EL churrasco córdoba, tapas córdoba, carnes a la brasa, sinestesia gastronómica

Paladar Efímero, Subjetivo y Camaleónico

Soñé que viajaba, ahora sueño viajando, creyendo cada vez más en la ley de la atracción, en la actitud del positivismo, en los hechos pensados que se trasforman en recuerdos. Muchos ejemplos tengo, muchas conexiones inexplicables que llegan a su debido tiempo. Empiezo con esta alusión reflexiva porque es lo que me he traído de mi reciente viaje por el Sur “De Córdoba a Málaga”.

Un viaje por trabajo que una disfruta como si no fuese trabajo, un viaje que te conecta con amistades, unas, con solera, otras, con crianza  y, otras, cómo no, en incipiente evolución.

Notas que dieron ritmo a mi paso por Córdoba

Los aromas de la Ciudad se sienten al callejear, un paseo con historia, obligada visita por la Judería sin dejar de ver la afamada Mezquita. En lo gastronómico, tapas como el Rabo de Toro, las berenjenas con miel o el salmorejo cordobés, entre otras muchas elaboraciones.

Rabo de Toro Córdoba, El churrasco, Rafael Carrillo, Sinestesia GAstronómica, Tapas Córdoba
Tapa de Rabo de Toro de El Churrasco, donde eché de menos el intenso sabor de la maestranza

Solo estuve un día y, para el almuerzo, elegimos El Churrasco (C/ Romero, 16); mítico mesón que abrió sus puertas en 1970 de manos de Rafael Carrillo y su esposa Mari. Un pequeño local que se fue agrandando con el paso del tiempo y que hoy es digno de ver, con salones privados y El Patio del Limonero, donde tuvimos el placer de tomar un aperitivo junto a Rafael Carrillo hijo.

EL churrasco Córdoba, tapa de rabo de toro, sinestesia gastronómica
Yolanda de MasterD Córdoba, José María y yo en La Sala Vip de El Churrasco

Tuvimos la suerte de hacer un tour por la casa y ver con calma la bodega “con sus oportunas explicaciones” que cuenta con 900 referencias de distintas Denominaciones de Origen y con vinos que datan desde 1921 -un tesoro de los que no abundan-. Esto fue posible gracias a la amistad que irradia entre mi amigo José María Blanco, cocinero y gran persona, y la familia carrillo. Ver a José Mª, tras 9 años de nuestro stage en El Bulli, dejó un retrogusto fabuloso.

Cocinero de platos de poesía y emociones, creativo en busca de tentar el paladar, viajero con rumbo a Noruega, donde le espera un nuevo proyecto del que tendremos noticias muy pronto. Regentó el Restaurante Blanco Enea por 4 años, editó A Gustar Convidan –libro de gastropoesía con prólogo de Juan Mari Arzak-. Solo me quedó claro una cosa, tengo que volver a encontrarme con este artista, tengo que probar su cocina, quiero descubrir qué teclean sus sabores y a dónde me llevan sus aromas.

Salmorejo COrdobés, EL churrasco, tapas córdoba, la judería, sinestesia gastronómica
Berenjena con Salmorejo y Jamón, la mejor tapa del picoteo en el Churrasco

Otro lujo Cordobés fue reencontrarme con Chary Serrano, del Blog Mi Cocina y Otras Cosas; una mujer auténtica, popular en el mundo virtual-torbellino en la realidad, que derrocha personalidad por cada rincón que pisa ¡Grande la Chary!

Volveré a Córdoba: dejé pendiente “el rabo de toro” de Casa Pepe, los sabores que propone Juan Luis Santiago en Garum 2.1 -charlé con él, me contó lo que hacía y capté la pasión por su buen hacer y eso es de lo que más me gusta, ver gente apasionada con lo que hace-,  el gusto castizo del Caballo Rojo y un continuo etc.

Escalón en Málaga con Sinergias del Alma

Jornada intensa la que viví en la ciudad de la Costa del Sol; visita al Salón del Equipamiento y la Alimentación por la mañana, donde destacó la ponencia de Iñigo Lavado, del Restaurante Singular en Irún, sobre cómo gestionar un negocio de restauración con éxito. Él y su Equipo apuestan por crear experiencias únicas que creen vínculos con sus clientes, saber la percepción de sus comensales y practicar la reflexión antes de la gestión. No probé su cocina, pero, por su charla, estoy segura que sorprende y llega igual o mejor que su don al trasmitir su vocación.

Para comer, fuimos a La Cafetería-bar El Mercado del Carmen (C/ La Serna, 5), sitio auténtico con una oferta gastronómica de la zona, camareros sonrientes, servicio rápido, buenas raciones y a un precio muy económico. Tomamos calamaritos, rosada a la plancha, ensalada pipirrana y boquerones. Un sitio para dejarse caer y vivir en directo.

Ensalada pipirrana Malagueña, sinestesia gastronómica, el mercado del carmen
Ensalada Pipirrana de Pulpo, típico salpicón en Andalucía, exquisita frescura con sabor a mar y a huerto

La cena fue viajera, vanguardista, gracias a la oferta que ofrece Soca (C/ Carretería, 54), combinando recetas del mediterráneo con cuestiones del Japón lideradas por la barra de sushi; ambiente chill out con notas de elegancia y un servicio óptimo, atento, que aconseja y recomienda de buena manera. Probamos el Taco Mexicano de atún Rojo, el nigiri de salmón con trufa y la hamburguesita de buey: pequeños bocados con mucho sabor, ideales para una cena-picoteo ligera y amena. Cómo no, todo al compás de un tinto rondeño, Ferbolet, de la bodega Fernández Bolet.

Taco Mexicano de Atún Rojo, Soca Restaurante Córdoba, sushi córdoba, sinestesia gastronómica
Taco Mexicano de Atún Rojo, guiño al país del Mariachi con guiño andaluz

Pero, más allá de los bocados, la magia llegó por la compañía, pasé un magnífico día con una mujer que es única: una garnacha de buen cultivo, con sonrisa cautivadora, pasión por la vida y constancia en su caminar; Josefina es su nombre, Pepa Cartini su Ser y La Mesa de Garnacha su Alter Ego. Conexiones virtuales que se juntan con Mesa y Mantel, que se agradecen y, que estoy segura, tendrán su punto álgido de maduración.

En este viaje, además de vivir experiencias únicas, descubrí algunos de los grandes vinos de Andalucía –tan desconocidos por mí-: un vino blanco de uva tinta de la Bodega Joaquín Fernández “un espectáculo” y Jarel “seco y afrutado” de variedad 100% moscatel, de la Bodega Almijara, otra joya de la D.O Sierra de Málaga.

Y, ahora sí, ¿Sabes cuál es el retrogusto de este viaje? Un flashback que cruje en el recuerdo, un anhelo de partida, una apertura a sentir nuevas sensaciones y nuevas conexiones, porque la vida es un bocado que se condensa en muchos apartados. Además, me volvió a subrayar las connotaciones del paladar que darán pie a otra entrada, por la complejidad de su lectura que, ahora, me abruma y me satura.

9 comments

  1. Precioso artículo, Raquel.
    Espero que vuelvas muy pronto por estas tierras y que sigamos nuestras animadas charlas en todos esos sitios que nos han quedado por visitar.
    Un abrazo enorme, amiga.

  2. Gracias Josefina 😉

    No sabes lo que me alegra haberte visto ya dos veces, es increíble cómo se conecta con personas, cómo se siente la complicidad a través de las palabras… Me defino ilusionista con hecho de causa justificada.

    Un abrazo.

    Raquel

  3. Me ha encantado el articulo y gracias por la parte que me toca.
    La próxima vez que vengas inclúyeme en el Tour gastronómico…jajaja!!

  4. Gracias Chary 🙂

    Eso está hecho, creí que al mediodía estabas ocupada; en la próxima te secuestro.

    Un abrazo.

    Raquel

  5. Acabo de recibir un comentario que me irradia de felicidad, por dos motivos:

    1. Tener noticias de un gran amigo, gran profesional y una de las personas del Hecho Gastronómico que más admiro, Gonzalo Sol.
    2. Porque me siga de cerca, gran halago para mi persona.
    3. Sus palabras, siempre tan bienvenidas: “Además de buen gusto, gran imaginación y buena palabra, tu eficiente orientación geográficogastronómica y olfativa, es de tal precisión que te llevó hasta la bella Judería cordobesa y, ya ahí, a El Churrasco.
    Yo disfruté de sus gentes y su cocina hace unos 42 ó 43 años, más o menos a los 4 ó 5 años de la fundación de esa suculenta Casa por parte de Rafael Carrillo (padre), que la había inaugurado a finales de los 60 poniendo simplemente una barra y alguna mesitas que, a petición de una clientela creciente y exigente, hubo de convertir enseguida en un restaurante, instalando arriba un comedor lleno de encantos que rebosaban hasta el patio de abajo,… una deliciosa síntesis de la belleza que Andalucía muestra por doquier.
    Si se quiere saber más, conviene acudir a mi “Guía Gastronómica de España” (1976).”

    Gracias Gonzalo por trasmitir experiencia y sabiduría siempre.

  6. Tu artículo me lleva al recuerdo de mi paso por el Caballo rojo hace ya mucho tiempo, el ajo blanco y el cordero a la menta, los orfebres cordobeses, las calles estrechas y la mujeres morenas qué también supo captar en sus pinturas Julio Romero de Torres.

  7. Hola Francisco; me alegra que te haya hecho saborear el pasado y recordar tus vivencias. Muchas gracias por contarnos. Un abrazo.

    Raquel

  8. GRACIAS Raquel. Me emociona leer que hay poesía en tu vida. En tu viaje por la vida. En tu gente. Que es la mía. Porque como Gonzalo yo también descubrí poesía en el rabo de toro, en el Churrasco, en El caballo rojo. Y aunque muchos no lo crean siempre es buen tiempo para la lírica.
    Orgullo de extremeña, orgullo de alumna para siempre. Orgullo de ser humano. Un abrazo Raquel y sigue escribiendo-nos.
    Carmen

    1. Querida Carmen,

      Gracias por estar siempre ahí, por tus buenos consejos y orientación. Tener un hada madrina ayuda, una lírica también poco común. Me alegra que te guste mi lectura, un gusto y un placer.

      A seguir viviendo con magia, con humanidad, honestidad y humildad,

      Un abrazo.

      Raquel

Deja un comentario