Sonia Fuentes, Chema de Isidro, Escuela de Cocina, MAsterd, Sinestesia GAstronómica

Cocina Sazonada de Cultura y Pasión

Que lo gastronómico está de moda es indiscutible, los chefs se han convertido en símbolos de admiración y los clientes son cada vez más profesionales, entendiendo de técnicas, sabores y cocinas del mundo. Evidentemente, esto ha supuesto que las actividades en torno a la cocina se multipliquen y la creatividad se sienta pez en una mar donde hay muchas especies.

En mi caso, me encanta ver como locas ideas triunfan, como los juegos de palabras y los híbridos culinarios hacen ruido, marcan tendencia. Yo siempre he sido inventora de palabras, incluso peco de decir erróneamente algunas aceptadas (no cuando escribo, eso es otro cantar). Así, en mi cuenta de instagram, suelo poner gastrotérminos que según mi parecer suenan bien y definen esos enreillos que hago de vez en cuando como los Garbanzicos –garbanzos con marisco- o la Pasta Gambara (una carbonara con gambas).

Clases de Cocina “técnicas de inyección para seguir condimentando la Buena Mesa”

Sí, he querido dejar que mi mente hable un poquito, tecleando lo que sentí al abrir esta página en blanco cuando me disponía a hablar de mi última experiencia gastronómica “Taller de Cocina Asiática con Sonia Fuentes en la Escuela de Chema de Isidro”.

Conocí a Sonia en el 2010, cuando ambas hacíamos el curso de Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional –pasaron años sin vernos-, nos reencontramos el pasado domingo, yo alumna, ella profesora. Me encantó saber que está en este proyecto con un gran cocinero como es Chema de Isidro; probé su cocina cuando estaba en Don Pelayo, posteriormente en Bella Lola. Sus arroces, sus croquetas, esa cocina cuidada, de materia prima de calidad, tradición… Se quedó en mis recuerdos.

¿Cómo son las clases con Sonia? No me voy a enrollar, ni voy a explicar largamente qué se cocinó, pero sí espero trasmitir la esencia captada, resumida del taller de 2 horas de duración.

Sonia es un torbellino en todos los sentidos, trasmite pasión, es perfeccionista y además se aprende un montón con ella “trucos, nuevos ingredientes, nuevas técnicas”. No deja que el alumno se despiste y eso me gusta, pone humor a sus platos, se siente en el ambiente.

Hicimos un guiño de cerca a la cocina asiática, ligera, fácil y sana, así que perfecta para el no tiempo en el que vivimos. El menú fue: Gyozas de Pollo y Setas Shiitake, Salteado de Fideos Chinos Mar y Montaña, Ramen y Flan Caramel. Muy interesante ver los sabores que se entremezclan en estas elaboraciones y aprender las técnicas culinarias para su perfecta elaboración. Me llamó la atención el flan con citronela, sake, canela, anís estrellado y chile fresco ¡Tienes que probarlo! La mezcla hace que el flan sea danzante en vista y en boca.

Sonia Fuentes, Chema de Isidro, Escuela de Cocina, MAsterd, Sinestesia GAstronómica, Gyozas

Tras la clase, ya sé qué nuevas adquisiciones voy a tener en mi cocina: castañas de agua (aportan textura crujiente y cero calorías), ajo negro (no se repite) y Nam Pla (salsa de pescado, digamos una especie de Garum –salsa pionera desde la época romana-). Sonia dice que es un AS en la cocina; tienes un plato falto de vida “nam pla” y resucita. Para encontrar todos estos productos, os recomiendo ir a la calle General Margallo, donde hay varios supermercados chinos. Yo solía ir bastante cuando vivía por Azca, volveré porque por lo visto las tiendas han mejorado bastante. En concreto, Sonia nos dijo que fuéramos a Iberochina (Calle del Gral. Margallo, 23).

Sonia Fuentes, Chema de Isidro, Escuela de Cocina, MAsterd, Sinestesia GAstronómica, raquel contador
Aprendiendo en un ambiente que invita al disfrute con buenas sinergias

Hasta aquí mi lección de hoy. Y tú ¿Has ido ya a alguna clase de cocina? Si no, ya sabes, ponte el delantal, selecciona temática y lánzate a aprender nuevos sabores mientras haces nuevas amistades. Mi próxima aventura tiene que ser una cena clandestina, hace años que lo tengo en mente y se me está resistiendo.

2 comments

  1. Hola,

    Muy buena explicación. Me llamo Ismael y también asistí al curso.
    La verdad es que Sonia se lo curra mucho y en todas las clases se aprende mogollón, te diviertes y te quedas con ganas de más. Transmite muy bien la pasión que tiene por la cocina, por cocinar, por enseñar…

    He realizado muchos cursos en la Escuela de Chema de Isidro y todos son espectaculares. Ya tengo ganas de asistir al siguiente…

    Un saludo,
    Ismael

    1. Hola Ismael,

      Bienvenido a mi blog, a mi parte sinestésica; me alegra que coincidas conmigo. La verdad es un lujo tener clases así, con personas que aman lo que hacen ¡Eso se nota!

      Gracias por dejar tu rastro.

      Un saludo.

      Raquel

Deja un comentario