Ciempiés Non Stop ¿Restauración Evolutiva  o Modernista?

La creatividad va muy unida a la innovación, pero se puede ser creativo sin innovar o se puede innovar sin ser creativo; cuando se innova con creatividad, el resultado suele ser bastante atractivo, creando el efecto mariposa. Por poner un ejemplo, a todos nos hacen regalos, pero cuando se innova en el formato y se inyecta de creatividad, causa admiración y se percibe diferente, aunque “el contenido-producto” no sea único, el resultado global sí, es singular, te ofrece una experiencia con un DNI particular. Lo mismo pasa en la restauración. Al paso de hoy,  comentaré un par de sitios ubicados en “ponzaning” y deshilaré algunas reflexiones sobre ello.

Muchos barrios de Madrid concentran su oferta gastronómica en calles que pasan a ser un gancho de oro, donde conviven un montón de restaurantes de distinta índole, digamos que se suman a la práctica de la Coopetencia, “compiten” de manera colaborativa. Esto no es una moda, la cava baja lo practica desde hace mucho; luego, las modas van dando protagonismo a las zonas según los aires del público o las preferencias de los influencers.

Ponzano, Ciempiés Internacional, tradicional y de vanguardia

La calle ponzano y toda su manzana es un no parar de sitios, mires donde mires, parada gastronómica, restaurantes, cafeterías, tiendas gourmet… Eso sí, como dije en alguna ocasión, muchos cambian de cara a los dos años; los que se mantienen es porque, globalmente, ofrecen una buena experiencia que, además, está bien gestionada. Esta semana, visité dos sitios y, en ambos, caí de casualidad; la intención era ir a otros locales que, previamente, llamaron mi atención por Instagram. La ficción no superó a la realidad.

Teje y Maneje, Taberna Urbana

Creo que fue el plato estrella del día, donde hay buen producto y buen trato «pa que más»

Había reunión de equipo en versión almuerzo, era martes, mi idea «llevarles a probar el donut de cocido, una tapa premiada y, según parece, merecedora». Como sabía que eso del donut salado podía llevar a caretos extraños, tenía otras opciones. Eligieron Teje y Maneje (C/ Ponzano, 16). No teníamos reserva, entramos y estaba  vacío, barra larga y mesas altas para tapear. Preguntamos si había mesa para almorzar y, el chico, muy amablemente, nos dijo que sí y nos llevó a un salón privado con una mesa de 8  comensales. Allí nos encontramos, solitos, como en casa. Sin pensarlo, pero para una reunión-almuerzo, perfecto.

Ensaladilla rusa tradicional con pipas de camarón y regañas

A primeras, el local, pega más para ir de afterwork, copa, coctel y algún pica pica informal. Seguramente, por eso, al mediodía estaba desierto (seguramente, el ambiente sea muy distinto en las noches).

Pedimos raciones para compartir: Ensaladilla rusa con pipas de camarón, tomate aliñado con aove de aceituna hojiblanca, tostón de ventresca y tostón de paletilla ibérica.

Tostón de paletilla ibérica, buen bocado con buen pan «sabor tradicional»
Tostón de Ventresa, Piquillos y cebolla caramelizada; un clásico combinado sobre pan crujiente.

La verdad, todo muy bien presentado, producto de calidad, elaboraciones sencillas pero muy ricas. La atención muy correcta. Un acierto improvisado. Teje y Manaje es una de las “patas” del grupo La La La, que ya cuenta con 9 locales en la zona y que está calando muy bien, en línea con la tendencia “sitios molones con un picoteo atractivo a precios asequibles”.

El Toril Gourmet “Fast Good con Pasión”

Nuevamente, mi rutina de Tupper se cambiaba por un almuerzo-reunión por la zona y, en mente, tenía ir a la sakería, en el Mercado de Chamberí (Alonso Cano, 10). Hacía tiempo que no me pasaba y lucía bien distinto: repleto de gente, casi no había hueco en la zona de restauración, y todos los locales nuevos. Creo que no hay ninguno de los que estaban en el inicio. Me gustó ver que, por fin, esta iniciativa tiene éxito los días de diario. La sakería llamó mi atención por las redes, pero, al llegar, no me atrajo nada; pregunté por algunos platos de la carta y no había, me recomendaron el menú. Mientras, bandejas de burgers asentaban en todas las mesas ¡Menuda pinta!

Decidimos rápido ¡Venga una burguer de esas! Mi compi fue y pidió 2 menús de burguers. Al instante, le dije, creo que el puesto de las burguers que vimos era el de al lado, jajaja… Así fue. Efectivamente, Juancho´s BBQ y El Toril Gourmet están pegaditos, tanto que casi parecen el mismo. Impresionante ver la producción de Burguers en Juancho´s, era un no parar y la carne tenía una pinta tremenda, ves todo el proceso “a la barbacoa”. Fijo que me paso a probarlas.

No se aprecia muy bien la cantidad de carne, pero era abundante y muy sabrosa

Nosotros pedimos el menú en el Toril Gourmet, Pulled Pork Burguer con patatas, bebida y postre o café (12 €). El pan lo estaban horneando allí mismo. Llegó nuestra orden y tenía muy buena pinta con doble o triple ración de papas. Estaba deliciosa y bien cargadita de carne ¡Vamos que con hambre no te quedas, jeje! La carne jugosa, se deshacía y muy sabrosa. Solo dijimos, ay el pan… qué pena que estaba como muy blando (la parte de abajo). Se lo comentamos al chico y, justamente, nos dijeron que nos pasáramos otro día; estaba recién horneado en esa ocasión y no reposó el tiempo necesario. Nos dijeron que llevan tres años con este pan que elaboran ellos mismos y que es parte del éxito de sus burguers ¡Volveré a por la burguer con el pan reposado!

Yo me pedí un vino (tienen vinos de calidad y te ponen una buena copa); la cerveza, te dan el ticket y la pides en el puesto de Cervezas la Virgen (Cerveza artesana madrileña). El café, correcto también y, la atención, muy amable. Sin duda, una experiencia recomendable.

Hay tantos sitios… Otra de las calles por las que paso a diario y que tiene el mismo efecto, es la Calle Cardenal Cisneros, donde conviven tradicionales con recién llegados y siempre hay mucho ambientillo, locales repletos. Cada vez que paso digo, aquí tengo que venir y aquí, jajaja… No sé cuándo ni con quién, pero supongo que irán cayendo de a poco.

Para despedirme hoy, haré mención al Cúrcuma Latte, leche dorada o Golden Milk. Hacía tiempo que lo conocía de oídas, pero probarlo ha sido mi perdición. Si te gustan las especias y las bebidas calientes, no dejes de probarlo. Hay distintas variantes con la base de cúrcuma. Yo compro el mix que prepara Juliana en Spicy Yuli y le añado un poquito de miel y Azafrán de la mancha de la DOP Azafrán de la Mancha.

Imagen del Cúrcuma Latte Preparado por Juliana en una MasterClass conjunta con la DOP Azafrán de la Mancha
Imagen del Cúrcuma Latte Preparado por Juliana en una MasterClass conjunta con la DOP Azafrán de la Mancha

Está de vicio. A mí me gusta con leche de vaca, pero también puedes optar por la “leche” de coco o de almendras (en este caso, no necesita ningún edulcorante). A mis invitados se lo pongo y, el siguiente paso, es visitar la tienda de Spicy Yuli ¡No digo más!

4 comments

  1. Buenas tardes
    Una ruta interesante, me gusto la primera propuesta

    1. Gracias Rabea,
      Ambas son buenas opciones para diferentes momentos y gustos.

      Un abrazico

  2. Pones los dientes tan «largos», con tus propuestas, que es preferible leer tus artículos a deshora. Esto es, cuando no apetece.
    Si el artículo va de comida-comida, lo suyo es a primera hora de la mañana, cuando una tapa, por rica que sea, no acaba de apetecer.
    Y cuando es cosa de dulces o postres… eso ya es más difícil.
    Una entrada, como siempre, genial. Gracias por las recomendaciones de lugares a visitar.

  3. Hola Jaime
    Me alegra tener tu feedback en cada entrada. Muchas gracias por dedicarme tiempo.

    Un abrazo.

    Raquel

Deja un comentario