado largas temporadas allí; ambos hablan el griego perfectamente-.

Desde fuera, ya se observa el ambiente, repleto de gente, música griega de fondo, colores “azul-blanco” y luces por todas partes. No estuve nunca en Grecia, pero me sentí en ella por unas horas.Tuvimos que esperar unos 30 minutos; nada mejor que un cóctel para ir llamando al apetito. Pedí lo mismo que Lisa –es un lujo ir con ella, porque tiene un gusto exquisito-; un Cherry Vodka con jugo de limón, me encantó.

Pasamos a la mesa, acompañados de un camarero muy simpático que charló con Lisa y Gus en griego durante el almuerzo. Como aperitivo, pan tradicional y aceite con orégano. En Grecia, también es típico compartir platos –no en Florida-, así que, pedimos unos entrantes al medio. Ensalada Griega con queso Feta y un Dressing Especial (vinagreta) y el Saganaki (Queso Flambeado y aderezado con unas gotas de limón) ¡Ambos platos deliciosos! Es un espectáculo cuando te traen el queso entre llamas; pude comprobar que son dos platos estrellas en Hellas, pues mucha gente los pide, además, fueron los que más me gustaron.
Como platos principales, hay una gran oferta entre carnes, pescados, Gyros (sándwiches griegos con pan de pita similares al shawarma árabe), pastitsio (especie de Lasaña con macarrones, carne y bechamel) y tiropitas/spanakopitas –pies o empanadas de pasta filo, rellanas de queso (Tiropitas)/espinacas (Spanakopitas) que son típicas tanto como aperitivo como para desayunar-. Yo me decanté por la tiropita (me encanta el queso) que venía acompañada por arroz blanco, guisantes y patata asada.

Sin duda, Hellas Bakery & Restaurant es un lugar para visitar si se tiene la ocasión, una experiencia a la Griega en Florida, con una buena oferta calidad/precio. Este sitio es muy popular también por sus pasteles; tienen un gran mostrador con muchas variedades de tartas, pastas y dulces griegos tradicionales, incluso el Tsoureki –pan dulce típico en Semana Santa-. Uno de los postres más clásicos es el Galaktoboureko (pasta filo rellena de natillas).

En mi caso, puesto que estaba saciada, me llevé una selección para el desayuno del lunes. Así, Kourambiedes (galletas de mantequilla y almendra, espolvoreadas con azúcar glass; consumidas en fechas especiales, bautizos y bodas), Melomakaronas (galletitas de Miel y aceite de oliva, típicas en Navidad) y las koulorias (galletitas de mantequillas y que acompañan al café en Semana Santa). Muchas tartas más –de todos los colores y sabores-, tantas que costaba elegir.

Tras el almuerzo-cena, una vuelta por las tiendecitas, un cóctel frente al puerto con música en vivo y un maravilloso atardecer. Un domingo especial en grata compañía: gracias a la familia Sokos, Vickie, Janine y sus respectivos esposos por brindarme esta aventura en Tarpon Springs, donde las esponjas y la mar encontraron una forma de vida.
 
Hellas Restaurant and Bakery
785 Dodecanese Blvd
Tarpon Springs, FL 34689
http://hellasbakery.com/

1 comment

  1. Gracias Yolanda.

    No sé por qué no se publicó tu comentario, pero estoy contigo; justo pensé eso… Cómo recordar estos requetakenombres tan raros, jajaja

    Besos,

    Raquel

Deja un comentario