san-sebastian-sinestesia-gastronomica-sabores-y-recuerdos

Sabores Primarios, Recuerdos Complejos

Si me conoces sabrás que desde pequeña siento algo especial por los aromas y los sabores, siempre indagando y enredando en la cocina; la improvisación meditada me caracteriza. Hace unos días me vino esta frase a la cabeza “sabores primarios, recuerdos complejos” y voy a desgranarla. Antes de comenzar a leer, me gustaría que te detuvieras y te preguntes qué te sugiere a ti, como cuando vemos un cuadro y la subjetividad entra en juego.

En mi caso, estos días son días de cambio, entusiasmada con la nueva aventura y también inquieta ante este nuevo viaje. De los anteriores, me llevo gratos momentos, mucho aprendizaje y sobre todo mucho Know How que me ayudará en esta nueva etapa. Es cierto que para avanzar, hay que tropezar, hay que tener objetivos y hay que querer cumplirlos; todo es posible si hay un posible que cumplir.   fuenllana-pamplona-estudios-de-hosteleria-sinestesia-gastronomica-sabores-y-recuerdos

Veamos la frase que nos ocupa, entre sabores y recuerdos. Procederé a contarte qué me sugiere a mí que no tiene que ser compartido por ti.

Relación directa y recíproca: los sabores primarios van a estar siempre intrínsecamente relacionados con los recuerdos de la infancia.

tartar-de-atun-resyaurante-lua-evento-bloggers-madrid-sinestesia-gastronomica-sabores-y-recuerdos

Simplicidad; a medida que uno crece, qué conoce, los sabores y los recuerdos ganan en complejidad, se llenan de connotaciones.

aires-news-bocados-de-emocion-evento-gastronomico-sinestesia-gastronomica-sabores-y-recuerdos

Creatividad: es crucial tanto en la vida como en la cocina, sin ella, la cocina no hubiera evolucionado. Cuando no conoces sabores no puedes hacer grandes platos, cuando no tienes experiencias no tienes recuerdos.

covap-los-pedroches-viaje-iberico-cpc-cooking-ideas-sinestesia-gastronomica-sabores-y-recuerdos

Ser atrevido: no hay que tener miedo a lo desconocido, a equivocarse, pues de los errores muchas veces nacen soluciones. Pensemos en la historia del brownie “resultado de un error de un cocinero que olvidó poner levadura al bizcocho de chocolate que estaba elaborando”; en esas veces que no queremos salir y acaba siendo uno de esos momentos inolvidables.

img_6658

Compartidos y subjetivos: las personas son fundamentales tanto en la experiencia comestible como en cualquier aspecto de la vida, por ello, tanto en los platos como en los recuerdos hay saber compartir. Por supuesto, los sabores y los recuerdos van cargados de subjetividad, cada persona siente y gusta diferente, y eso les da un matiz especial, es la chispa de cada momento, cada vivencia.

sinestesia-gastronomica-sabores-y-recuerdos

En definitiva y como pudiste ver, los sabores y los recuerdos tienen más de un punto en común, pero uno de los más importantes es la ACTITUD, sin ella, ni los sabores dejarán recuerdos, ni los recuerdos aromas. Para tener buenas experiencias comestibles y memorables, tenemos que iniciarlas y elaborarlas con ganas, con pasión, delicadeza y pensando en disfrutar. Te aseguro que todo esto se nota y se trasmite. Por ello, en mi caso, cuando estoy algo negativa o triste directamente no cocino, porque probablemente me salga un churro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aunque aquí entra en juego la contradicción, porque muchas veces una está triste y al cocinar se contenta, al igual que a veces se sale sin gana y al final acabas diciendo “menos mal que me animé, lo pasé de lujo”.

Y, ahora, quiero acabar esta reflexión dándote un consejo: come con hambre, vive con ganas, no pierdas la sonrisa, enfrenta lo malo pensando en positivo y sobre todo no dejes de tener ilusión, porque la vida es un regalo inesperado que viene y va sin preaviso.

Un abrazo a todos.

Raquel

 

Deja un comentario