Serendipia ¿Azar de la vida o juego provocado?

Lentitud, rapidez… Dos  palabras antagónicas y compenetradas que forman parte de las reglas del juego más preciado y donde todos participamos: El Tiempo.

Desde mi regreso de los Andes, el tiempo se ha esfumado, parece increíble que ya haya pasado esta aventura chilena… El tic tac para la Navidad ya empieza a sonar. Cuando llegan los viernes sonrío, me contento, pero no solo porque llega el finde (ocio, relax o lo que a una se le antoje) sino por ser afortunada de estar ocupada en algo con lo que disfruto, de poder gozar del tiempo con todas mis capacidades, de disfrutarlo. Estas dos mismas semanas (un kit kat para mí) pueden ser un horror a ritmo de caracol para muchas otras personas o, para nosotros mismos, cuando no estamos (o estemos) bien. Este finde me limité a no hacer planes, el tiempo se alarga y echo de menos el frenesí de las burbujillas del trajín habitual; consciente de que mal no me sentará, jajaja…

El caso es que, obviando la gastronomía por hoy, me doy licencia para reflexionar, para agradecer  sobre otras cuestiones del tiempo. Aquí la Serendipia puede tener algo que ver, sí, pero también: la aptitud-actitud y las personas que se cruzan “a tiempo”.

Por un lado, la aptitud y la actitud tendrán mucho que decir ante el tiempo que invertimos en las cosas. Alguien con habilidad y capacidad en algo, evidentemente, hará la labor en menos tiempo; la actitud hará que, aunque más lento, la tarea dé sus frutos. Es decir, la subjetividad del tiempo es infinita y, en muchas ocasiones, somos nosotros el grosor de su medida. Justo el viernes me cabreé un poco conmigo misma… Estaba muy concentrada en una tarea que tenía que enviar  y me pidieron dos minutos para contarme algo; dije “ahora no puedo, estoy en algo urgente, luego te busco”. Acto seguido me dije a mí misma “Raquel, realmente, ¿No podías parar y charlar un poco con esa persona? Me fui así para casa, pensando en que, la próxima vez, sí pararé.

Por otro, las personas, esas que van y vienen; con algunas la conexión es memorable.

Aprender a mirar, abrirse a las sensaciones

Año 2009, almuerzo especial entre amantes de la buena mesa.
Año 2009, almuerzo entre amantes de la buena mesa.

Aunque soy más del calor del veranito, me gusta el otoño, su colorido, la luz especial de los días… Días que llaman a un buen libro, a sofá y manta, a una taza de chocolate caliente, días de melancolía o de encuentros… Días como hoy, en los que me paro a pensar en las personas que se van cruzando en mi camino; todas “hicieran el bien o el mal”, tuvieron su papel en mi historia.

No voy a nombrar a todos, pero sí quiero, desde Sinestesia, citar y dedicarles unas palabras a personas del sector gastronómico y, alguna excepción, con algo en común ¡Las Ganas! En aumento por su sencillez, humildad y cercanía.

Margot Serrano, autora del Blog Cosas de la Vida; una mujer con una personalidad arrolladora, creativa, cariñosa, con el don de cuidar el más mínimo detalle. Tras muchos años hablando por las redes, nos encontramos en el 2009; nunca olvidaré que me recibió con una gran sonrisa. Al despedirnos, me regaló un libro y una libreta con una frase “nunca dejes de sonreír; no sabes quién pueda enamorarse de tu sonrisa”.

Lila Ortega, cronista en Comer Con Lila: si algo destaca de Lila es su dulzura, su forma de hacer y de transmitir. Puede haber una “tempestad o estar diluviando”, al sentarse con ella, todo se calma.

Eugenio Garrido, Director de PanContigo: 5 años han pasado desde que comenzó su andadura PanContigo, un espacio dedicado al pan “al buen pan” y a otras cosas del compartir. Tras 25 años como ingeniero industrial, Eugenio se lanzó a cumplir su sueño, un sueño que con éxito comparte con todo aquel que visite su espacio en la ciudad pacense. Hablar con él y verle en acción es acariciar la pasión por el buen hacer.

I Picnic Urbano en PanContigo, año 2015 (Badajoz)

Pedro de Diego, sumiller y docente: compañero en la Escuela de Hostelería y Turismo MasterD. Es un placer organizar cosas junto a Pedro o tenerle de invitado. Nunca deja de formarse y de compartir sus conocimientos con entusiasmo. Es un lujo trabajar con personas como él, profesionales y donde la humildad se personaliza.

Pedro De Diego, Eva Pardos y yo ¡Qué tres!

Leonor García Pajarón, profesional entre el marketing y la gastronomía, coordinadora de Gastro-Magazine. Pura energía. Leonor, a ti, no sé por qué te podría familiarizar con las naranjas. Tu vitalidad me entusiasma.

Josiana Bernardes, formadora Café Especialidad en IdCoffeeLab; la sensibilidad y la generosidad son dos de sus ingredientes más destacados y, sumados a sus amplios conocimientos, le dan una fórmula única que se siente en sus aulas y en todo lo que toca. Conocer a Josiana es una dosis de motivación, exprime el tiempo en cápsulas de producción continua.

Viaje Mina Geráis (Brasil, 2018) con Josiana Bernardes. Ruta del Café de Especialidad.

Ana y Víctor, creadores en Caminar Sin Gluten: creo que a ellos los considero como mis padrinos, jeje… Siempre están ahí y siempre es un placer encontrarme con ellos. Entusiastas, alegres, optimistas, generosos… Años y años apoyando al colectivo celiaco, formando y colaborando para una restauración sin fronteras, una restauración donde el celiaco tenga opciones y, sobre todo, se sienta seguro.

Desayuno con Ana, Víctor y Elisa Martínez en la Celiacoteca (Año 2019).
Con Carmen Tristancho, Juan A.Narro y Rafa Prades

Rafa Prades, otro ingeniero peculiar con dotes de chef: amante incansable del buen comer, cocinero y, además, gran comunicador. Tras años dedicado principalmente a su profesión de ingeniero, Rafa está, ahora, dedicando tiempo a lo que más le gusta “el arte de cocinar y compartir”. Imparte talleres de cocina y recientemente ha publicado la triología “Sabrosos Bocados” ¡Enhorabuena!

Mara Rodríguez y José Fernández; qué par más grandes. Directores de Air Drone View son unos cracks en todos los sentidos, pero si algo me llamó la atención es su don de gentes, su amabilidad y simpatía. Trabajé con ellos unos meses tras realizar un curso de comercio exterior en Extremadura. Me asignaron esta empresa y mi frase fue ¿Drones? Qué raro… con mi CV pegaría más en algo de jamones ¿No? Pero, oye, qué acierto ¡Conocerles fue un gustazo!

Ana y Marta Parral: 2 amigas de la infancia (sí, desde parvulitos, como decíamos), una soñadora, más loquita, otra más pausada (ahora) más crítica. Ambas hacen una simbiosis perfecta en su proyecto “Las Catalinas”, donde organizan bodas de ensueño, a medida y, sobre todo, con entusiasmo, poniendo todo el cariño que les caracteriza en cada historia. Les deseo mucho tiempo para que sigan disfrutando cumpliendo sueños.

Adelardo Contador Torres: sí, mi hermano pequeño. No podía dejar de incluirle. La vida le ha dado un hachazo este verano, pero también una oportunidad. Su actitud ante este bache y su templanza nos tiene asombrados; las ganas se reaviven en él.  Hoy “tu tiempo” es más lento, pero irá cobrando ritmo y tú sabrás sacarle el máximo provecho.

Visitando El Mercado Chamberí (Ade probando por primera vez un Pisco Sour, marzo de 2018)

Ya, sí, hasta aquí. Quizás te aburriste, quizás te animé a reflexionar, pero si llegaste hasta aquí, gracias una vez más por tu tiempo. Solo quería pensar contigo y recordar “agradecida” esos tiempos que muchos me regaláis.

8 comments

  1. Un post muy bonito, Raquel. Con mucho sentimiento, las personas se cruzan en nuestras vidas, unas para bien y otras para enseñarnos por dónde no queremos ir. Grandes palabras 😉

    1. Gracias Eva; hoy quería hacer algo distinto y, sin duda, pensar en las personas que he ido conociendo es una gran motivación para teclear.

      Un abrazo

      Raquel

  2. Un precioso post, lleno de sensibilidad de sentimientos, de gratitud por todo y hacia todos.

    Gracias por tus palabras hacia nosotros (tus padrinos adoptivos)

    Besotes y deseando volver a vernos

    Ana y Víctor

  3. Ana y Víctor,

    Parece mentira que hayan pasado 10 años desde aquel encuentro en Maceiras y es un lujo que sigamos encontrándonos. En breve, a brindar por ello.

    Gracias por vuestro apoyo

    Un abrazo

    Raquel

  4. Desde PanContigo, te agradecemos tus palabras, fueron momentos iniciales con mucha mucha incertidumbre, pero con la seguridad de que si las cosas se hacen bien, tiene su recompensa, nos acompaña en este camino un equipo humano superlativo que hace que PanContigo sea lo que a día de hoy es, Un lugar donde te sientas como en Casa pero fuera de Casa.
    Sin duda un proyecto novedoso y creativo , que nuestra ciudad Badajoz ha acogido con los brazos abiertos.
    Raquel muchas gracias y que GRANDES seríamos si formaras parte de nuestro equipo.
    Besoss y nos vemos en Navidades

    1. Ay Eugenio, siempre recordaré ver el espacio «aún mudo ante todo lo que le esperaba, semi vacío», pero lleno con la descripción que dabas. Todo lo que contaste en aquel desayuno con Manuel y Marta es, hoy, una realidad superada que no deja de evolucionar. Yo, al igual que tú, sabía que funcionaría. Negocio pionero en Badajoz «prueba piloto» para muchos que han ido llegando.

      Gracias a vosotros por el trato y las ganas que ponéis en todo. Nos vemos pronto!!!!

      Abrazos

      Raquel

  5. Hoy precisamente me dice Facebook que hace 3 años que nos hicimos amigas. Lo bueno es que no importa cuánto, sino la calidad de la amistad y cómo disfrutamos de esos ratitos que «echamos»
    Me ha encantado y me ha llegado muy hondo tu post.
    Una y mil veces gracias por ser como eres. 😘

    1. Hola Leonor 😊🙌
      Qué bien que te haya gustado. Me encanta que me sigas y me anima a seguir los domingos con estas historias jeje… Los raticos «breves» que tenemos son muy top. A por más.

      Besin

Deja un comentario