¡Un Guiño a la Pasión, brindis en mano!

Día 14 de febrero, un día más, un día menos, un día, por cosas del destino, de celebración; un guiño al color rojo, donde se entregan corazoncitos por doquier, floridos, dulces, metálicos y latentes. Para mí, un día especial, como todos, cada día lo es y, la verdad, con o sin mariposas, nunca he sido de bailar San Valentín ni de concederle un banquete en su honor.

En estos tiempos raros donde las quedadas, más cuando no conoces a casi nadie en tu nueva ciudad, son complicadas, mi día, hoy, ha sido fabuloso. ¿Con quién? Con el amor que nunca se pierde, el amor y el compartimiento del buen hacer con uno mismo. Me levanté con intención de dar un largo paseo, sol radiante y cielo de un azul enigmático, pero con el propósito de hacer lo que fuera saliendo, sin plan ni norma. Así, hice tuppers para toda la semana, ordené parte de las cosas que me quedaban de la mudanza y me dejé fluir.

Cambié el café de las tardes, por una taza de chocolate caliente con una rica porción de mazapán de la pastelería de mi pueblo, Marabé (último trozo ¡Ay, bye bye…! Hasta la próxima Navidad). Así, sin prisa, me dan las 6 de la tarde y Sinestesia que me dice ¡Hey, no te olvides que ya volviste! Aquí estoy y, en tal día como hoy, hablaré de la pasión comestible.

¿Cómo darle un bocado a la pasión?

Somos afortunados por poder sentir la pasión y, además, porque tiene un sabor único en cada uno de nosotros. En mi caso, no te cuento nada nuevo, la pasión la encontré en la gastronomía, despierta mi interés continuamente y eso mantiene la llama de la relación, evoluciona y se enriquece con el tiempo. Vaya, parece que todas las relaciones tienen algo en común, jejeje… En este 14F, seguro que los “enamorados” han celebrado su compartir gracias a mantener la chispa al dente –nada fácil en estos tiempos-. Mi reflexión es que cuando tienes pasión por algo, la música, la pintura, el deporte, todo fluye y el tiempo siempre es productivo cuando te mueves en el terreno de la pasión.

Esta semana, tuve el placer de charlar con Rafa Prades en sus tertulias gastronómicas, que se dan cita cada miércoles a las 20 hrs en su perfil de Instagram. Hablé de mi trayectoria y, pasito a pasito, sé que todo se fue dando porque me movía con ganas, pero sobre todo, con ilusión. Si te apetece verlo, puedes hacerlo aquí

A mi alrededor, tengo muchos casos de éxito, en el sentido de que he visto como muchas personas han iniciado proyectos persiguiendo sus sueños; hoy, viven de ello.  En esta vida, si quieres, y el destino no te pone frenos, todo es posible. Eso sí, la mejor técnica “el saludo al sol o a las nubes” cada día, siguiendo las pautas del zumo de naranja recién exprimido mejor, jaja… Me refiero a que hay que disfrutar y dar lo mejor de sí cada día. A veces, la naranja tendrá menos zumo, pero no pasa nada, así somos, lo importante es seguir exprimiendo.

Dicho esto, no puedo hablar de pasión sin mencionar la creatividad, es una gran aliada en cualquier situación y contexto, todo sabe mejor si jugamos a ser creativos, es una varita mágica en toda regla. Gracias a ella, mi tuppers de hoy harán malabares esta semana; tenía espinacas, calabaza, setas, ternera y bacalao.

Hice cosas básicas que, al día, se irán complementando para comer sano y divertido toda la semana. De cositas de fuera, el otro día probé los croissants de la Petit Croissants, muy ricos, están entre los diez mejores de España según leí.

Para mí, uno de los mejores y no están en lista, son los del Chez Firmin (Chamberí, Madrid). También es cierto que hay varias listas y ya hay algunas más actualizadas, seguro que va cambiando el panorama y hay nuevas menciones. Si googleas un poco te empaparás más. Me quedé sin probar el croissant confitado de naranja, por lo visto se agotan en una hora, así que tendré que volver (son los más demandados entre el público). Aluciné con la barra gruyere. Había visto su foto en Instagram y, por los comentarios, tenía claro que tenía que traérmela bajo el brazo. Está riquísima, un vicio y, si la tomas calentita, ni te cuento. Lo tiene todo este pan de queso, sabrosura, punto crujiente y miga contundente.

Ah, los croissants solos me encantan, porque si gustas, puedes comerlos con lo que te plazca; yo lo tomé con queso de mahón, salmón ahumado y pepinillos “casi bailo a su compás”.

Hasta aquí mi tiki taka del 14F en este domingo de febrero, pero, antes de marchar, aprovecho para recomendarte la revista Food & Travel que, cada año, editamos en la Escuela de Hostelería y Turismo MasterD. Muy contenta de aunar en este magazine a profesionales del sector, compañeros y alumnos: una visión 360º de la hostelería y el turismo con y para todos los públicos.

4 comments

  1. Buenas, feliz día de la amistad, un abrazo y todo río, recuerda que tarde o temprano vuelve a su cauce, la vida como bien sabes es una lección en cada paso, mis mejores deseos

    1. Gracias Rabea. 😊 Todo vuelve a su cauce, totalmente de acuerdo. Un abrazo y mis mejores deseos para ti también. Un abrazo

  2. Qué viva el amor! Ese que te hace ver lo que otros no notan, ese que te pone frente a la realidad y aún quieres soñar, ese que te despierta la pasión por escribir sobre cualquier ocasión sin mirar razón!
    PD: concuerdo contigo en eso de no idealizar el 14F , tampoco lo hago con el Día de las Madres ni muchos otros…
    Un abrazo 🤗

    1. Gracias Ivette 😊 me alegra verte por aquí y que compartamos filosofía de vida.

      Un abrazo

      Raquel

Deja un comentario