Ruleta Gastronómica ¿Jugamos?

Ya casi en agosto ¿En serio? No me puedo creer que el verano esté pasando y aún no me haya dado un chapuzón ¡Menudo desastre! Tampoco doy crédito a que me haya saltado tres post, uy uy las experiencias se te acumulan, qué andarás haciendo Sinestesia… Ejem, ejem.

Sí, así comienzo ¿Y qué? Dirás ¿No? Para empezar, entre imprevistos, fiestas y viajes, el asentarse el domingo para teclear y dejar fluir mis historietas ha sido imposible y, como esto no deja de ser un hobby, afortunada ¡Me lo puedo permitir! Ya sabes que no puedo escribir “a lo sinestesia” si no me siento inspirada, con mi tiempo; yo y mis pensamientos alejados de todo y todos.

Tengo 4 aventuras en el baúl mental, en orden de publicación; hoy, debía contar la primera y no me apetece, así que, voy a dejarme llevar y encantada de que me acompañes.

Hecho Gastronómico Contemporáneo, el Gran Casino “Elección, Azar y Destino”

La Evolución alrededor de los fogones y de sus capitanes que ha sido dada desde los años 70 del siglo pasado hasta nuestros días es más que evidente. La época bulliniana más efervescente (2005-2011) marcó unas líneas de actuación, nuevos conceptos; la cocina pasó a ser arte apoyada por otras disciplinas y la tecnología. Época agitada donde muchos jóvenes cocineros se perdían entre humos y esfericaciones, buscando el glamour a través de imitar la cocina de moda; otros, marcaban su diferencia con una cocina de autor propia. Ahora,  creo que estamos en un momento incisivo, de inflexión, donde la variedad está servida: muchas herramientas y conocimientos libres de uso frente junto un flashback continuo a las recetas tradicionales. Es una ligera opinión sobre el contexto actual y, en base a ello, me gustaría comentar ciertos aspectos claves, vectores en la ruleta gastronómica vigente.

Ventana Digital y toda su oferta: definitivamente, la red ha dejado en estado de ebullición constante el panorama gastronómico en todos los sentidos. Buscamos recetas por internet, compartimos experiencias en los distintos perfiles sociales, iniciamos la búsqueda de la mesa/barra destino, reservamos con un click o incluso con la garantía de un descuento gracias a páginas como El Tenedor o Atrápalo, pedimos comida con diseño personalizado a través de las distintas apps existentes…

20170909_222416
Los Margaritas, moda que sigue siendo tendencia o tradición coctelera en evolución.

En todo esto, más allá de la red, el Smartphone es el Inspector Gadget que todo lo soluciona, siempre con ayuda de su sobrina Sophie “en este caso, nosotros mismos, filtramos y elegimos cómo canalizamos las opciones/información a través de nuestro móvil”. Es una pasada todo lo que hacemos con el móvil, más que una herramienta se ha convertido en una extensión inherente a nosotros.

Los negocios de hostelería, incluso muchos reacios en un principio, han tenido que adaptarse al cambio, estar on line, adaptar webs a los sistemas android, abrir cuenta en Instagram, etc. No obstante, aún hay muchos en proceso y el marketing digital es su “campanilla” evolutiva.

Los consumidores/comensales tienen grandes ventajas gracias a la digitalización de la oferta gastronómica. Por poner un ejemplo en relación a la carta de alérgenos -obligatoria desde el 13 de diciembre de 2014-; empresas como Chef Gestión ayudan a configurar la carta correctamente y cumplir la ley de alérgenos. Entrevisté recientemente a Alicia Gómez, directora de Chef Gestión, y me comentó que una cosa es tener la carta y otra estar cumpliendo la ley.

Es increíble cómo, en base a nuestros gustos, podemos elegir el lugar más idóneo para cada ocasión gracias a toda la información de la que disponemos. Está claro que, a veces, puedes ir con mejores expectativas y que la experiencia no resulte tan buena, pero esto también ocurre si vas caminando y “por azar” eliges el sitio. Las probabilidades de acertar o no están siempre latentes, en la red, en el aire; hay que jugársela para ver resultados.

No quiero dejar de mencionar que gracias a los cambios marcados por las nuevas tecnologías, uno puede hasta buscarse compañía para las experiencias; puedes querer salir a cenar y que tu peña no esté, puedes buscar a alguien con un perfil interesante y compartir la partida. O puedes apuntarte a una de esas cenas clandestinas donde compartes mesa con desconocidos. Como ves, opciones todas y más, algunas, eso sí, para mentes abiertas. Las terrazas/azoteas también son aliadas de las conexiones, bueno, si tienes suerte y no estás rodeada de instagramers, jaja….

Tendencias; fichas emergentes y al dente

Qué os voy a contar, me gusta estar al día, indagar y probar las nuevas cosas que van saliendo en cuestiones del Hecho Gastronómico, lo que no quiere decir que adore la cocina tradicional, del mismo modo que busco una sana rutina dentro de tanto ajetreo, jeje…

20170712_214857
Acre, mercado Amish con venta a granel, con amplia selección de productos y elaboraciones artesanas.

Como he mencionado antes, hoy, hay de todo y para todos. Las tendencias gastronómicas son ojo de mira cada temporada y los coolhunters están a su acecho. Algunos influencers empiezan a postear fotos con la Kombucha, a comentar que es tendencia y va calando, se crea curiosidad y la gente va en su búsqueda, así con el kale, los cruffins, los batidos detox, los huevos nube o el expresso tónico. Lo mismo con los conceptos, los bares con barras están a la última, mesas corridas, restaurantes veganos o flexitarianos, cafeterías molonas con café de especialidad, restaurantes mono producto, cocina de proximidad, comida de callejeo…

20180104_095911
Los desayunos molones están a la orden del día. Tostada/ Café en Floco Original Coffee, Badajoz

Algunas tendencias pasarán a ser moda, otras se quedarán fermentando y otras desaparecerán. Pero lo chulo de todo esto es que todos tenemos la opción de probarlas o no, de sumarnos a ellas, puntualmente, o de forma pasajera. Algunas cosas nos parecerán mejor, otras inaceptables o, simplemente, en contra de nuestra filosofía; tú eres el que mueves las fichas, la ruleta está servida y, para gustos, los colores.

Vaya… He reflexionado un rato, espero haber, al menos, despertado curiosidad por alguna palabreja comentada.  Ah ¿Dónde han quedado los cronuts? Fueron tendencia pero no moda ¿No te parece? A mí me flipan jaja.

20171101_193852
Capuchino en Vailima, Salón de Té; para sumergirte en el relax con aires parisinos.

Gracias por tu ratico ¡Hasta la próxima!

2 comments

  1. Una gran verdad: ciertas modas están para eso, para dejar de estarlo si no cuentan con el respaldo del paladar del gran público. Pero lo que tú dices: hemos tenido ocasión de conocerlas, y el tiempo dirá…

    1. Exacto Jaime; tendencias que pasan a ser modas son “hábitos” de la evolución y la sociedad que siempre habrá, muchas en estado cíclico, otras más pasajeras yla opción de probarlas “adaptarlas o rechazarlas” está a gusto del consumidor. Gracias por mover ficha 🙂 Abrazos

Deja un comentario