El Séptimo sentido, un Arte inigualable

Toda experiencia nos viene dada a través de los sentidos, ya que mediante ellos percibimos todos los estímulos, internos y externos. Son esenciales y todos somos conscientes de ellos: oído, vista, olfato, tacto y gusto. Luego, quienes van un poco más allá y le ponen salsa a la vida, suelen aplicar el sexto sentido, al que me gusta nominar  “ingrediente cognitivo de la receta”. Entonces ¿Dónde ubicamos al Séptimo participante?

En este capítulo voy a contarte mi último viaje por el Sur, entre Huelva y Córdoba, muy resumidamente, pues dio mucho de sí y quiero entretenerte sin aburrirte, jeje… Está teñido del Séptimo Sentido, por ello, hoy, le haré un pequeño homenaje a este siempre bienvenido.

Huelva, Entusiasmo entre Meigas y Nuevas miras

Había estado en pueblos onubenses, pero no en la ciudad; he de decir que es una de las ventajas que tiene mi trabajo, los viajes, gracias a los cuales estoy conociendo muchos rincones de España. A parte de reuniones, formativas, siempre se toma contacto con la gastronomía y, aunque brevemente, te llevas algo aprendido, nuevos sabores y matices.

Deleites palpables en 3 texturas en grado

A) Las Meigas “a Barra y Mantel”; su pócima se inventó hace 42 años y ha hechizado con éxito a cada visitante. Desde el 2017, el hechizo ha evolucionado para embrujar en distintas dosis. El local abrió sus puertas de la mano Pepe, Gallego, y su mujer, onubense.

Edu, hijo, y Pepe, padre y fundador de las Meigas; negocio familiar que evoluciona con tradición y pasión

Cocina clásica, de calidad, entre Huelva y Galicia. Hoy, la forma y el fondo han dado un giro de la mano de la nueva generación, su hijo Edu, pero conservando siempre su ADN “calidad y entusiasmo al cliente”. Ahora, su nueva barra le da rienda suelta al tapeo, a la creatividad y a la fusión de culturas. Puedes ir a barra o a mantel. Nosotros fuimos a Mantel, a probar tradiciones: pastel de cabracho, pulpo a la gallega, atún escabechado y san Jacobo.

Esto es un lujo que se deshace en la boca, te incita a más y más, mojando el pan en el aceite rico rico

Todo excepcional, en sabor, presentación, servicio; no puedo hacer distinciones porque estaba todo bueno, cada plato con su magia.

Decir “no quiero postre” que lo pidan y tú le des fin; irresistiblemente tentador, si lo pruebas, estás condenado a comértelo

Eso sí, el postre, el postre me encandiló “tarta de queso curado de cabra con mermelada de tomate y crujiente de galleta con pizca de canela” –fue probarlo y derretirme. Sin duda, Las Meigas, un sitio para tener en cuenta si pasas por Huelva, anótalo y prueba su chispa.

B) Encuentros “nuevos y reciclados”

Conocí al equipo de MasterD Huelva y pasé casi toda la jornada con Carmen y Bárbara, qué dos chavalas más majas. El almuerzo en Las Meigas fue en su compañía, lo disfrutamos muchísimo, hubo Buena Mesa y Sobremesa. Tras varias visitas-reuniones, a la Grosera, una pastelería muy chic con buena oferta gastronómica non stop durante todo el día, pasamos por la tienda Capfé, espacio de reciente apertura y único en la ciudad, con venta de cafés de origen y tés.

Ambos sitios me gustaron mucho, resultado de emprendedores que apuestan por algo diferente en lugares más tradicionales en gustos.  Cayó el sol y había quedado con mi amigo Rafa Prades y Rosa para tomar algo. Yo opté por un vino más su grata compañía, mientras ellos disfrutaban de unas vistosas tapas en Kalaka “vinos y tapas”.

Tapa en Kalaka; rollito agridulce cuyo ingrediente principal no logro recordar, oju…. -se nota que solo observé, jaja-

La comida fue contundente y no tenía aún apetencias, pero no quería dejar de pasar un rato con ellos. Tras la charla, focalizada en las emociones y en su gestión saludable, nos despedimos; pregunté que si sabían de alguna Heladería cercana para tomar un helado y no irme a dormir sin cenar nada. Tenía ganicas de algo fresquito. Rosa me dijo que justo en la calle paralela al hotel vendían unos helados artesanos súper ricos.

C) Heladería Pura Vida; Besos Cálidos a Baja Temperatura

Llegamos a la Heladería justo a tiempo, quedaba poco para el cierre. En la puerta, un cartel donde indican la especialidad de la semana, tocaba “queso de cabra, nueces y ciruelas”. Entras, ves el mostrador y te ves en un problema; suena todo tan bien, luce todo tan rico que no sabes cuál pedir, jaja… Opté por el de cacahuete al punto de sal y el de coco con maracuyá, puff… mi cara “al cual un poema en verso” tras el primer beso. Buenísimos, perfectos.

Tienen unas combinaciones de lo más apetecibles, ofrecen calidad, tradición e innovación.  Por ejemplo, en Semana Santa, puedes probar el de Hornazo, Pestiños o Torrijas. Ahora, googleando vi que Pura Vida está considerada entre las mejores heladerías de España “no me extraña, creo que es de los mejores helados que he probado en el país”.

Córdoba, califato de Sabrosura Vírica

A) Un sentir Especial, Historia y Evolución: Vistamos el Hotel Hospes Palacio del Bailío, que regenta un antiguo palacio del siglo XVI y donde se respira calma y confort. Hicimos un tour en compañía de Alberto Pérez, director del hotel, quien nos explicó su filosofía de trabajo y cómo es un día a día en este espacio único lleno de arte, con la categoría extra “5 estrellas” y donde no dejan de pasar cosas. A destacar la zona del buffet del desayuno con suelo acristalado sobre una casa romana ¡Qué pasada!

Bajo este salón del buffet para el desayuno, una casa romana que ves a través del suelo; un halago para cualquiera.

Por otra parte, gran foco de su atención es la oferta gastronómica de manos del Chef Javi Moreno, con una carta “fusión” entre varias culturas y elaboraciones muy cuidadas. Para acercar sus sabores al público cordobés, realizan acciones semanales como cenas con actuación de flamenco, Bruch teatralizados, Menú degustación al compás del violín… Con un precio bastante ajustado, 35 €; sin duda, una experiencia a tener en cuenta.

Para comer, fuimos al Restaurante Celia Jiménez; chef de gran reconocimiento en la ciudad y en el sector, ya que fue la primera mujer en conseguir una estrella michelín en Andalucía. No disponíamos de mucho tiempo, pero sabía que iba a ser un almuerzo especial por mis acompañantes, José María González Blanco y Yolanda. Conocí a José María durante mi periodo de prácticas en El Bulli (año 2008) y, por suerte, no hemos perdido el contacto. Coincidencia que las dos veces que he pasado por Córdoba estaba por allí (acaba de regresar a España, tras larga aventura en Noruega). Yolanda es un encanto de persona y forma parte del Equipo de MasterD Córdoba. Se unieron el Hermano de José Mari y su compañera de trabajo.

Ensaladilla versionada con pollo y mahonesa casera. Muy equilibrada. Deliciosa.

Comimos en la terraza, en la zona de menú del día; me encantó la ensaladilla y la cremosidad de las croquetas. El menú diario es a 14 € y he de decir que con el primero o el segundo ya comes, jeje… Calidad y no minimalista precisamente. En otra ocasión, espero volver y comer a la carta para disfrutar de la estrella de esta cocinera.

B) Pasión Aloe Vera: Carmen Blázquez, directora de Uliavera, nos impartió para los alumnos de MasterD Córdoba un taller sobre los usos del Aloe Vera en la cocina y sus propiedades saludables.

Además, nos acompañó Chary Serrano, del Blog Mi Cocina y Otras Cosas, quien nos explicó cómo hace la limonada con esta planta que siempre es un éxito. Os recomiendo su post sobre cómo preparar el aloe vera para su consumo.

Carmen Blázquez durante la charla del Aloe Vera y su utilidad en la cocina. MasterD Córdoba.

C) Dulce y Memorable Obsequio:

Antes de mi regreso a Madrid, pasé por la pastelería la Roldán y visioné algunas cositas que me tentaron, así que entré. Pregunté qué eran aquellas tortas… Pastel Cordobés, hojaldre y cabello de ángel, una tradición en la ciudad. Sí, pues póngame 2 porciones, a las que sumé un pan de nueces y dos tipos de empanada.  Dos días más tarde, en Madrid, fue mi desayuno y lo disfruté como una enana, rico rico este pastelito. Mi recomendación es que siempre te lleves algo comestible de los viajes, típico, de consumo inmediato y a largo plazo, así revivirás un poquito de la estancia a destiempo, con un sexto sentido.

Una de las dos porciones; la otra la destiné a mi compi Steffi.

Uy uy uy… Me he extendido más de lo previsto, aunque ya sabía que era inevitable no hacerlo, dos días entre Huelva y Córdoba, pero qué dos días, sin parar, con emociones de aquí y de allá. Pero bueno, mucho blablablá… Y el Séptimo Sentido ¿Dónde está? ¿En serio? No te has percatado…

El Séptimo Sentido son las personas, son quienes protagonizan las historias, recrean la escena, marcan el ritmo, dan sentido a los encuentros y los hacen únicos, porque cada persona es inigualable, aporta su matiz, su esencia a cada acto. Feliz de haber coincidido con 3 amigos en este viaje (Chary, José Mari y Rafa), amigos que siempre sacan un huequito para verme; y, cómo no, de volver a ver a compañeros que te reciben con tanto cariño, Raquel, Yolanda, Carmen, Bárbara.

Antes de acabar, te diré que, de vez en cuando, saboreo y vivo con el sexto sentido, otras tantas, práctico el séptimo y, mientras ambos se concilian, aplico la Sinestesia, donde caíste en picado una vez más ¡Gracias!

10 comments

  1. Nos alegramos mucho de que hayas disfrutado de tan estupendos lugares.

    Besotes

    Ana y Víctor

    1. Gracias amigos 🙂 Así es, un gustazo de viaje con gente muy linda.

      Un abrazo. Raquel

  2. Muy buen reportaje Raquel. Sabes que siempre es un placer encontrarnos.
    La próxima pudiera ser en Madrid, que voy pronto.
    Un abrazo 😘 😘

    1. Gracias Chary 🙂 Me alegra que te guste, jeje… Creo que resumí todito.
      Un abrazo
      Raquel

  3. Cada viaje tuyo nos pone los dientes largos a los demás.
    Gracias por ello.

    1. Hola Jaime,

      Gracias por seguirme en estas aventuras; un café un día para ser protagonista ¿? jeje
      Un abrazo.
      Raquel

  4. Me encantan estos post de trabajo-gastronomía, es como estar allí. La verdad que para mi el sur esconde muchos secretos, porque no lo conozco realmente.

    1. Gracias Eva,

      Te lo conté en blabla casi entero pero con el post… como si hubieras estado in situ jiji

      Gracias.
      Un abrazico

  5. Me encanta leerte, desde la serenidad para disfrutar cada una de tus historias, desde luego caigo empicada en cada una de ellas,

    1. Ay compi, Ángela; qué bien saber que las disfrutas con RELAX.
      Gracias y un besito

      Raquel

Deja un comentario