Sueña, Visiona, Saborea

Domingo otoñal con luz estival, temperatura más propia de primavera, donde seguir el estilo de capas de una cebolla es más que oportuno (frío en las mañanas y al atardecer; calor durante las horas de sol). A medida que pasan las horas empecemos a quitarnos abrigo. Este finde ha sido idóneo para pasear y disfrutar de la ciudad de Zaragoza. Se están celebrando las “no fiestas del Pilar”. En tiempos sin COVID, hubiera sido mi primera vivencia de celebración del 12 de octubre en la ciudad; ya me han comentado que este finde hubiera alucinado con el gentío que se forma en las calles. Habrá que esperar al próximo año para vivir el festivo en todo su esplendor, mientras, pues a saborearlo en forma relajada pero con las mismas ganas. Quizás, de haber habido las “sí fiestas”, no estaría escribiendo justo ahora. En este capítulo, hablaré del sabor de la visualización y la fidelización.

La magia del plan sin plan con opciones de preferencia

El viernes, el plan fue muy distinto de lo que en un inicio estaba pensado, pero hubo quedada con tintes de plan sin plan ¡Qué me gustan estos malabares! Últimamente, el mezclar vino con otra bebida no me está sentando muy bien que digamos, sobre todo he de evitar el Gin Tonic por mucho que me guste -la tónica y el sprite los tacho definitivamente- ¡Qué mala me pongo por dios! Si a alguien se le ocurre el modo de Gin versionado, levanto la mano. La semana pasada me dio la tabarra y este viernes no estaba dispuesta. En principio, de vinitos y luego un cóctel suele ser buena opción; lancé eso y dijeron “vamos pues”.

De siempre me ha gustado tapear en Zaragoza, la zona del tubo es un acierto allí donde caigas. Esta vez, paramos en Blasón del tubo y tomamos un tinto de la DO Campo de Borja “Borsao Tres Picos, 100% Garnacha”. Básicamente, charlamos y disfrutamos del ambiente. No tapeamos, era temprano y no había mucho apetito.

Tras esto, qué mejor que irse a por el Cóctel del Otoño, un pendiente en mi lista. Había que probar suerte en Umalas Bar, un referente de coctelería en la ciudad y reconocido en Top Cocktail Bars 2021, el ranking de las mejores barras de coctelería de calidad de España y Portugal; no es fácil encontrar hueco, tuvimos suerte ¡La mesa VIP nos estaba esperando!

Antes de contarte que tomé, haré un inciso. El día que encontré piso en Zaragoza, mi amiga Eva Pardos, escritora por vocación, batalladora por diversión, me dijo, te voy a llevar a tomar un cóctel en un sitio muy guay, esta fue mi primera toma de contacto con Umalas Bar. Pedí un cóctel de mezcal, cómo no, jeje… Nos atendió divinamente, Jonathan Pallaruelo, coctelero. Le dije a Eva, este chico tiene verdadera pasión por lo que hace, solo había que ver la forma en las que no explicó los cócteles. Dije, molaría tenerle de profe en el curso de coctelería de la escuela, incluso le di una tarjeta. Lo visioné.

Volvemos al presente, al cóctel de Otoño. Casualmente, llegó a nuestras manos el CV de Nacho Méndez. Ahora, es el profesor del Curso de Coctelería de la Escuela de Hostelería y Turismo MasterD donde trabajo. Nacho también es coctelero en Umalas. Le pedí un cóctel en honor al Otoño para el magazine; su propuesta me sorprendió gratamente, solo leerla y dije “este es mi cóctel”, mezcal de base con tintes picantes, agridulces y cítricos. Tenía que probarlo y el viernes fue el día, estaba por allí Nacho y le pregunté si nos lo podía hacer (está fuera de carta) y dijo “claro que sí”.  Me encantó y lo disfruté lentamente; Byron Vinueza, bartender en la Mezcaloteca (Madrid) me dijo una vez “el mezcal no se toma, se besa y de a poquito”. Cada vez que tomo mezcal, aplico este consejo.

Sensaciones de Otoño a base de Mezcal, sirope de calabaza, Whisky, lima…By Nacho Méndez

Justamente, el primer día que conocí a Byron le pedí un cóctel con las preferencias antes descritas y me hizo un cóctel con mezcal (primera vez que lo probaba y me enamoró por su específico sabor ahumado), además le puso cerveza, también era Otoño. Tuve la misma sensación de “coctelero con pasión”, de ahí, nació su colaboración en la escuela impartiendo talleres para los alumnos de MasterD Madrid. Le puse nombre a aquel cóctel que elaboró para mí in situ; como llevaba cerveza, lo apodé Cóctel Otoñalfest, en honor al Oktoberfest y al otoño. Ambas aventuras las viví con Eva Pardos, una en Madrid, otra en Zaragoza; hice memoria y me parece un tanto curioso, jeje, con ambos cocteleros he probado un cóctel de Otoño y con mezcal, ambas recetas están publicadas en el blog de MasterD. Pura coincidencia o, quizás, un capítulo nuevo de las historias de bares por Eva Pardos que, sin darme cuenta, he guiado.

La noche del viernes, el plan sin plan, finalizó en mi casa, elaborándome un sándwich extra crujiente de pan árabe con queso y jamón. Me cachis, no estaba yo para fotos, solo para deleitarme con mi rica cenita.

La Pasión es la base de la fidelización; el mejor marketing palpable

He ido muchas veces a la Mezcaloteca y otras tantas al Umalas, seguiré yendo y seguiré recomendando su visita. Cuando algo gusta siempre se busca y acabas repitiendo experiencia, más en el mundo de los cócteles donde como Nacho dice “la mente, el único límite”.

Esta vez, probé la caña de chocolate y la milhoja de nata, crema y yema tostada. Mucho mejor la milhoja, deliciosa.

Así repito, una y otra vez, el pan de centeno de Simón Panadería (el mejor que he probado), la bollería de Lalmolda (volví a caer esta semana, ay mi perdición, jeje…)… Volveré también por Justica Coffee (café de calidad y una pastelería de escándalo, además, acaban de incorporar los cronuts a su vitrina) y por El formidable bar (acaban de estrenar la tarta donuts con caramelo y menuda pinta tiene…; su tarta de croissant ya me dejó revolucionada).

Estos pancetitos están deliciosos y se hace un pispas, sabrosos y crujientes. Perfectos para acompañar las cremas de invierno.

Cuando pruebas exquisiteces, hay buen servicio y continuamente incorporan novedades, los pendientes, nunca dejan de ser pendientes, siempre son una buena opción en la lista. Pasa lo mismo con las recetas que pruebas y te gustan. Así, volví a repetir este finde los panecillos de plátano, queso, panceta ibérica y harina de garbanzos; me los inventé, salieron bien y son puro vicio ¡Había que gozarlos de nuevo!

Termino el escrito, diciendo que este finde podría haber sido un continuo cachondeo de quedadas varias, lo tenía repleto, pero elegí estar conmigo, disfrutar de un plan sin plan conmigo misma y estoy encantada de mi decisión.

Caramba, ese viernes no cayó foto y al volver a casa quise reflejarlo. Autoflash in the mirrow.

12 comments

  1. Mmmmmmm, que gozada tu sensación de plan sin plan en unas fiestas no fiestas.
    Genial ese momento íntimo y personal tuyo con el sándwich crujiente.
    Felices no fiestas. Millones de Umalas para ti, besos de poco en poco.💞💞💞💞💞🥰🥰🥰👌👌👌👌

    1. Gracias Mercedes
      Me gusta ver tu feedback siempre, un placer compartir con quienes me dedicáis un tiempo de lectura.

      Un abrazo

  2. ¡¡¡Qué ganas de ir a Zaragoza!!! Me encanta cómo te inmiscuyes en tantos sitios, siempre investigando y disfrutando con tanta pasión de lo que haces… Toda una referencia en nuestros viajes 😝

    1. Hola Susana,

      Qué sorpresa ver tu comentario. Qué bonitas palabras, muchas gracias. Aquí te espero.

      Un abrazo

      Raquel

  3. Hoy te lo escribo por aquí, de verdad que transmites mogollón en tus post, son tiempos de lo que surja, de plan sin plan, y de estar bien con uno mismo. Cuentas las cosas como te pasan, súper auténtica. Y consigues que disfrutemos leyéndote. Un abrazo a

    1. Ay qué sorpresa ver a mi fiel lector por aquí ¡Gracias Jesús! Me has calado, cuento solo lo que me pasa con un toque de sinestesia según se dé.

      Un abrazo y muchas gracias por tu tiempo

      Raquel

  4. Jajaja me encanta ser la protagonista humana de tus post después de la gastronomía. Nos quedan muchos bares, muchos cócteles y muchos planes con y sin plan por vivir y visitar.

    1. Y a mí que seas y formes parte de ellos, por muchas más aventuras 😍

      Grazie. Abrazos

  5. Que guayy es maravilloso leer este post !! MEENCANTA!!

    1. Gracias María. Bienvenida. Un abrazo

  6. Hola bella, El plan sin plan es lo que más me gusta, salir y dejarse llevar, disfruta de esa bella tierra amiga, mis felicitaciones por el post tan ilustrado y enriquecedor.

    Buen comienzo de plan sin plan futuro, un abrazo

    1. Hola Rabea,
      Sé de primera mano tu preferencia de plan sin plan, recuerdo nuestros paseos por Madrid «sin rumbo» con parada donde cayera jeje

      Un abrazo y feliz plan sin plan de semana.

      Raquel

Deja un comentario