Ensalada Mixta Contemporánea “al buen rollo”

¿Qué tal? Imagino que, descansando, de vuelta de un viaje, de resaca, trabajando o al rico ocio de los domingos, cada cual con su plan. Yo no tenía ni idea de qué haría este puente, pero una cosa tenía clara “en casa no me quedaba” y la única condición era “pasárselo bien y desconectar”. Ha resultado tan molón que te lo voy a cascar “en fresco” y con toda su sabrosura.

Veganizando por Chamberí: Yantén Veggie Bar

El viernes estuve ideando varias opciones para la tarde noche y las apetencias oscilaban entre cena Mexicana con cóctel de Mezcal o restaurante vegetariano y visitar la Mezcaloteca, Maceras o el Dry Bar. Luego, lo que la noche deparara. Al final, optamos por el vegetariano, así que, de entre las opciones en mente, elegí Yantén Veggi Bar (C/ Cardenal Cisneros, 40). No soy vegana, pero me gusta probar cosas distintas y, la verdad, las veces que he comido en un vegano/vegetariano, he salido contenta. Leí varias opiniones, miré la carta de los tres que tenía en mente y la intuición me llevó al Yantén, parecía comida casera, sabrosa, en un bar sin pretensiones decorativas.

Hago un inciso: a veces, entro en locales por casualidad, otras, porque los tengo anotados, vía instagram o por recomendaciones amigas; siempre intento no llevar muy alta las expectativas, sobre todo cuando es buscado con antelación –varias leches me he llevado ya, fotazas que crean apetito y bocado en boca que te cambia la cara, jajaja-.

A priori, íbamos a quedar Cinthia y yo, pero como no hay cosa que más me guste que motivar encuentros variopintos, escribí a mi amiga del Gym, Tamar, por si le apetecía sumarse a la cena con sus amigas. Eso sí, le dije “oye, vamos a un vegano, tiene buena pinta, pero nunca estuve; espero que nos guste”. Allí estábamos, Cinthia, Tamar, Susana, Lucía y yo.

Filete de Soja y Germen de trigo empanado, tomate, chimichurri, pesto y quesos variados. Yantén Veggie Bar.

Desde el principio, me encantó el sitio, ese aspecto de bareto, de siempre, con escasas mesas, apenas decorado, a su estilo. Me gustan mucho este tipo de locales ante los “comodines estándar que se ven por todos lados”, esos súper cool, y que están tanto de moda. Ojo que todo mola eh, y los locales chic son un alucine, jeje… Ante la oferta, platos 100% veganos con fusión internacional adaptada. Tomamos la Milanesa a la Napolitana, las empanadillas y el Seco Peruano.

Seco Peruano; guiso de verduras, ají panca, huacatay, acompañado de arroz y guacamole. Yantén Veggie Bar.

No sabría decantarme por uno en concreto, estaba todo muy rico, con mucho sabor “condimentado con especias variadas” y bien presentado. Nos gustó mucho a todas. Puedes tomarte un plato, pero creo que es un sitio más óptimo para compartir y probar varias cositas.

Empanadillas veganas de queso y verduras con crema de romero. Yantén Veggie Bar.

Tienen una carta justa, breve, que actualizan por temporada. También, de lunes a viernes, un menú por 10 euros, opciones sin gluten y take away. Su lema es 100% Vegano, 100 % Casero “Comida Artesana Hecha con Amor”. La experiencia que te llevas justifica su promesa. Volveré, salí feliz, porque me gustó muchísimo y porque acerté con el sitio.

De cócteles; apostamos por lo seguro “Lakama Café”

De ahí, partimos a por el cóctel a patas, y, por cercanía, optamos por el Dry Bar, por Malasaña. Llegamos y estaba petado, así que, lo mismo que entramos, salimos, jajaja. Mientras que yo salía, vi una cara conocida, era Carrillera Perdida, una chica que sigo por IG, qué casualidad. Dije, mejor no innovar hoy frente a las chicas, vamos a ver si hay hueco en Lakama Café (C/ Augusto Figueroa, 17): buenos cócteles, buenos precios, chicos majísimos y buen ambiente. Estaba lleno, pero decidimos entrar y esperar un poco. Desde el minuto uno, los camareros con la sonrisa, atentos: pedimos los cócteles y, mientras llegaban, nos acomodaron en una mesita frente a la ventana.

Selección de cócteles, según gustos. Para golosos, el Fantasía Verde de Melón y el Margarita de Frutos Rojos -Lakama Café-.

En otras ocasiones, tomé margarita y el melón bowl (una delicia); esta vez, probé BlancaNieves, bajo recomendación del camarero –dijo que era uno de los más solicitados y no me extraña-, distinto, con un toque encandilador y aromatizado con canela. Las compis pidieron, margarita frozen de frutos rojos, coco bongo, Cosmopolitan y Fantasía Verde. Todas contentas con sus copones, aunque Cinthia no estaba muy convencida, el suyo era muy dulce para su gusto. Noche de Chicas, historias sobre la mesa, entre sorbo y sorbo, risa y risa, foto y foto, inclusive con derrame coctelero, jajaja… El coco bongo se desparramó por accidente. Inmediatamente, los chicos nos pidieron otro y nos dijeron “estaba entero, no lo incluiremos en la cuenta”. Un detalle, la verdad; si ya tenía buena opinión del trato, tras esta noche, lo remarco. Hay muchos sitios en Madrid, pero doy fe de que si te apetece un buen cóctel, y vas a Lakama Café, sales de lo más happy y diciendo ¡Volveré!

Esta fue mi noche, entre amigas con tradición, con solera, de crianza y del momento. Un lujazo de velada.

Salpicándonos de Nuevas Cosas, teñidas de sencillez e improvisación 

El sábado no te lo voy a contar íntegro, solo te dejo unos matices, que ya está bien por hoy ¿No? Jeje… Limpiar la casa, Zumba y Ciclo Indor ocuparon mi mañana. A partir de ahí, café en Cafeteando y permíteme que me pare aquí: Josiana Bernardes, experta en café, de Idcoffeelab, me había regalado dos infusiones, “Duérmete” e “infusión turca de manzana” con etiqueta Cafeteando. Me encantó el nombre para este sitio de Café y Tés, les busqué en redes… Ayer, me pasé.

Dos infusiones recomendables, duérmete para la noche; infusión de manzana turca para la sobre mesa. Cafeteando.

Es un local pequeñito en la Plaza de Olavide, 10, más de take away, donde te recibe Hugo, un loco adicto del buen café –es lo que nos dijo-. Mientras elaboraba nuestros cafés para llevar (Capuchino y Cold Expreso) nos iba hablando, a su ritmo.  Sin prisas, nos los preparó. La atención de Hugo hace que te vayas con una sonrisa –salimos partiéndonos de risa-, muy agradable. Cuando pruebas el café, allí sentaicas en un banco en la plaza, notas la calidad de sabor aumentada por la simpatía y el buen trato de Hugo. Sin duda, sitio más que recomendable para comprar buen café/té o pillarlo take away.

Tras esto, tiendas, perderse por Malasaña y cena by Cinthia ¡Pizza de berenjenas al compás de un verdejo”. Otro día con buen rollo que acabó con más cháchara y entre nubes de brindis.

Berenjena empanada, salsa de tomate, mozarella, salami y aceitunas. Yo añadí aceite de chiles. By Cinthia Saenger.

Este finde, especialmente, he sentido muy buen rollito en todos los sitios que he visitado, energía positiva. Nosotras también íbamos en esa línea, sonrientes con ganas de pasarlo pipa; eso se contagia y, salvo ciertas salpicadas que te encuentras de vez en cuando, inevitables, los días son como tú los haces y pueden ser realmente mágicos.

Espero que el buen rollo te acompañe toda la semana ¡Buen  comienzo!

2 comments

  1. Buenas Raquel soy Luci. Me encantó tanto la Kama que repetí el sábado 😀
    Mi nuevo sitio favorito 🙂
    Me lo pasé genial, a ver si repetimos pronto!!

    1. Hola Lucía

      Anda, ¿sí? Qué bien. Ya sabes, cuando necesites sugerencias, me dices, jeje… Nos vemos pronto fijo.

      Gracias por leerme. Un abrazo

      Raquel

Deja un comentario