El Sabor de Tu Mirada “bocado al habla”

Último domingo de marzo, se adelanta el reloj, cierras los ojos a las 3am, amaneces a las 8, puff… Mientras la cafetera hace su trabajo, preparo un improvisado para desayunar a base de pan marroquí “msemen o rghayef” (me enganchó desde el primer momento) con plátano, membrillo, mascarpone, toque de sal y pimienta, chispas de AOVE Bardomus Canetera –variedad autóctona de Castellón, es brutal este aceite- … Puedes decir “vaya mezcla”, pero te aseguro que está rico rico, jaja, al menos, a mí me encantó. Con este pan, lanzas la creatividad y «con intuición y sentido común» difícil negar el disfrute.

Seguramente, Sinestesia no volverá hasta la vuelta de Semana Santa, no habrá tiempo los próximos findes, yuhuuu ¡Vamos inspiración, no me falles!

Gastronómicamente hablando, mis comidas caseras (Tuppers de mamá, vorí vorí paraguayo by Cinthia y mis enreillos varios) han sido los tops de la semana y, en esto, no me voy a meter, tampoco a criticar sitios visitados que no me han dicho nada, no es mi estilo “si hay ocasión, me preguntan, doy mi opinión de buenas maneras –ojo, no tiene por qué ser la correcta, simplemente, trasmito mi experiencia-.

Los encuentros se han llevado la palma esta semanica, sigo tachando cafés pendientes, provocando reencuentros, vidas perdidas, puestas al día, el tiempo que vuela y el tic tac que sigue su frenético ritmo. También te digo que hay encuentros que quiero que lleguen y nunca se dan, jaja… No tendrá que ser, o, será, a su tiempo. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida ¡Ilusión, no te vayas!

Toma Café Olavide (C/ Feliciana, 5. Chamberí) fue la escena elegida para volver a ver Dani Martínez. Una consulta on line nos puso en contacto hace años y, cómo no, cuando volví a Madrid quise conocerle; el momento llegó en la inauguración de la Escuela de Hostelería y Turimo MasterD. Han pasado dos años y no nos volvimos a ver Ya tocaba. Feliz de ver su trayectoria y cómo está disfrutando en su nuevo proyecto centrado en todas las posibilidades que ofrecen los garbanzos en el Imidra (Instituto Madrileño de Investigación, Desarrollo Rural y Agrario) en el Centro de Innovación Gastronómica de la Comunidad de Madrid ¡Enhorabuena y mucho éxito garbancero!

Por cierto, en Toma Café Olavide (tienen otro en Malasaña, más pequeñito) puedes disfrutar de buen café de especialidad o algunas bebidas curiosas y fresquitas como la Chaimonada o el Ginger Storm. Ambiente agradable, distendido.

Spicy Yuli y su Aladina Juliana Perpén

Spicy Yuli es un rinconcito muy especial en el barrio de Malasaña, en el 42 de la calle Valverde, por la calidad que regenta en todos los sentidos ¡Si no has pasado aún, no dejes de hacerlo! Es una casa de Especias y Tés de calidad donde encontrarás auténticas maravillas; con las especias viajarás a todas las cocinas posibles, con los tés, te reencontrarás (tiene un té para cada momento, según gustos y sensaciones). Los “caprichos” captarán tu atención, si lo hace la mermelada de rosas, no lo dudes, píllala.

Visita a la Tienda Spicy Yuli con los alumnos de la Escuela de Hostelería y Turismo MasterD, con Ángela Valera.

Estuve el viernes y qué buena forma de iniciar el finde; Juliana apostó por hacer su sueño realidad en el 2009 y sigue, día a día, manteniendo su esencia, la misma que no te dejará indiferente si pasas. Una persona especial, créeme, donde la pasión y la sabiduría se unen en sencillez y buena onda. Vas, charlas con ella, sales con especias, consejos de cómo utilizarlas… Trato exquisito, detalles siempre. Esta vez, registré esta frase de su localidad natal, Cádiz, “Quien no se embarca, no se marea”. Gracias Yuli.

Desayunos con “lengua” Gluten Free

Elisa, Ana y Víctor y Raquel Contador en el «desayuno charlatán» sin gluten en La Celiacoteca

Sí, sigo provocando desayunos los fines de semana. Desde que lo anoto en la agenda, mantengo la ilusión hasta que llega el momento, no por el desayuno, aunque sea algo foodie, sino por las personas que harán que «el desayuno» alimente con plenitud. Evidentemente, si el sitio, su ambiente y su oferta son buenos, el disfrute es, además, gustoso.

Este sábado quedamos en La Celiacoteca, obrador sin gluten en el Barrio de Salamanca (C/ Eraso, 3); un templo de dulces y salados placeres para los celiacos.

Croissant a la plancha con mantequilla y mermelada; yo, no me digas por qué, le pongo un toquecito de sal sí o sí.

Conocí este lugar gracias a mis amigos Ana y Víctor, del Blog Caminar sin Gluten y, justamente, la primera vez que quedamos para desayunar fue aquí. No soy celiaca y, de momento, todo lo que probé está muy rico (el pan, los croissants, los donuts, las palmeritas…). Un lugar con mucha luz, donde el obrador, la pastelería y la cafetería se convierten en un 3 x 1 ideal con el obrador con vistas al cliente; está genial para desayunar o merendar. Terminamos a la hora del vermut, bla bla bla…. jajaja…. Gracias Elisa Martínez, de Aglutinante, y a los caminantes por estos instantes; historias de aquí y de allá, puesta al día… momentos de calidez que te dan un chute de energía memorable.

Torrija sin Gluten, detalle de Helena Buendía ¡Ya estamos en temporada de Torrijas!

La Celiacoteca es sencillamente genial y mucha culpa es de Helena Buendía, propietaria y directora del local, que, junto con su equipo dan mimo a todo lo que hacen y se nota. Cuidan mucho los detalles y, si vas, lo palparás. Mesa de desayuno bien puesta, buenas presentaciones, trato amable y profesional.

El café está muy bueno y las tazas «distintas» molan mucho. Soy de las de café en vaso, eso no hay, pero no lo eché de menos

Sorbos de Fantasía en La Mezcaloteca

No me quiero repetir, si me lees, ya sabes que soy Pro Byron Vinueza. Desde que me hizo el primer cóctel personalizado, me quedó prendada, pero no solo por el cóctel sino por cómo te va contando cómo lo hace. No me extraña que estén buenísimos, porque el entusiasmo se nota en vaso, en plato o donde se ponga. Ahora, es el bartender de la Mezcaloteca (C/ Humilladero, 28) en la Latina y, de veras, tienes que ir.

Ayer, probé el TULE, un cóctel a base de Mezcal, tamarindo, Fino de Jerez, Lima y jengibre ¡No quería que se acabara! jajaja… Me apliqué el lema al dedillo “El mezcal no se toma, se besa”, jiji. Reconozco que el sabor ahumado del Mezcal me abruma, con la acidez del limón y el picante del jengibre, me reconquista.

Las presentaciones siempre acertadas, el contenido siempre bienvenido. Cócteles en la Mezcaloteca.

Tras una cena en un lugar de paso (estaba todo lleno y donde caímos, nos sentamos) que ni recuerdo el nombre y me dejó con cara de Póker, jajaja… No vi mejor salida que ir a la Mezcaloteca para darle la vuelta a jugada; siempre un acierto.  La próxima, cóctel y “pica pica” mexicano allí; su fuerte no es la comida, pero tienen las sugerencias justas para complementar los combinados con bocado (tamalitos, empanadas, tacos, nachos…) que cambian según el mercado (la gente los pedía, lucen apetitosos y, mi amiga Cinthia, sí que probó las empanadas anteriormente y le encantaron).

Resumen de la noche del sábado, otra noche de plan sin plan donde suerte en la cena no hubo, pero no siempre se acierta… Dejamos atrás el bocata de calamares (nos hizo un guiño) tras la plaza mayor, porque estaba petado y queríamos un vinito antes… Buscando el vino, cenamos. Bocata y cóctel o cóctel y tamalitos hubieran dado en el clavo, pero lo que se da se da y así pasa y pasará, jajaja…

Ya termino, pero antes, ¿Por qué el título? El Sabor de Tu Mirada “bocado al habla”. Fácil. Somos un cóctel de sensaciones, cada uno con las nuestras, anticipadas muchas veces en esos viajes mentales que te recrean situaciones, recomendaciones… Al final, son los bocados los que te dan la respuesta. Si la mirada y el bocado conectan, ¿La felicidad te alimenta o el alimento te hace feliz? Fórmula estándar para customizar al gusto.

8 comments

  1. Mis felicitaciones campeona, siempre es grato y. Momento café, té o simplemente una sonrisa llena de ilusión,

    1. Gracias Amiga; está siendo fabuloso compartir tantos encuentros con gente magnífica. Ya nos marcaremos otro nosotras, sabes que me encanta. Un abrazo

      Raquel

  2. Tu forma de comentar un simple desayuno con amigos, naturalmente, corresponde a mi sentido de comer, charlar y beber, origen de placeres que no proporciona ni un huevo pasado por agua aliñado con buen caviar pero consumido en la inútil mesa sin. Compañia. !Gracias!

    1. Ay Gonzalo… si te transmite eso, me doy por satisfecha. Muchas gracias por tus palabras y, sobre todo, por seguir mis andaduras. Un abrazo

  3. Como siempre un estupendo relato escrito con el corazón y con todo ese conocimiento sobre grastronomia y relaciones de amistad.

    Fue estupendo en desayuno en La Celiacoteca (Un día tenemos que ir a la de Alcalá de Henares) y esa charla tan variada y gratificante contigo, con Elisa y ese ratito con Helena.

    Besotes
    Ana y Víctor

    1. Ana, Víctor… este año no lo hemos pensado, pero justo, son 10 años de amistad desde aquel encuentro bloggero… Conectamos y me alegra seguir haciéndolo. Si escribir con disfrute, contar simplemente lo que es… es hacerlo con corazón, encantada de ser contadora de estas historias.

      Un abrazo

      Raquel

  4. Cómo siempre me entra apetito leyendo y viendo la presentación de esos platos voy tomando nota para cuando vaya a verte, espero que sea pronto y tener la posibilidad de degustar

    1. Jajaja…. pero si es que a ti es difícil que no te entre apetito. En el campo es donde más disfruto de las comidas, así que ya queda poco para repetir. Un abrazo. Raquel

Responder a Rabea Cancelar respuesta