COCINANDO INTUICIONES, RETOS E ILUSIONES

La Constancia es la Virtud por la que todas las cosas dan su fruto 
(Arturo Graf)

Hacía tiempo que no dedicaba un post a los vaivenes de la vida, algo que solía hacer algún que otro domingo; buen día para reflexionar y empezar la semana al 100%. Hoy, tras unas buenas tostadas y con vistas al cielo que nos saluda, voy a darme el gustazo de cocinar intuiciones y, además, te invito a reflexionar conmigo ¿Te apuntas?

Voy a empezar con una frase que recientemente me ha dicho una persona a quien admiro y eso que aún no tengo el placer de conocerle en persona.  “Nunca se sabe cuál es la mejor decisión, pero una u otra tenemos que tomar; quién sabe si al final la primera opción es un primer paso antes de dar el gran salto, la vida es así de irónica”. Justo mi intuición me dijo lo mismo. Sí, sí, está claro que últimamente he estado tomando decisiones, algo que todos hacemos en este espacio compartido.  Por eso y porque son la chispa de la vida quiero brindarles un homenaje, unas palabras y una sonrisa. Además del desayuno con el que empecé el día «tostadas a mi manera».

Las decisiones tienen distintos grados y yo las califico en tres categorías: 
A, B, C: o sea, más claro el agua. Tienes dos opciones y claramente sabes cuál es la mejor. Este tipo de decisiones son un plato fácil, no te hacen vibrar, pasan desapercibidas y te dejan dormir tranquilo. ¡Quién las pillara!
Volar o Navegar: es decir, las opciones son distintas, ambas buenas y bienvenidas porque comparten destino, solo tienes que elegir la vía que más te guste. Ya empieza la emoción, pero aún no hay tensión, se puede dormir a pierna suelta.
“Sal a correr”: sí, así llamo yo a las que te hacen bailar, a las que no te dejan dormir y que te dejan «el corazón partío»como menciona Alejandro Sanz con melodía. Si te llega una de este tipo, lo primero que tienes que hacer es sonreír, porque ya es un logro que tengas que elegir entre dos cosas muy buenas. Los nervios son inevitables, por eso, lo mejor es salir a correr, tomar el aire y reflexionar con calma.
Quienes me conocen saben que siempre me llegan las cosas de la misma manera, no sé si es porque soy géminis o porque mi “estrella” siempre me está poniendo a prueba. Esto de la estrella lo digo, porque mi amiga Aida siempre anda diciéndome que tengo una estrella. Yo me río y le digo “anda, tú estás loca”, jejeje.

Hasta mis días, creo que he tomado buenas decisiones y eso que de pequeña era muy indecisa, algo que he ido mejorando con los años y la experiencia. Soy entusiasta, persigo mi sueño y sé que llegará; seré constante, seguiré aprendiendo y algún día iré a esa ciudad soñada donde siempre quise estar. Ahora que lo pienso, la intuición es mi mejor aliada en la cocina, nunca dudo ante la improvisación de un plato, los sabores se crean en mi mente y son un éxito al bocado (al menos, eso dicen quienes los disfrutan).Pero, ¿Intuición o corazón? Seguro que cada uno tiene su táctica, pero no olvides que tú eres quien tienes que elegir; las opiniones son positivas pero no deben ser determinantes.

Tú y solo tú cocinas la receta de la vida; tienes muchos ingredientes para llenarla de sabor, pero lo más importante es la actitud con la que diseñas cada día; de ella, dependerá la satisfacción al caer el sol.
No te quito más tiempo, seguro que ya estás planificando las vacaciones y, si no, ponte a ello, marca destino y no lo dudes, el tiempo vuela y el verano está a la vuelta de la esquina.
PD: La última foto es de uno de mis primeros «Encuentros con Chispa» (Restaurante Hisop, 2009), una sorpresa especial que me preparó una gran mujer y una gran persona Margot Serrano del Blog Cosas de la Vida. Qué comida tan divina junto a Lila Ortega de Comer Con Lila, Cristina Martínez, más conocida como Garbancita y Mar Calpena de Baixagastronomía.

 

Un abrazo,
Raquel

Deja un comentario