¿Aventuras a Bocados o Bocados de Aventura?

Acabo de tener un pensamiento, “yo en Londres más feliz que una perdiz” ¿Y eso? Me dije; reflexioné e hice un breve análisis de pros y contras de aquel entonces –no todo era color de rosa-. Sobre esta partida, anotando nuevas gastro-experiencias comenzamos.

En Londres, año 2014, trabajando en una tienda de ropa, viviendo con una pareja (él inglés, ella coreana), casi no tenía días de descanso, en una rutina que me estaba consumiendo con ese sin parar, pero no me daba cuenta “estaba contenta, aprendía cada día, mi inglés mejoraba”. Cada día lo vivía como un capítulo de una historia, la experiencia en sí la viví así, como si fuera una película que sabía que tenía un fin –sabía que regresaría a España, que esto era un paréntesis en mi trayectoria-.  Hoy, tuve otro pensamiento ¿No deberíamos vivir así todos los días?

Siempre lo digo, los días no son buenos ni malos (sí, salvo circunstancias ajenas a nosotros y que nos llegan), nosotros hacemos que, al caer el sol, nuestro día haya sido gratificante. Este finde se dio de otra manera a como mi mente lo había pensado, pero me siento muy contenta de cómo lo he vivido, sin grandes cosas, pero con cosas hechas. Un día menos para estar más integrada en la ciudad, un día menos para sociabilizar en actividades externas que me gustan y ya se echan de menos. Tras esta pequeña introducción, paso a comentar algunas cositas del comer.

Panadería Simón, un clásico en Zaragoza

Varias personas me recomendaron esta panadería (ya la tenía yo fichada también; su largas colas de espera captaron mi atención en mi callejeo). Estaba esperando a terminar el pan que quedaba en el congelador para volver a la carga. A diario, no me da tiempo a ir a por pan, así que suelo comprar distintos tipos y congelarlo en rebanadas. Este sábado fui a visitar a Simón a eso de las 12 hrs. Había menos cola, pero había (va rápido). Ya haciendo línea estaba yo pensando (uf con toda la gente que hay y he aquí la indecisa que le gusta mirar todo antes de comprar…). Van diciendo “siguiente, siguiente”; así, llegó mi turno. Varias chicas en el mostrador que no paran ni un segundo, panes de todos los tipos, bollos y pasteles. Me sentí perdida porque no sabía que pedir jajajaja y tenía la presión de que la mujer estaba “qué te pongo”. Al final, dije una barra de mantequilla, otra de cereales y una palmera de coco.

Salí diciendo, me cachis, la próxima vez vengo a primera hora… No me gusta ese agobio al comprar, más cuando todo pinta tan rico. Aún no probé el pan de mantequilla (tipo bollo), sí el de cereales (bastante bueno aunque me hubiera gustado menos tostado) y la palmera. Soy fanática de las palmeras, me gusta mucho el hojaldre, y, las de coco aún las tenía pendientes. Lleva mantequilla y coco. Me gustó, pero no me entusiasmo, nada crujiente. Hasta ahora, mis favoritas son las de chocolate negro y las glaseadas.

Hay 4 panaderías Simón en Zaragoza, son artesanos desde 1962, con obrador propio y su pan es de gran calidad, a partir de masa madre e ingredientes naturales. Estuve en la que está en la Magdalena (C/ Martín Carrillo, 7) y tienen servicio de cafetería; suele estar llena siempre, al menos es lo que he vislumbrado a mi paso. En resumen, volveré a por pan, evitando horas punta y probaré otro dulce/bollo que me llame más la atención.

Visité también el Mercado Central (aún no había estado), no necesita nada, pero quería curiosear para ver qué hay e ir otro día. Pues oye, hay de todo lo que suele haber en un mercado, solo que este fue reformado y actualizado en presencia. Compré una barra de avena que por apariencia parece más una galleta que un pan, es como un mix, pero me ha gustado. Anduve bastante el sábado y he de destacar los escaparates de las pastelerías, a cada cual más apetitoso –una golosa como yo se para y visiona cuál caerá la próxima vez, jajaja-. Me gustan los dulces, pero voy poco a poco, probando en equilibrio y sumando pendientes, jeje…

Sorpresas Kombucheras

Casualidad o no, el 21 de Febrero es el día de la Kombucha, hoy abrí el paquete que me llegó el viernes con un lote de 6 bebidas de kombucha. Chulísimo el flyer de presentación de esta marca “KOMVIDA”, así como el de su historia y su packaging. Nada más verlo te da buen rollo, por el juego de colores y por cómo describen el producto. De forma fácil y sencilla te explican que la Kombucha es un bebida probiótica (alimento vivo con muchas propiedades beneficiosas para el organismo) que se elabora a partir de té verde fermentado.

Además, te dan breves consejo de consumo y conservación; debe guardarse en la nevera, no agitarse y es óptima para cualquier momento del día. Esta bebida ya lleva un tiempo en boca de todos y es tendencia, ya que sigue incrementando su consumo. Aunque no la suelo consumir (no tomo bebidas con gas), he probado algunas y he de decir que la que probé hoy, de Jengibre y limón, es de las más ricas que he tomado. Estoy deseando probar todos los sabores que ofrece Komvida, mezclas muy originales y apetecibles.

No conocía la marca y, sin duda, enamora a primera vista «un amor de forma que se concilia con la calidad del contenido». Se nota que las creadoras de esta nueva marca, Nuria y Bea, han construido este proyecto con mucha pasión, pasión que se siente en los detalles que dejan y caracterizan a Komvida. En el paquetito, viene una nota escrita a mano, dándote la bienvenida a Komvida e invitándote a disfrutar del producto. Para mi sorpresa, en la nota, ponía “un abrazo desde Fregenal”; vaya, que esta kombucha se fabrica en mi tierra, Extremadura y, desde Fregenal de la Sierra, está creando fieles seguidores ¡No me extraña! Os recomiendo que pistéis su web y, sobre todo, su instagram para ver cómo sus creadoras te cuentan historias kombucheras con mucha sintonía. Ah, y claro está, que no tardéis en probar estos refrescos naturales y tan llenos de vida.

Hasta aquí llegó mi capítulo, cerrando la semana y satisfecha de vivir un día más, llenándome un poquito más de ilusión y con ganas de seguir saboreando aventuras a bocados.

6 comments

  1. Hola Raquel, soy Eli Martínez Rius, estudiando cocina en Master D, creo que en la vida todo lo que se hace con amor e ilusión hacia los demás, transmite esas sensaciones que nos gustan a todos, el ejemplo de tu lote recibido de 6 bebidas de kombucha.
    Hay que disfrutar de cada momento como si fuera el último. En la panadería, yo sería de las que preguntaría todo y el tiempo que hiciera falta.
    Si yo tuviera un negocio, me gustaría que me preguntaran y poder tener gente que se interesara por aquello que estás haciendo con esmero y con mucho amor. Supongo que por hacer las cosas como las hacen tienen esas largas colas..

    1. Hola Eli,

      Bienvenida a mi mundo de emociones. Un placer tenerte por aquí. Claro que sí y seguro que sí quieres, ese negocio será una realidad.

      Un abrazo

      Raquel

  2. Personalmente creo que si deberíamos vivir nuestro día a día como un capitulo de nuestra historia, es precioso cuando vivimos la vida como mejor nos sentimos para guardar cada recuerdo en nuestra memoria.
    Me siento muy identificada al ver que vives la vida a bocaditos como yo, todo lo que sea comida me alegra el alma. Un saludo y muchas gracias.

    1. Me alegra que te hayas sentido identificada. Muchas gracias por el feedback y por la lectura. Un placer tenerte por aquí.

      Un abrazo

      Raquel

  3. Buenas mañanas de sábado, mi querida Raquel, llego con retraso, pero siempre un placer leerte y saludarte.

    En esta ocasión haces Un viaje al pasado, para recolocarse siempre está bien, pero no permitas quedarte en ese retroceso, cada experiencia vivida es una lección de vida, tengo esperanza de que Zaragoza es tu lugar, es una ciudad que da grandes oportunidades, mira el ejemplo de mi Primo, el ama esa tierra por como lo acogieron, el dice: mis Maños de gran corazón, es mi segunda familia.

    Mi querida Raquel.
    Nuestros pensamientos definen nuestro estado de ánimo, independientemente de lo que ocurra alrededor. Es por ello que existen personas mayoritariamente felices y otras generalmente insatisfechas. No se trata de que las primeras tengan una vida especialmente privilegiada, sino de que estas deciden, en cada momento, alimentar su pensamiento positivo, y tu sin duda lo estás haciendo cuando dicen un día menos para ser parte de esta gran ciudad, te deseo lo mejor, un fuerte abrazo

    1. Hola Rabea,

      Gracias por seguirme siempre y por dejar comentarios tan enriquecedores y positivos. Nos conocimos de casualidad en tiempos de cambios para ambas y creo que ambas nos aportamos en su momento. Espero poder verte pronto t que compartamos ese café que ya es más que merecido.

      Un abrazo

Deja un comentario