Campanilla entre aromas, sueños y nubarrones

Párate un momento, deja la mente en blanco “si puedes”, obsérvate tú, observa a tu alrededor, reflexiona. Ahora te pregunto ¿Cómo lo llevas? Piensa en el Slow Food, en la Fast Food y ponte en situación.

Antes de continuar con esta pequeña aventura en la que estás a punto de involucrarte, quiero decirte que sí, que Sinestesia anda más reflexiva de lo habitual, pero, ojo, no le pasa nada, solo que avanza, que mira las cosas con otra madurez y que, ante todo, necesita también respirar y comentar otros temas intrínsecos a la Buena Mesa ¡Anda, acompáñame, esto se hace muy aburrido si no es compartido!

La Calidad, burbuja subjetiva, incomprendida

La palabra calidad abarca mucho, viene “a veces” cargada de subjetividad, otras, atropellada por las expectativas previas; pero, es atributo TOP, eso no está reñido. Tras varios eventos sociales de mucha calidad “repercusión, exclusividad” presenciados últimamente, tuve una sensación momentánea que desencadenó todo este tiritintrantran que me traigo; disfrutas, claro que sí, pero al mismo tiempo piensas, “el caretismo”, dícese, según yo, ese postureo lanzado para dar imagen de felicidad y bienestar que muchos se plantan al entrar en escena ¡Qué poco me gusta!

La calidad de los encuentros la percibimos en función de las personas con las que los compartes; da igual la categoría del evento, si las personas son de tu agrado, transmiten buen rollo, la experiencia será fabulosa, memorable. Si no, te puedes sentir como un pato en un lago de cisnes. Slow Food VS Fast Food –sigo dándole vueltas a esto, pero vendrá en el siguiente capítulo, va en relación-. Dicho esto, voy a repasar algunas vivencias contigo, si gustas y te cae la oportunidad, podrás vivirlas en persona y ya me contarás.

II Edición Premios Cubi por FACYRE -Federación de Cocineros y Reposteros de España-

20180115_204730

Este año tuve la suerte de asistir a este evento que en su II Edición se celebró en la Sala Florida Retiro de Madrid. Una gala que nació con el fin de reconocer la labor de personas y entidades de distintos ámbitos que contribuyen al impulso de la gastronomía española. He de decir que no tengo nada más que agradecimientos por ser invitada a este acto; tanto el evento en sí como la atención, la cena y el espectáculo fueron de diez, cumpliendo al máximo con las expectativas recreadas. Enhorabuena a todo el equipo de FACYRE y de Florida Retiro; el menú de manos de Joaquín Felipe fue delicioso y diferente, armonizado a la perfección con el espectáculo en vivo que presenciamos por los artistas invitados.

20180115_215328_001

El menú se inició con unos Raviolis artesanos de queso La Cabra Verde con Higo y Cítricos; yo decía, me saben a tarta de limón y es que la melosidad de la crema con el queso, el dulzor de los higos y el toque cítrico te ponían en situación. Algo distinto, ligero y que incitaba al “uhm uhm qué rico”. De segundo, Corned Beef Pixaña de Wagyu en Pepitoria; carne de excelente calidad, donde el azafrán no pasaba indiferente y le daba un toque sutil de distinción.

20180115_221921

De postre, Chocolate y sus texturas, otra acrobacia digna de la escena montada. No me olvido del “Pica Pica”, el cóctel fue de primera; el jamón ibérico encandiló a todos y las croquetas –creo que de fabada- me gustaron muchísimo.

Los vinos para la ocasión fueron un Vino Blanco de Marqués de Riscal Verdejo y un Tinto Carmelo Rodero D.O Ribera del Duero. Era Lunes y no quería tomar una copa “el martes hay que seguir la faena”, pero no pude remediarlo, estaba tan agustito que no me quería marchar. En parte, gracias a mis compañeros Ángela Valera y Jorge López, con los que pase una noche para no olvidar, de verás, que dormí con una sonrisa dibujada en mi cara.

Grandes Encuentros en PRO del Turismo y la Hostelería

20180122_140430

Como cada año, en Enero, FITUR da paso a Madrid Fusión, ambos certámenes obligados para muchos, por el prestigio y la capacidad de relaciones que arrastran, además de la calidad de los productos, destinos y ofertas que se presentan, sin mencionar a las grandes estrellas que reúne año tras año. Ir sí o sí merece la pena siempre, ahora bien, cada uno puede sacar sus conclusiones y en su derecho está. Lo que es cierto es que siempre conocerás algo interesante, te cruzarás con alguien digno y te llevarás una nueva experiencia, aparte de una red de contactos con los que, si quieres, podrás establecer sinergias futuras. Los eventos son ambos de calidad, pero tú, solo tú, harás que sea mínima o de alto grado, depende del provecho que le saques.

20180122_120623
Pasta sin Gluten Schär elaborada por Fran Vicente, chef ejecutivo de El Sainete, en Madrid Fusión.

Por mi parte, hacía años que no iba, los mismos que estuve ausente de Madrid, así que, este año, destaco esos reencuentros que me marqué, no hago menciones porque fueron muchos. Lo que sí he de decir que me repatea ver a personas con esa sonrisa falsa o ver las estupideces que sueltan algunos/as… Bendita sencillez ¿Dónde te metes a veces? Por favor… Yo no sé tú, pero yo noto al canto cuándo una persona se mueve por interés y no me gusta nada en absoluto, siempre las habrá, lo bueno es que te encuentras también con gente maravillosa que te queda perpleja.

En estos saraos, la calidad también vino a mi mente, no solo de productos, la calidad humana; y, además, la calidad de tu vivencia; como, de repente, se te pasa algo por la mente y sabes que el complemento volátil está cerca pero no acaba de aterrizar ¡Vaya tela, jajaja!

20180122_122128

Había muchas cosas, pero me gustó pasar por el stand de Las Tortas Inés Rosales, reflejan la tradición sin perder la evolución, claro ejemplo de éxito con esencia que ha traspasado fronteras. Está la original, la de siempre, pero también la torta con naranja, con canela y, ahora, su versión salada, con sésamo-sal marina y las de aceite de tomillo y romero. Un producto base y versátil, apto para dar rienda suelta a la creatividad; desde mini pizzas a ser el crujiente a modo de picatoste en una ensalada. A mí me encanta la original, con queso crema, cebolla caramelizada, caballa y pimientos asados. No puedo dejar de imaginar la de naranja con una crema inglesa teñida de merengue italiano, a modo de torti-pie o el “Pie de Inés rosales”. Ya sabes, eso de mezclar y enredar me gusta una “miajá” jajaja

20180122_151006
Con los alumnos de la Escuela de Hostelería y Turismo MasterD y el profesor de Cocina, Hugo López.

Hasta aquí me salió el tecleo del día, espero no haberte defraudado y, cómo no, mis disculpas por el salto del finde pasado; en la próxima entrega sabrás el porqué.

10 comments

  1. Me encantas, te juro que me encantas….🥂🥂

    1. Ay César, pues qué bueno agradar 🙂 Muchas gracias.
      Abrazos.
      Raquel

  2. Muy cierto todo Raquel y muy buena esa reflexión, como siempre. Tenemos tanto que charlar que el día que quedemos nos van a dar las mil…. gracias, por un ratito de lectura con el que hago a mi mente ir por otros derroteros.

    1. Me alegra que siga haciéndote volar a otros lares de la mente. Seguimos pues de este lado, esperando es encuentro charlotero sin minutero.

      Un abrazo. Raquel

  3. Me doy cuenta de que no estoy preparado para asimilar tanta información, me desborda este nuevo mercado presencial – virtual, no por el fondo, pues los intereses más o menos siempre existieron en la sociedad y aunque me implican más las formas que dan igualdad de oportunidades entre las personas, la experiencia me hizo comprender que ser positivo no siempre implica ser confiado.
    Creo que intentamos adaptarnos , no porque realmente nos guste lo que pasa y como se hace, mas bien en mi caso por dependencia vital necesaria.

    1. Hola Francisco,

      Gracias por seguirme siempre; en esta ocasión, me pierdo un poco con tu comentario, no queda claro. Todo evoluciona, nosotros, el entorno y lo importante es adaptarse conservando la esencia propia.

      Un abrazo

      Raquel

      1. Ese es el sentido de mi comentario, cuando prevalece mi esencia a la mínima se la devoran a gajos .
        Lo malo que el entorno manda mas que mi esencia propia.
        Un saludo.
        Francisco.

        1. Hola de nuevo Francisco; pues mi consejo es que cambies el mando de control y la esencia permanezca ante las circunstancias.
          Un abrazo
          Raquel

  4. Tus experiencias son geniales Raquel,
    se nota que las disfrutas, ya que se ve reflejado en lo que escribes 🙂
    Me quedo con ganas de probar esa “Torta-Pie”

    1. Hola Karin; muchísimas gracias por seguirme desde BCN 🙂 ya sabes, cuando vuelvas, puedes volver a ser protagonista de alguna de estas sinestesias.

      Un abrazo

      Raquel

Deja un comentario