florida-bradenton-hernando-de-soto-barcarrota-embajadora-hernando-de-soto-raquel-contador-sinestesia-gastronomica-viaje-usa
    "De Soto Ball", elección de la reina de Soto en Bradenton (Florida)

Reflexiones de Enero, bienvenida al Año Nuevo

Salud, familia, trabajo, amor y amistad compartida; en este orden, resulta una oportuna fórmula de vida ¿No crees?

Increíble pero cierto ¡No he abierto el ordenador en 10 días! Algo que, si mi memoria me acompaña, no pasaba desde hacía muchos años. Incluso, en África, no pasaba un día sin al menos revisar el correo. Fíjate que tenía hasta sentimiento de culpa –sigo sin revisar el correo, aunque será el siguiente paso-. Pero, oye, si una está de vacaciones (aún me quedan unos días) hay que hacerle caso a las apetencias y, la verdad, cero ganas de conectarme con el mundo del teclado, fijar mis ojos en la pantalla e involucrarme en estado ON  a tope.

Mi intención era trabajar en mi blog de forma relajada, pero los días se están agotando y mi propósito seguirá su curso en el año que recién estamos comenzando. Dirás ¿Qué me importa a mí lo que hayas hecho o no en Navidades Raquelita? Pues sí, cierto, pero esto me ha llevado a reflexionar y, en mis vaivenes, es donde quiero que me acompañes, más que nada, porque seguro que hay puntos de encuentros compartidos y discutidos.

Análisis del Periodo Vacacional y pre-sentimientos ante la Rutina venidera

ensalada-de-naranja-comida-navidad-ensalada-de-sierra-de-gata-sinestesia-gastronomica-raquel-contador
Ensalada típica de Sierra de Gata, perfecta para anticipar los almuerzos

– Abandonas la gran ciudad, te sumerges en un pequeño pueblo, te adaptas, la lentitud te atrapa, te dejas llevar por la tranquilidad y parece como si todo se hubiera parado. Volver a Barcarrota es volver a la infancia, a ese lugar donde parece que nada cambia cuando en realidad cambian muchas cosas, vidas que van y vienen, que anhelas y que solo están en el recuerdo. Sensaciones encontradas, evolución pausada.

– Los mensajes impersonales de whatsapp, me gustan cero patatero; mandar un mensaje a todos tus contactos y recibir palabras de gente que no te escribe en años o que solo da señas en fin de año. Que me disculpen las personas que no recibieron nada mío, como indiqué “he desconectado” y solo contestado a quienes me han escrito de verdad. Suelo estar siempre ON y conectar con las personas que me importan en el trascurrir de los días sin festejos que lo determinen. Tengo la misma sensación que con el tema “regalos”, suelo ser de aquellas que prefieren regalar sin ton ni son, simplemente cuando me apetece, no porque una fecha lo imponga.

Dejar la mente en blanco y vivir el día a día; cuando no hay obligaciones es lo mejor, pues entre las fiestas, las visitas familiares, las compras… la probabilidad de cumplir planes se complica; si encima caes con catarro u otras cosillas, pues ya, olvídate. Improvisación al canto, disfrute de momentos inesperados.

Andar o practicar algún deporte: más que aconsejable, siempre sienta bien y es una manera de sentirte liviano y activo tras los excesos en Navidad (quieras o no, siempre se come más, eso por no decir la bandeja dulce que te da la cara en todos los lugares, jajaja).

Tras días de desconexión, antes de que la vuelta se aproxime, recomiendo empezar a coger la rutina de alguna manera y empezar a hacer cositas productivas; así, el regreso será más fácil y el síndrome post vacacional te afectará menos. En mi caso, no dejé de madrugar –es costumbre y me gusta desayunar tempranito-, pero, hoy, mi objetivo era volver a teclear y empezar a modificar los antiguos post “volver a pillar el ritmo” y, de momento, me encuentro escribiendo este post sin receta previa. Vamos bien pues, jajaja

– En las comidas y encuentros familiares no querer probar todo si no puedes más, el gusto se convertirá en malestar a corto o largo plazo. Come lo que te apetezca y lo que no “al día siguiente lo disfrutarás mejor”; siempre quedan sobras en estas festividades.

– La Navidad, buen momento para reflexionar: termina un año y estrenamos otro. En mi caso, no me puedo quejar, he tenido un gran año y solo pido SALUD para seguir trotando al 100% que es como me siento feliz. Cuando tu cuerpo falla, te sientes mal por algún motivo o pasan cosas que no te esperas, caminas y llegas al destino, pero las sensaciones y el esfuerzo cambian por completo. Por eso, cuando estés bien, haz lo que quieras y disfrútalo; nunca sabes cuándo vas a dejar de estarlo.

– Las Personas, sin duda, protagonistas de la Fiesta y de la Rutina, son el condimento indispensable para que una persona pueda escribir un diario. Aprovecho para decir que me gustan las personas con pasiones, trabajadoras, enérgicas y, sobre todo, positivas, que regalan sonrisas sin que se las pidas.

florida-bradenton-hernando-de-soto-barcarrota-embajadora-hernando-de-soto-raquel-contador-sinestesia-gastronomica
“De Soto Ball”, elección de la reina de Soto en Bradenton (Florida)

Creo que tengo más ingredientes en el tintero, pero la receta de hoy ya está equilibrada con estas mezclas que salieron de forma instantánea. No quiero caer en el error de saturar y que la esencia de mi mensaje se pierda. Sin más, te deseo lo mejor para este año, mucha felicidad, salud y buen hacer en tus propósitos ¡Sueña Despierto para Vivir tus sueños!

Un abrazo,

Raquel

 

7 comments

  1. Aaayy Raquelilla…! tu post tan soñador y verdadero como siempre, estoy contigo en muchas cosas, sobretodo en lo de regalar sin ton ni son y en lo de los mensajes impersonales (qué poco me gustaaan…!) yo que pienso la palabra justa para cada persona, porque cada una es especial…!

    En fin, como finalmente no nos vimos en nochevieja, sólo desearte (¡desearnosss!) feliz año lleno de todo eso q dices, que no hay nada mejor… y que para el año nuevo nos veamos con más tranquilidad y nos contemos nuestras historias, que sabes que me encanta! (…Que poco se puede hablar en bares con tanta música 🙃…)
    Y después de este post, 😂 Te mando besos enooorrmess!!

  2. A mi también me encanta desconectar de todo estos días…. Aunque a mi mente acuden tantas personas que recuerdo con cariño. Estas fiestas son para el corazón. Bien, barcarrotiña. Besos! Su

    1. Gracias Susana,
      Nos veremos este año seguro.
      Un abrazo.
      Raquel

  3. Amiga Raquel, siempre es importante tener sueños. Algunos se cumpliaran y otros no. Pero tanto en los sueños como en el camino, lo importante no es el destino sino el propio recorrido.

    No dejes de soñar nunca. Y que siempre se hagan realidad muchos de tus sueños.

    ¡Nos vemos!

    Besotes

    Ana y Víctor.

  4. Hola Ana y Víctor,

    Eso es, el recorrido es lo que importa y las personas que a su paso te acompañan, como vosotros, con quienes camino desde hace mucho.

    Un abrazo y que sigamos compartiendo sueños y tertulias.

    Gracias de corazón por vuestras palabras.
    Raquel

  5. Raquel feliz año, soy alumna tuya de hosteleria en master D y me encanta tu blog, escribes de una manera mágica como relatando un bello cuento que no todo el mundo tiene el privilegio de poder relatar así, quizás por eso tengas el éxito que tienes, son muchos los que escriben pero pocos los que transmiten.soy una apasionada de la cocina y aunque ya tengo mi trabajo estable, espero poder realizar otro de mis sueños algun día que será formar parte de la cocina como ella forma parte de mi.seguro que con trabajo y empeño lo lograré.sin mas sigue asi y un beso.en nada estaré escuchando tus clases.un saludo y un abrazo.TE DESEO EN ESTE 2017 MILLONES DE EXITOS

    1. Hola Esther,

      Bienvenida a mi otro “Yo” y sobre todo gracias por tus palabras. Seguro que cumples tu sueño, si se cree en ellos, al final, se convierten en recuerdos y anécdotas. Me alegra que te gusten mis post, las palabras salen solas, simplemente me dejo llevar. No obstante, soy algo patosa para el tema tecnológico y tengo que trabajar mucho en este sentido con el blog -pero, es y seguirá siendo mi hobby, donde auno la vida con la gastronomía-.

      Mucha suerte con los estudios y espero que nos conozcamos en persona algún día.

      Un abrazo.

      Raquel

Deja un comentario