Sexto Sentido Cocina, Sinestesia Gastronómica, Gastrosofía, Raquel Contador

Sexto Sentido, Ingrediente Cognitivo de la Receta

En el escrito anterior, hablé del sabor de las ilusiones, esos pálpitos que nos tientan, que nos motivan… A cada uno nos llegan de una manera, pero está claro que son nuestro motor, nuestro impulsor, son la lecitina de nuestra emulsión.

Estos días, con mucho calor y con la mente soñando en viajar –ya no queda nada para las vacaciones, es el último trecho- he tenido varias experiencias gastronómicas, sin contar los enredillos culinarios variados que me hago yo “como las tostadas de guacamole con caballa, Pimentón de la Vera y AOVE con las que he iniciado alguna que otra mañana, anda que no están ricas ni na, jajaja”.

El caso es que dos cosas han marcado los momentos recientemente vividos, las armonías-la compañía y ambas forman parte del sexto sentido, así que, bienvenido, siéntate a charlar conmigo.

Encuentros, espectros del ayer, vitaminas del amanecer

La Cocina Venezolana en tiempos de resistencia: palabra, oficio e identidad

Cesta República, Encuentro venezuela Madrid, Sexto Sentido, Sinestesia Gastronómica, Gastrosofía.
La Cocina Venezolana en tiempos de resistencia: palabra, oficio e identidad, en la Cesta República

Charla a la que asistí gracias a Helen López y en compañía de mi querida amiga Cinthia; no hubo comida, hubo aliento, alimento, emoción. Tres grandes de las letras y la cocina venezolana reunidos en la Cesta República (C/ Válgame Dios, 6, Chueca), galería de cestas del mundo, nos encandilaron con su presencia, su ejemplo, sus palabras.

Expusieron la cocina como resistencia, la palabra como llave para el futuro ante la triste situación que se vive en su país. Se me pusieron los pelos de punta escuchándoles, mi corazón vibró al oír su pasión, su lucha y su optimismo. Lena Yau, escritora venezolana afincada en Madrid, resaltó que la palabra es alimento, es semilla para el mañana; Héctor Padula, Chef del Restaurante Recoveco en Venezuela, nos habló de su cocina de inspiración, nos enamoró con su crema de zanahorias con chocolate a la piedra “algún día espero probarla, qué ricura” y me quedé con su frase “La mesa venezolana es redonda como nuestra arepa y todos cabemos en ella”. Por su parte, Miro Popic, escritor-cocinólogo nos adentró en la cultura venezolana, resaltando sus sabores como seña de identida; finalizó su discurso afirmando que “somos venezolanos desde que comemos hallacas”. Salí alimentada sin comida, salí con una sonrisa con alimento y una gran satisfacción. Aquí, el sexto sentido fue mi actitud, la de todos los allí presentes: el clima cocinó el encuentro y así lo degustamos.

Cena Paraguaya en algún lugar de Madrid

Sopa Paraguaya, Cocina Paraguay Madrid, Sinestesia Gastronómica, sexto sentido
Sopa Paraguaya, la sopa que espesó y que te puede crear anécdotas si esperas una sopa a la española

Estoy en contacto con la cultura de Paraguay desde el 2010, desde que empecé a ser parte de una familia con apellido Saenger que me ha acogido como una hermana más. He pasado lindos momentos con ellas, los sigo teniendo, su cocina me fascina, pero todo depende… Me encontré en una pizzeada donde no me encontraba; la comida muy rica, sopa paraguaya, mini hamburguesas, pizzas caseras, pero yo no estaba en mi salsa y eso incide en el placer del bocado. La compañía es sin duda uno de los grandes condicionantes que marcan el sexto sentido gastronómico; trata de elegir bien con quién vas, puede que el mejor de los dulces te sepa amargo si el acompañante es inadecuado.

Hamburguesa take away by Five Guys

Five Guys, hamburguesas americanas, sexto sentido cocina, gastrosofía, Sinestesia Gastronómica
Tú eliges la hamburguesa, con queso, con bacon, con salsa o sin ella y, si gustas, sazonada con el sexto sentido

Llegaron dos invitaciones a mi perfil de Sinestesia para ir a probar las burguers de la cadena americana Five Guys, que desembarcó en España en octubre de 2016 y que ha generado gran expectación con su oferta. Quizás tenga que ver con eso de que son las preferidas de Obama, pero el hecho es que sí, que hay cola para entrar –ayer lo comprobé in situ, en el local de la Gran Vía-.  Noche de sábado, calor… no me apetecía cenar dentro de un local abarrotado de gente, así que, le dije a mi compi, Cinthia, “oye, vamos a tomar un vinito a un local agradable, una terrracita, y a la vuelta pillamos las burguers para llevar y las disfrutamos en algún lugar que nos tiente”. El picnic nocturno fue en la plaza de ópera, tranquilo, gente joven alrededor, música de fondo… Evitamos la cola, la chica nos atendió con mucha simpatía y las hamburguesas nos supieron a gloria. No son las mejores burguers que he comido, pero se nota la frescura y calidad que vende la marca; buena opción en la línea en que compite su oferta.

No es lo mismo tomarte un bocata en la oficina que en la playa, puede ser exactamente el mismo, pero te aseguro que te sabrá diferente. Se ha hablado mucho del sexto sentido aplicado a la alta cocina, pero, este entra en juego cada vez que uno quiera abrirle la puerta. Te podría dar mil ejemplos, pero tú mejor que nadie sabes o deberías saber cómo satisfacer tu bocado con el sexto sentido sin que te salga caro. En la mayoría de las ocasiones, las cosas sencillas son las que realmente te hacen sentir grande, te suman.

Pastela Marroquí, Sexto Sentido, Sinestesia Gastronómica
Pastela Marroquí de Pollo, elaborada por Ikram el día de su 40 cumpleaños, entrañable y viajero bocado

Mi cometido de hoy es invitarte a disfrutar del sexto sentido, a incluirlo en tus comidas; no tiene por qué ser a diario -sería un tanto inviable-, pero sí permítete el lujo de saborear su esencia pausadamente, en ocasiones.

6 comments

  1. Gracias Raquel por descubrir cada vez nuevos sabores y sentidos. Pues el sexto sentido para mí puede ser la comida más que sencilla , pero en compañía de mis amigos q potencian el sabor de la misma con su actitud alegría risas y el ambiente más rico y cálido.

    1. Lara, tú precisamente pones mucho a los encuentros. Sigue así. Un abrazo.

      Raquel

  2. Como siempre, amiga Raquel, un placer leerte.

    Y si, es muy necesario de vez en cuando disfrutar del “Sexto Sentido”, y que mejor manera de hacerlo que bien acompañados alrededor de una mesa. Y es que el ambiente, tanto el que se ve desde la mesa, como el que se percibe en el ambiente, hace que ese sexto sentido funcione.

    Tenemos pendiente poner en práctica ese “sexto sentido” en Alcalá de Henares.

    Besotes

    Ana y Víctor.

    1. Hola Ana y Víctor,
      Así es… somos emoción, intuición, ilusión, nos vamos alimentando de vivencias y cada uno las aprecia de una manera, según la actitud y el modo de conexión. Nosotros conectamos desde el día que nos conocimos y el sexto sentido siempre está en nuestras quedadas. Esperando la siguiente.

      Gracias amigos. Abrazos.

      Raquel

  3. En tu línea de siempre Raquel, excelente trabajo…y muy buena pinta todo! Avisa cuando bajes x Sevilla, que ahí muchas nuevas propuestas que mostrarte : )

    1. Gracias Paquillo 😁 me alegra enormemente que me leas y estoy deseando “charlar” rb directo. Cuando baje al sur, te doy un toque; tú lo mismo si subes a la capi.

      Abrazos. Raquel

Deja un comentario