15625999_10210990392932520_6207371539451774932_o

Receta Única e Intransferible

Abrí el fin de semana con una hoja en blanco, dejé entrar a la espontaneidad, me apetecía estar sola, anhelaba la compañía… Dotes de una géminis “no podía ser de otra manera”. Ahora, me siento, reflexiono y pongo por escrito cuanto mi mente transmite, sin filtros; en este sentido, orgullosa de no haber hecho de mi blog algo comercial, me permite flexibilidad y personalidad. Eso sí, gracias a él, lo paso de vicio y conozco gente muy afín a mí.

Aprovechando que es el Día de la Madre, felicito a todas las madres del universo; son únicas, ellas lo saben y tú también. Mi madre ahora tiene whatsapp y lee mis escritos –nunca lo imaginé, pero ya hasta hace recetas con los videos de youtube-, así que, este post va por ti, por poner toda tu voluntad para que hoy sea quien soy –lo sé, muy muy castigosa-caprichosa que he sido, jeje-. Me he ido puliendo, curtiendo, he aprendido a ser yo “evolucionando cada día; ahora, una mirada distinta me acompaña, con matices dados de la experiencia, las aventuras, los años”. Hoy voy a ser muy breve, no quiero enrollarme, te dejaré una reflexión y espero que disfrutes mucho este día en familia o con amigos.

14021446_10209785859179929_7935683608559418075_n
Viaje por la Costa Brava con una gente maravillosa y mi Prima Cris, una luz que siempre brilla -verano 2016-.

¿Por qué el título? Sin más, porque como me dijo un amigo de Zimbabwe “cada uno, al final, sabemos qué añadir a nuestra ensalada, vamos añadiendo ingredientes hasta que logramos armonizar el sabor y disfrutarla realmente”. Así es la vida, igualita, vamos poniendo y quitando, teniendo más capacidad de juicio y paladar para valorar ¿No es maravilloso? Otra amiga de Paraguay me dijo “Raquel, lo más difícil es conversar con uno mismo” –qué cierto es y qué necesario-. Este finde me hablaron de lo que significa “MaktuB” –uno de los principios del Corán- ¿Lo sabes?

1935572_1207500384393_4284013_n
Feria de mi Pueblo, Barcarrota, año 2009, amigas de la infancia.

Pues eso, que somos luz con un destino, que si sueñas algo es por alguna razón, porque ya nos lo contaron al nacer y son recuerdos que nos vienen a nuestra mente. ¿Por qué no? Puede ser… quién sabe, jeje… Yo creo en la chispa de los encuentros, en las conexiones que nos llegan –no conectamos con todo el mundo, evidentemente, si no ¡Qué locura!-. Sinceramente, espero que tú, al igual que yo, estés encontrando los ingredientes más óptimos para disfrutar de tu ensalada, la más propicia para ti; pero, recuerda que, para ello, primero tienes que tener una base de calidad, para que todo aquello que llegue condimente de buena manera, le aporte más sabor sin enmascarar el ingrediente principal “tú”.

598475_4705834880569_804487109_n
En Harare, Zimbabwe, año 2012, un antes y un después.

Finalmente, te dejaré algunos consejos para que logres la ensalada perfecta de tu vida, aunque la perfección no exista, la Felicidad sí:

  • Conoce tus ingredientes; si conoces la base –a ti mismo- podrás ir combinando con buen ojo y rara vez te vas a equivocar.
  • Ve a por el sí, el no siempre lo tienes; fuera miedos e hipótesis.
  • Que “siempre sale el sol” es lo mismo que si “una puerta se cierra, otra se abrirá”; esto es así y lo tienes que tener claro, al igual que tendrás cosas buenas y malas; entremedias, aprende siempre.
  • Sal fuera, deja tu entorno, ese donde te sientes cómodo y, si es solo mejor que mejor, no es fácil pero la recompensa merece la pena ¡Te lo digo yo!
  • Todo pasa por algo al igual que la ensalada se pone mustia de un día para otro.
  • Vive con un plan pero sin que este te atrape, disfruta cada día como único, porque así lo es, porque ahora estás bien pero mañana puede no llegar o puede pasar algo que amargue tu dulce receta. Vive y da gracias al ser que te permitió configurar todo tu caminar. Ella es como tu ensalada, única e intransferible.
14292440_10208810643597888_7710269260386367528_n
En La Pasa Blanca Bistrot, otoño 2016, rodeada de amigos del Paraguay.

¡Feliz día, feliz domingo!

PD: mi resumen de fotos rescatadas, algunas de muchos años, cómo hemos cambiado… yo más canija, tengo que añadir nuevos ingredientes para lucir más resplandeciente jeje 🙂

Deja un comentario