GASTROBAR VILLANOS, sabores viajeros

Hablamos de cocina, reflexionando, apostando por la calidad con mentalidad abierta y margen a la subjetividad

Domingo 30 de octubre, día soleado y, aunque no soy futbolera, soy atlética desde pequeña y, de vez en cuando, cae un partido en directo. Ayer fue uno de estos, gracias a la visita de mi hermano David y mi cuñada Manoli que venían a ver el Atleti-Málaga en el Vicente Calderón.

Los días de fútbol hay que ir con tiempo, para aparcar e introducirse en el ambiente; lo mejor es comer cerca del estadio. Me habían recomendado el Gastrobar Villanos y las buenas críticas que leí, me motivaron a hacer la reserva y probar su cocina. Mi cuñada es celíaca; llamé para informarme y ver qué opciones había y preguntar si tenían cerveza sin gluten. Me comentaron que sin problemas, lo tendrían en cuenta y que había cerveza “apta para celíacos”. Reservé.

Merienda viajera con puntos encontrados y debatidos

GastroBar Villanos está ubicado en plena glorieta de las Pirámides (nº 5) y apenas lleva 7 meses de rodaje.  Luce un aspecto de bar típico de la zona, de tapas, cañas y bocatas; fachada de aspecto descuidado con gran letrero en rojo anunciando el nombre. Nada que ver con su decoración interior: un bistrot moderno, dinámico, con poquitas mesas y luminoso.

En cuanto a su oferta gastronómica, carta cortita y atractiva, con platos tradicionales y guiños de cocina asiática y europea aportados por el chef madrileño Ramón Marcos. El camarero nos recibió estupendamente y nos explicó los platos adaptados sin gluten que tenían “todo un detalle”. Pedimos la Hamburguesa de Ternera de Tudanca, con queso de rulo de cabra y chutney de tomate, con carne hecha al gusto; la carrillera al estilo Hong Kong y la Ensalada de Cherrys marinados con pesto.

La presentación de todos los platos un acierto sin duda; en el sabor, entra en juego la subjetividad de cada comensal. Todos los platos tienen mucha mezcla de sabores y el ingrediente principal puede verse un tanto  enmascarado entre tanto condimento. No es fácil hacer buenas rutas de viaje, como tampoco lo es “armonizar y equilibrar platos”.

La ensalada de Burrata preciosa, correcta, aunque no sorprendente en boca; más verde no le hubiera venido mal, tanto de hojas frescas como de pesto, aunque también es cierto que es un plato para compartir, no para una persona –en este caso, metí yo la pata-. La carrillera estaba tierna y muy jugosa; plato contundente con marcado sabor oriental que casaba muy bien. La carne de la hamburguesa también excepcional. Me quedé con ganas de probar los chopitos, el pulpo a la brasa y el Risotto de Shitake y trigueros.

Llegó el turno de los postres y dejaron buenas vibraciones; la chocolaterapia –chocolate en texturas que entra solito, muy rico-; y manzanas asadas –un poquito más asadas y hubieran sido una gozada-.

manzana-asada-gastrobar-villanos-sinestesia-gastronomica
Manzanas Asadas en Gastrobar Villanos

En general, buen sitio para probar cosas diferentes, eso sí, apto para personas con paladar inquieto, que quieran conocer nuevos sabores. Se nota que el chef arriesga en cada plato y busca dialogar con los comensales a través de cada bocado; habrá personas que prefieran una carrilleras al estilo tradicional “estofadas”, otras felices con el viaje a Hong Kong. Por eso, antes de ir a GastroBar Villanos, prepara tu mente, siente apetito y déjate recomendar –si compartes, lo mejor es optar por un plato arriesgado con otro más normal en sabor-.

El servicio muy bien, el camarero muy atento, aunque la chica estuvo más despistada -pedimos dos cosas que se le olvidaron- aunque ello no quita la simpatía y el buen trato. Nos explicaron cada plato estupendamente.

chocolaterapia-gastrobar-villanos-sinestesia-gastronomica
Chocolaterapia en Gastrobar Villanos Madrid

Tras esta experiencia, me vuelve a quedar claro lo importante que es la compañía, los gustos y el apetito que uno lleve para tener una valoración u otra. Me llevo buena impresión de GastroBar Villanos, pero sé que he de volver para elegir otra ruta de viaje; compartiendo y con más apetito. Enhorabuena al equipo, pues acaban de empezar como quien dice y estoy segura que su evolución será positiva.

Y tú ¿eres de los atrevidos/arriesgados o de los conformistas asentados?

Deja un comentario