Palma de MAllorca, Sinestesia GAstronómica, MAsterD MAllorca

Bocados Digitales, móviles caminantes

Fin de semana de relax, inesperado; el plan para festejar el día del orgullo se calló, mientras otros que venían a mi mente se quedaban en meras ilusiones. Esta tarde, si todo fluye, iré al teatro y, con ello, coronaré este domingo que inicio, como es habitual, tecleando.

Estos días ando pensando mucho en la digitalización de la Sociedad, en cómo nos arrastra, cómo nos hace adictos sin que nos demos cuenta. Cada día, camino 40 minutos para ir al trabajo y no hay persona que no me cruce que no vaya con teléfono en mano. Yo voy escuchando música e intento desconectar los datos mientras voy andando –aunque reconozco que alguna vez me he tropezado por ir contestando algún mensaje- ¿Dónde vamos a llegar?

Hoy, los bocados no son naturales, son digitales; los encuentros no se dan, se provocan con un click y, a veces, no se tiene tiempo para quedar, pero sí para chatear… ¡Será posible!

Amplio abanico tecnológico en el Hecho Gastronómico: marcapasos “click to click” ¿Has pensado en cómo abrimos y cerramos hoy un almuerzo o cena?

El aperitivo se inicia con una foto, que continuará entre bocado y bocado, rematando con la foto del dulce claro está. Personalmente, afirmo que tomo fotografías de cuánto pruebo siempre que luzca interesante (me mola hacerlo y compartirlo en instagram). No obstante, soy partidaria de dejar a un lado el móvil mientras disfruto de una comida en compañía. Observad en los restaurantes y os daréis cuenta de cuantas parejas o grupos de amigos están comiendo y prestando más atención al móvil que a la realidad que están viviendo. Esto sí que es el colmo, es triste, alarmarte de alguna manera.

Como todo, las nuevas tecnologías son muy positivas y es genial todas las apps que tenemos a nuestra disposición, pero hay que saber usarlas, dedicarles el tiempo justo; si no, como todo, lleva a la saturación. Recuerdo mi experiencia en Zimbabwe, con un móvil sin internet, comiéndome los momentos reales, empapándome de vida, de naturaleza y de relaciones sociales –desde España me llegaban mensajes ¿Estás bien? ¿Cómo te va la vida perdida?-. Sí, estaba perdida en el vivir de los días, 6 meses donde pude “resetear” mi mente y crecer en todos los sentidos como nunca lo hice.

Mercado GAstronómico San Juan Mallorca, Sinestesoa GAstronómica, Fideuá Mallorca, Mercados PAlma
Fideuá de Setas, Parmesano y Trufa en el Mercado Gastronómico de San Juan

Cómo te habrás percatado no tengo experiencia de una gran aventura gastronómica que relatarte, pues estuve en varios sitios esta semana, pero en ninguno paré tanto tiempo como para dedicarle un post al completo. Dejaré unas breves recomendaciones de mi viaje exprés a Mallorca.

Restaurante Sibil.la (C/ Blanquerna, 7): un lugar acogedor perfecto para almorzar. Cuentan con un menú diario que suele gustar bastante –cocina creativa-. Yo opté por probar sus Llonguets, los molletes más famosos de la isla; tienen una amplia variedad. Me decanté por los de producto local, de sobreasada y miel con queso, de queso Mahonés y de camaiot –embutido característico de las Islas elaborado con distintas partes del cerdo con especias-. Me gustó la experiencia, aunque, si repito, probaré algunos más ligeritos, jaja…

Restaurante Sibil la MAllorca, sinestesia gastronómica, Llonguets
Llonguet de camaiot y queso; molletes típicos de la Isla en el Café Sibil.la

Mercado Gastronómico San Juan (Calle Emperatriu Eugenia, 6): inaugurado en el 2015 fue el primer mercado en la ciudad en línea con los mercados de moda que han ido resurgiendo en las grandes ciudades, concentrando varios puestos de comida en un ambiente de street food cosmopolita y sofisticado. Se encuentra ubicado en el antiguo S’Escorxador (Matadero) construido a principios del siglo XX. Disfruté de una fideuá con setas, parmesano y trufa que fue un espectáculo, deliciosa.

Tortillas MAllorca, Mercado Gastronómico San Juan, Sinestesia GAstronómica
Tortillas y Vermut hechas in situ en el Mercado Gastronómico de San Juan

Cachivache Café (Calle de la Emperadriu Eugenia, 7): este sitio mola y mucho, lleno de cachivaches que recrean un ambiente vintage-hipster que invita a no mirar el reloj y disfrutar pausadamente de un tentempié dulce o salado. Caímos por allí tras el almuerzo; tomamos un capuchino con nata y un alfajor argentino muy rico. Me consta que las empanadas argentinas que tienen están bien buenas. Las chicas que lo regentan son encantadoras.

Gelats Paco (Calle Blanquerna, 10- Benet Pons i Fàbregues, 18); los mejores helados artesanos de la isla, abiertos desde 1950 y siguen conquistando a cualquiera que se preste a probarlos.

¿Y las ensaimadas? Pues no probé ninguna esta vez, pero si vas y quieres traerte la mejor ensaimada, pásate por Can Joan de s´Aigo; recomendación de mi amiga Helen López de Círculos de Fuego. No obstante, hay muchos puntos claves para comprar el dulce más famoso de Mallorca, en Directo al Paladar hacen una excelente selección. Yo probé los cremadillos, hojaldres de crema que, tras el primer bocado, me llevaron a la infancia, pues son muy similares a las lenguas de vaca que hacen Marabé, la pastelería de mi pueblo.

Por supuesto, recomiendo callejear por Mallorca, posar ante la catedral, reír y charlotear mientras caminas en una ciudad donde las cosas van a otro ritmo.

20170619_225657
Visitando la ciudad con Aline, una brasileña criada en Bradenton (Florida) y afincada en Mallorca

Gracias a Aline y a Mari Ángeles por brindarme su tiempo, por acabar la jornada e invitarme a ver Mallorca, mostrándome sus lugares frecuentes y los míticos de visita obligada.

Finalmente, te animo a que los bocados los hagas recuerdos; a los digitales préstales un vistazo sin que te quiten mucha energía. Aquí, una que anda buscando nuevos bocados en nuevos menesteres, se despide hasta el próximo domingo ¡Sed curiosos!

6 comments

  1. Gracias Raquel por viaje a Mallorca … y es verdad estos bocados digitales me ponen triste ,viendo toda esta gente más pendiente de su móvil k de sus amigos o pareja…Venga, vamos a disfrutar de la compañía charlas risas y buena comida.

  2. Hola Lara; gracias por estar siempre ahí.

    Un abrazo.

    Raquel

  3. No es fácil dejar un comentario acerca de los de Raquel. Llevo años en esto (dede 1972) y no encuentro comentarios tan amables y sugerentes como los que nos viene ofreciendo desde su Sinestesia. Los placeres, y quizás sobretodo los gatronomicos, son de una gran subjetividad,… que ella no elude para invitarnos a compartir sus placeres. Muchas gracias Raquel; a ver si aprenden tantos que opinan acerca del mejor restaurante,.., o plato,.. o vino “del mundo”

    1. Querido Gonzalo,

      Me has emocionado con tus palabras. Tan solo me siento a contar historias que me gustan, con las sensaciones que van brotando solas… tan fácil de escribir.

      Un abrazo.

      Raquel

  4. Me llamo Francisco y soy adicto al móvil….
    Lo reconozco, me come demasiado tiempo. Entre Google, WhatsApp y Facebook paso las horas conectado virtual y desconectado real.
    Como uno de la generación del blanco y negro que pasaba mecanografiando todo el día con su olivetti, va y se engancha a las nuevas tecnologías. Un desastre.
    Lo bueno, es poder disfrutar y aprender en tiempo real de la sinceridad narrativa de Raquel Contador, sus vivencias y viajes gastronómicos que echaba de menos.

  5. Gracias Francisco; siempre leal a mis escritos. Espero que un día podamos conversar en persona.

    Un abrazo. Raquel

Deja un comentario