BIZCOCHO ESPECIAL, CON NUECES Y ALGO MÁS

La Comida es el único placer que realmente alimenta
-Richard Gere, Otoño en Nueva York-

 

Si has seguido mi aventura americana, te habrás percatado de que cocinar, he cocinado poquito. Algo lógico, pues en los hogares que estuve practican mucho el “eating out”, o sea, comer fuera. No obstante, hubo tiempo para hacer tortilla de patatas, empanadas, ensaladillarusa y alguna que otra receta tradicional de la zona, sin olvidarme  de mi día con Helga de marcado sabor alemán.

 

Fueron 3 meses sin parar, de evento en evento y de restaurante en restaurante, con gente maravillosa y un clima excepcional. Una experiencia única, un lujo al alcance de los Barcarroteños y, sin duda, un antes y un después para quien tiene el gusto de ser Embajador/a de Hernando de Soto.

Donde las cosas no cambian y la infancia se respira
 
Volver a Barcarrota, mi pueblo extremeño, es volver a casa, al lugar que me ha visto crecer, a la semblanza de sus calles, el calor de su gente, el sabor de la tierra, los dulces de Marabé, los churros cada domingo y, entre otras cosas, la Raquel cocinitas.
Desde pequeña, enredo en la cocina, no me gustan las reglas fijas ni copiar recetas, siempre ando inventando, improvisando sobre la marcha o planificando antes de irme a la cama o en los despertares indeseados.

 

Hoy te presento un bizcocho del grupo “improvisado”
Tenía claro que quería hacer un dulce para endulzar la tarde del domingo, que tenía que ser con naranja y nueces –en mente, pensando en la textura de la Tarta de Santiago-. Así empezó todo, luego un poquito de allí y de allá y he aquí el resultado: Bizcocho de nueces y naranjas chocolatado.
 
Ingredientes:
  • 2 tazas y ½ de harina floja (yo utilicé la medida de un yogurt)
  • 1 taza y ½ de azúcar
  • 2 cdas colmadas de miel
  • 3 huevos
  • 2 naranjas
  • ½ taza de aceite vegetal
  • 125 grs de chocolate para fundir
  • 100 grs de nueces y algunas pasas
  • 1 sobre de levadura royal
  • Un chorrito de Brandy o Ron
  • Pica de sal/especias marroquíes
Elaboración:
  • Precalentar el horno a 180º. Mientras, mezclar en un bol, el harina, el azúcar, las yemas, la miel, el aceite, las nueces, el brandy, las especias y las naranjas (troceadas). Por otro lado, montaremos las claras a punto de nieve, con la pizca de sal.
  • Cuando la masa esté homogénea y arenosa (por las nueces), añadir las pasas y, al final, la levadura y las claras apunto de nieve, mezclando con movimientos envolventes.
  • Engrasar el molde deseado con mantequilla y harina o con un spray de aceite vegetal. Si el molde es de silicona, nos saltaríamos este paso.
  • Verter la mezcla y hornear a 160 º durante 25 minutos. El tiempo puede variar en función del horno, así que es mejor comprobarlo. Para ello, como siempre, meter un palillo o aguja en el centro; si sale limpio, apagamos el
    horno, dejamos la puerta abierta un par de minutos y retiramos. Finalmente, desmoldar cuando esté templado y dejar enfriar para decorar.
  • Se podría tomar sin glace o con glasa real, pero en esta ocasión decidí cubrirlo con chocolate y fue un acierto que te recomiendo. Nada más tienes que derretir el chocolate con una cucharada de mantequilla en el microondas o al baño maría; napar el bizcocho y guardar en la nevera para que el chocolate se endurezca adecuadamente. Luego, puedes conservarlo en lugar seco o tapado en la nevera, que a mí es como más me gusta.
Como comenté, fue un invento que gustó muchísimo: por eso, anoté la receta y hoy la comparto contigo ¡Espero que la pongas en práctica, que me cuentes y, sobre todo, que la disfrutes!

 

Un abrazo,
Raquel

4 comments

  1. Hola Raquel
    Soy Larysa Yartmolchuk
    tu nueva alumna
    me encanta tu receta espontánea
    A ver, si mañana lo preparo…
    gracias

  2. Hola Lara,

    Bienvenida. Muchas gracias por tu tiempo y por pasarte por aquí. Me alegra que te guste la receta. Ya me contarás qué tal ha salido.

    Un abrazo.

    Raquel

  3. profe, me encanto su receta

  4. Hola Edith,

    Muchísimas gracias por pasarte por aquí y me alegro que te guste mi bizcochito.

    Un abrazo.

    Raquel

Deja un comentario