LaMucca de Pez, vaivén de sabores con acierto

La lluvia y el frío inundaron de golpe Madrid, cálidos hogares, paraguas transeúntes, ganas de salir, pereza ante la tempestad que atrapa, conversaciones al teléfono de planes por venir. Esto es una parte de la vida, tiene que haber días de sol y días de lluvia, también grises y nublados; como también es parte de los estados de ánimo de nosotros los seres humanos. Otra coincidencia de la naturaleza, siempre tan sabía. De ello, lo mejor, es que cada día es único e irrepetible; por ello, hay que comérselos con una sonrisa, con sol, viento o chaparrón.

Bueno, la verdad, es que suelo hacer una escapada los sábados, para mostraros algún lugar el domingo, pero ayer tocó tortilla francesa de queso con calamares en su tinta –plan casero y comiendo en el suelo al estilo japonés, jaja-. Así que, voy a tirar de mis recuerdos para mostrarte algún lugar que me dejara buenas sensaciones. Me viene a la mente LaMucca de Pez  –Plaza de Carlos Cambronero, 4-.

Picoteo con Charla y Buen Sazón

Recién llegada a Madrid -7 de septiembre-, tuve el placer de tener un día genial, con Eva Pardos, Cinthia Saenger y Eva Lagartos que terminó en una velada tranquila; aún el verano no había terminado y la terraza de LaMucca, aconsejada por EVA L. nos captó.

Nos sentamos con la intención de tapear y, oye, no solo nos gustó, si no que con 3 raciones quedamos más que repletas. Os resumo lo que probamos.

lamucca-pez-madrid-ensalada-de-quinoa-sinestesia-gastronomica
Ensalada de Quinoa con Queso Feta
lamucca-pez-madrid-nachos-teki-sinestesia-gastronomica
Nachos de la Teki; picantitos, bien de salsa, una bomba apetecible y que vicia.
lamucca-pez-madrid-pizza-boletus-con-trufa-sinestesia-gastronomica
Pizza de Boletus con esencia de Trufa: una maravilla, finita y que se come solita ella.

Todo estaba correcto, acompañado de un vinito o una cervecita, en buena compañía y con un ambiente relajado “dentro del bullicio” y la música de fondo. Nos gustó a todas, salimos contentas y no solo porque nos convidaron a un chupito, jejeje. Calidad-precio justa, incluso podríamos decir que es bastante económico, para estar en el centro de Madrid.

Pues eso, LaMucca fue de esos sitios que caes sin saber mucho más y que sales contenta por el trato y la oferta que brindan. No he estado en otros, es franquicia, pero desde luego, el de Pez, en el Barrio de las Letras, lo recomiendo.

La única pega que le pongo es que tienen la carta con la detección de algunas intolerancias, como “la lactosa, el huevo o los frutos secos”, pero no se hacen eco de los platos aptos para celiacos y sería oportuno que lo añadieran, para que las personas de este  colectivo pudieran marcar LaMucca entre sus opciones.

Un post corto el que te dejo; espero que te haya gustado y que al menos te haya trasmitido algo; el escribir como el cocinar son acciones que requieren de inspiración, pero no sirven de nada si no llegan a ser leídas, probadas o entendidas. Cuando algo gusta, el chef queda satisfecho, el escritor sigue con su pluma, sigue lloviendo, las nubes pasan, los días soleados calientan.

Deja un comentario