TARTA DE QUESO Y FRESAS “CALIDAD EXTRA”

Con productos artesanos, de temporada, creatividad e improvisación

Tartas de queso hay muchas, según el queso empleado, con o sin cocción, con o sin galletas…

Pero, sin duda alguna, la versión cheesecake es la más internacional y recreada; a partir de la original, la famosa tarta de queso se ha diversificado y, hoy en día, la tenemos de todo cuanto deseemos. Triunfan tanto las más básicas –de limón, moras, melocotón, fresas…- hasta las más extrovertidas, con oreo, huesitos, donut, etc.
Creo que todas tienen cabida, tienen su momento; para comerla con más asiduidad o como postre, será mejor una tarta de queso básica, refrescante. Mientras que para una merienda, podríamos apostar por una creativa, más contundente.

He de reconocer que soy una enamorada de las tartas de queso ¡Me encantan! Al igual que me pierdo con el queso. Últimamente, he descubierto un queso fresco que nos encanta en casa, es extremeño, de cabra y elaborado artesanalmente por la empresa Mª Jesús Sequedo Romero (Zahinos, Badajoz). Había overbooking en casa en el sentido quesero y pasaba lo mismo con las fresas –mi padre se presenta con una cesta cada dos por tres-, además no había postre, solución “cocinar sobre despensa”.

Te diré que no estaba segura de lo que iba a salir de la improvisación ese día, pero tras probarla, yo misma me sorprendí. Una tarta de queso, ligera, fácil y deliciosa, sin queso crema, sin horno. Te dejo la receta y no la leas, ponte con ella ¡Te gustará!

Tarta de Queso y Fresas “a la extremeña”

Ingredientes:
300 gr. de fresas naturales
1 Queso fresco de cabra
250 ml de leche semidesnatada
5 hojas de gelatina neutra
4 Cdas de azúcar (80 gr)
Para la base:
1 paquete de galletas tosta rica/ (150-200 grs)
100 gr. de mantequilla
Cobertura:
Vinagre de Módena/de frambuesa
80 gr. de azúcar

Elaboración:
1. Para la base de galletas: triturar las galletas y mezclar con la mantequilla derretida, añadir una pizca de sal. La masa debe quedar homogénea y manejable. Suelo utilizar las galletas tipo digestive, pero esta vez lo hice con tosta rica y también quedó muy rica. La cantidad dependerá del grosor que quieras; también puedes añadirle frutos secos. Cubrir la base con la masa: en plato con el aro del molde de 20 o 22 cm. Reservar en nevera.
2. Para el relleno: en un recipiente hondo, mezclar el queso en trocitos, con el vaso de leche y el azúcar. Triturar con la túrmix. Finalmente, añadir las hojas de gelatina (previamente hidratadas y disueltas en un poco de leche caliente). Verter la crema de queso sobre la base y enfriar. Cuando esté cuajada, cubrir con las fresas marinadas.
3. En mi familia, en época de fresas siempre las han marinado para que aguantaran más con vinagre y azúcar.  Cortar las fresas y ponerlas en un bol con azúcar y vinagre de Módena a gusto (mejor la noche de antes).  Cubrir con las fresas y añadir un poquito de vinagre de frambuesa si se desea, le da un aire interesante.
La verdad, no creí que iba a quedar tan rica y tan ligera, pero te la recomiendo con mucho gusto. Por otra parte, decirte que las fresas marinadas es una buena opción para conservarlas; deliciosas solas o combinándolas con yogurt, natillas o helado.
En cuanto a la presentación, puedes hacer una tarta grande o mini tartitas, incluso en vaso como está tan de moda ahora. Otra opción aún más fácil, es cubrir el queso tal cual o en trozos con las fresas, en plan milhojas de queso y fresa con un poco de sal maldon, seguro que es un postre a tener en cuenta.
Espero que te haya gustado. Ya me contarás.

6 comments

  1. Como siempre genial facil y resulton , Raquel.
    A ver si paro de estudiar, y la preparo.
    Lo unico que no tengo las fresas, voy a utilizaR otra fruta..
    Te contare…
    Gracias mil,
    Larysa

  2. Hola Lara,

    Muchas gracias como siempre por tus palabras.Ya me contarás qué tal. Podrías hacerla con melocotón en almíbar por ejemplo.

    Un abrazo. Raquel

  3. Raquel,
    al final he hecho la tarta con cerezas. A mi marido le encantó, y a mi..
    un sabor delicioso de las cerezas en este remojo.
    Lo único raro, lo he preparado en las copas de cristal, y la base de galletas rica, pero difícil de sacar de allí del fondo…muy dura, comparando con el queso suave…
    ¿alguna sugerencia?
    Gracias mil

  4. Hola Lara,

    Genial, me alegra que os haya gustado. En copas es mejor hacer un crumble de galletas y ponerlo por arriba espolvoreado o en el medio como una capita. El crumble se hace igual que la base de galletas, solo que queda en grumitos, como pequeñas rocas.

    Cualquier otra cosita, estamos en contacto.

    Un abrazo. Raquel

  5. Hola Juana María,

    Qué bien jeje 😉 Me alegra que te haya gustado. Espero que te salga muy rica, desde luego, es fresquita y muy rica.

    Espero tus resultados.

    Un abrazo,

    Raquel

Responder a Juana María Pérez Sánchez Cancelar respuesta