InMersión Sabor México

Que me gusta palpar las culturas a bocado no es nada nuevo ¿Verdad? Hoy viajaremos a México o, al menos, intentaremos tomar un pasaje. Podría haber titulado este post “Calidad de aroma y cultura”, ya verás por qué. Acompáñame 5 minutos y nos comentamos al final ¿Te parece?

Las posibilidades  de apreciar una cultura se han ido multiplicando; hoy, gracias a la globalización todos podemos tener un cachito de otro país a golpe de sentidos sin desplazarnos demasiado (restaurantes de comida internacional, supermercados especializados, amigos de otros países que te muestran su gastronomía, recetarios on line que te llevan a cualquier lugar…).

Desde pequeñita, he sido curiosa ante sabores de otros lugares, nuevas recetas y fusiones… En destino, está claro, tienes una visión completa, de 360º, el ambiente, la gente, los lugares… se suman a la experiencia y tienes una oportunidad completa de sumergirte “por momentos” en otra cultura. En la distancia, la escena es diferente, pero hay intensidades en función de los matices y, en ocasiones, te puedes ver casi en el otro continente. ¿Has sentido esto alguna vez?

Los astros se alinearon para planificarme un “viaje” a México sin previo aviso, en dos pasos y en dos ambientes.

Escena “Aroma Brasil, notas de México”

En Enero, mi amiga Josiana Bernardes, amante del buen café y con una sensibilidad muy especial, viajó a Coatepec, en Veracruz (México). Regresó encantada y me comentó que teníamos que vernos, que tenía una cosita para mí. Mientras planeábamos quedar, nos confinan y el encuentro se alargó. Finalmente, hace 2 semanas nos vimos y me habló, en profundidad, de la maravilla de viaje que vivió y, en especial, de una chef María Alejandra Ramírez, quien les hizo de embajadora gastronómica y mostró su quehacer en su restaurante Dulce Naranja Dulce.

¿Qué me trajo? Gastronomía al Café, un libro que es culto a toda una tradición cafetalera más allá de una taza, una fusión de aromas, procesos y texturas, donde la cocinera María Alejandra nos enseña a dipear con café, salsear, guisar o brindar exprimiendo al máximo la magia de un grano de café. Como menciona Martha López Castro en el prólogo, “nuestro paladar se educó para tomar café, hoy, Alejandra nos ofrece la oportunidad de reeducarlo comiendo café”. Quienes sois amantes del café, de la gastronomía, de los viajes, os recomiendo esta adquisición.

Aquella tarde volví a casa envuelta en gratitud. Charlar con Josiana es siempre un buen plan, transmite su know how de vida, intenso y con delicadeza. La visité en su casa, recordamos nuestro viaje en Mina Gerais (Brasil), tomé un rico café con cookies de chocolate blanco y frambuesas que nos preparó su hija. Regresaba en el metro con notas de Ruanda, entre chocolates y caramelos, sensaciones que llegaban a mí gracias al otro obsequio que traía en la mochila “Café de Ruanda” by IdCoffeeLab.

Escena “Aroma México, danza casera”

Sin comerlo ni beberlo se me presentó una fiesta en una casa con Mexicanos y yo, en mi línea, “pues venga, allá vamos”. Había que ir hasta Villalba, era cena y, la falta de trasporte, avisaba larga noche hasta la apertura de la renfe. Allí que me planté. Entras en la casa y no faltaba detalle, bandera de México, mesa llena de platillos a todo color, micheladas, tequila, música mexicana… De primeras, me encantó. Yo pensaba que era un encuentro más, de amigos mexicanos en Madrid, pero no, resulta que festejaban el día de la Independencia de México que se celebra cada 15 de septiembre; de ahí el homenaje completo a su cultura y tradición.

Creo que es la experiencia más próxima a México que he vivido, platos caseros (recetas de sus madres y abuelas) con productos 100% mexicanos en su mayoría. En la mesa, tortillas negras y blancas, al natural y crujientes, para que tú misma te montaras tu taco. Abres boca con Agua de Jamaica, continuas con la Michelada y, a golpes, chupitos de tequila.

Probé los nopales (hojas de cactus encurtido), los tacos dorados (fritos), de suadero, de cochinita pibil… Y, de postre, dulce de tamarindo y chile “Pulparindo”(por lo visto, las golosinas de la infancia) y mazapán de la rosa, elaborado con cacahuetes tostados y que me recordó a nuestras almendras de turrón navideñas, en textura y sabor, pero quizás aún más dulces (son contundentes, para un bocadito). Estos productos se pueden conseguir en la tienda 100% México, en la calle Castelló, nº 22 o en el número 12 de la calle del Duque de Medinaceli.

Saboreé un poquito de México, supe de sus costumbres, de que a los chupitos le llaman “caballitos” o que, al bailar, la primera vuelta es simulada, un anticipo a que has de voltear a la segunda, jajaja… Sí, bailé, ni modo…

Regresas a casa, amaneciendo, pensando en que el domingo se iniciará con un desayuno para dormir, algo cansada de trasnochar (años hacía de estas andadas…) pero contenta de poder vivir estas experiencias. He de dar las gracias a Yan, mi nueva compi y quien me invitó a este festín; cómo no, a todo el grupo de amigos mexicanos que nos abrieron la puerta de su casa para festejar juntos su Fiesta Patria.

Hasta aquí el pasaje, un trayecto que me hace pensar en las mil y una oportunidades que tenemos a nuestro paso, muchas las perdemos por vaguería o pereza formulando un “no, no me apetece”, muchas porque no se tienen que dar. Pero, es una auténtica gozada las vivencias que una tiene ante la balanza del “sí, allá vamos”. Por supuesto, siempre pude salir algo del revés, pero es mejor probarlo a que te lo cuenten.

10 comments

  1. Top, como siempre!!!! Gracias por siempre decir «sí» a los planes y aportar la buena conversación, la sonrisa y el after-party en forma de post jajaja. Crack!!!

    1. Gracias Yan,

      Me alegro que te haya gustado ¡Más vivencias dignas de ser contadas llegarán!

      Un abrazico

      Raquel

  2. Madre mía! ¡ No manches!( Expresión mexicana: de verdad?)

    ¡Cuanta conexión tenemos!
    Gracias por el cariño. Tenemos el mismo afán de sabores por la vida! Que la comemos saboreando cada atributo! Ya sea Dulce, salado, acido o amargo. Y se nos dan limon, hacemos limonada 🥳😁🇲🇽☕

    1. Ay Josiana, no manches jeje… Ya aprendí algo nuevo. Ganas de compartir otro ratico. Gracias por la lectura y por tu atención siempre.

      Un abrazo,

      Raquel

  3. Buen domingo preciosa!
    Este recorrido gastronómico, mexicano me ha encantado.
    Veo que te lo has pasado «chévere» .Yo no soy de picante, pero conozco mucho la comida mexicana, casi cada semana iba a comer a uno en Barcelona. Hace muchos años de eso.
    Me ha llamado mucho la atención el libro sobre cocinar con café.Es una tendencia que ya había oído hablar. Me apasiona el café, y no cualquiera. Tengo la suerte que dónde vivo, hay un restaurante ecológico, dónde el dueño ha hecho un Máster , (no sé si se llama así).Cuando te sirve el café, viene con una tarjeta, dónde dice de dónde viene el café, en que Hacienda se hace, nombre del productor, y país. Nunca es el mismo, ya que es como un café de temporada. Es muy apasionante el.mundo del café. Tu amiga te a traído un tesoro. Feliz domingo

    1. Hola Querida Margot,

      Muchas gracias por tu lectura. Qué bien que te haya gustado y qué gusto oír de ese lugar donde te ponen cafés de calidad con su historia de procedencia, qué lujo para los amantes del café y los curiosos de la gastronomía.

      Un abrazo y feliz domingo

      Raquel

  4. Que buena vibra, la vida que es? Si no le ponemos sabor y una buena compañía, México ha de ser un país grandioso… te ánimo a que hagas ese vuelo a las alturas, para que puedas disfrutar de su gente y de su historia, de sus chamanes y sus antepasados, de su cultura y de su identidad, es un pueblo grande.

    La vida nos pone a alguien en el camino, por algo, sigue tu instinto, siempre que nos devuelvan nuestra libertad de movimiento, que espero que sea pronto, feliz comienzo de semana, un placer leerte

    1. Gracias Rabea,
      La verdad es que hasta el momento creo que es lo más cerca de México que he estado. Comida casera, entre charla con acento mexicano y música al compás.

      Algún día espero vivirlo en el país y al completo.

      Un abrazo

      Raquel

  5. Que bien….tu no paras….me ha gustado un monton tu post y la comida tiene muy buena pinta!!!!

    1. Gracias Inga,

      Me alegro que te haya gustado y me alegra verte por aquí.

      Un abrazo y seguimos!!

Deja un comentario