Nola Gras, Fusión Experiencial sin Etiqueta

Mis pendientes en la lista “Restaurantes en Zaragoza” se incrementa cada día; a todos les va llegando su turno poco a poco. A veces de forma espontánea, otras con previa planificación.

Acabo de pasar por uno de ellos, Nola Gras, en un día muy especial. Lo elegimos para la comida de Navidad del Equipo de la Escuela de Hostelería y Turismo MasterD. Con el equipo, cualquier opción lleva el plus del buen rollo; lo que ya, de primeras, incita a ser una buena experiencia.Nola Gras, un poco de aquí, todo de allá

Se encuentra situado en la calle Francisco de Vitoria, 28, muy céntrico con pared acristalada a pie de calle, ambiente moderno, música tan leve que casi no se aprecia; las pantallas imitando a una hoguera captan tu atención al entrar y, de alguna manera, dan un toque cálido al ambiente. Cocina casi a la vista, realmente lo que se puede ver es la salida de platos y la terminación de alguno de ellos.

La carta es cortita, estructurada en “bocados de autor” (tapas), la vida es compartir (raciones), Street Food (perrito y burguer) y cocina dulce. El modo habitual es pedir una tapa por persona y compartir alguna ración, pero ya dependerá de apetencias y gustos; ellos te recomiendan y tú puedes hacer a tu modo. Nosotros seguimos sus recomendaciones, pedimos una tapa cada uno y tres raciones dobles para compartir (éramos 9). La verdad es que todo resulta apetecible, combinaciones creativas con diversidad de producto. Cuesta un poco decantarse por algo.

Solomillo Italiano con yema de huevo, burrata fresca de Puglia y Tartufo (La Casella).

Los anoté en lista cuando vi su Brioche en su perfil de Instagram, así que no dudé mucho a la hora de elegir tapa, eso sí, el huevo con longaniza me tentó bastante. Para compartir, pedimos Ensaladilla de Cuento, Solomillo Italiano y Taj Mahal.

Huevo Aragonés a baja temperatura, con longaniza, polvo de tomate y brote de borraja. Pintaca!!!!

Brioche, puedes elegir el de tartar o el italiano de Burrata y pesto, tomé este segundo. Me gustó bastante, pero eché en falta más burrata, ya que parte del brioche me lo tomé sin relleno, de sabor muy rico; además, para ser tapa es un bocatín muy currado y perfecto en tamaño.

Brioche Italiano, con yema de huevo, burrata, pesto y tartufo.

En general, a todos les gustó su tapa. De los demás platos, nos gustaron todos, la ensaladilla tiene un sabor bastante ahumado y fue la mejor ensaladilla 2018 en Zaragoza. Lo que más me gustó fue el Taj Mahal y eso que fue el último en llegar, a base de guiso mechado de vaca vieja con tandoori con bechamen de garam masala… Impresionante la armonía de sabores y su textura.

Umami Marino, tapa ganadora del concurso de tapas Zaragoza 2021, bocado de fusión para probar por ti mismo.

De postre, tiene fama su tarta de queso y fue un unísono excepto nuestro compañero Hugo que optó por la tarta cremosa de Dulce de leche. Solo hay tres opciones, estas más la tarta de lemon curd. Probé la de dulce de leche y me gustó más que la de queso; la de queso es perfecta en textura, cremosa en el centro, abizcochada en los bordes, pero el sabor no me llenó del todo, me recordaba a los quesitos de caserío. Eché en falta algún postre de chocolate en la carta.

Valoración Nola Gras; un lugar para recomendar donde todo es fusión y todo está bueno, eso sí, te tiene que gustar viajar a través de los sabores, son platos donde se entremezclan varias  culturas gastronómicas y no hay básicos. La carta, al no ser muy extensa, da pie a que, en pocas visitas, la puedas probar entera, por si te vas con ganas de probar algo, jejeje (eso sí, si vas con en grupo, si vas con pareja, te costará más visitas). Personalmente, estos sitios los frecuento muy de vez en cuando, eso o pedir un plato o dos como mucho; al ser tan especiados si se prueba mucho, en mi caso, me saturo de tanta mezcla de sabores. Por ejemplo, me gustaría volver y tomar una tapa y compartir entre dos el Taj Mahal, para disfrutarlo plenamente, me supo a poco, jajaja (claro que fue el que más me gustó y pillé un bocaino de na). Es un lugar que da mucho juego en la comanda, puedes combinar según preferencias.

Taj Mahal, Lasagna de guiso mechado de vaca con tandoori, bechamel de garam masala y pasta frita de wantoón con gel cítrico.

El servicio es muy profesional y adecuado, aquí también hay fusión, ya que se mezcla el ambiente informal con el detalle del servicio. Las presentaciones también llaman la atención, muy cuidadas y con una vajilla muy peculiar. Salimos a 23 € por persona y quedamos muy bien servidos.

La Post Comida; la coctelería nos mimetiza

Tras el almuerzo y la entrega de regalos por el amigo invisible, pasamos a tomar una copa a Gonzo y, de ahí, al Umalas, uno de mis bares preferidos para tomar cócteles. Nos sentamos y allí cayó la tarde, la noche. Pedimos varios cócteles y da igual lo que pidas, aquí todos los combinados están ricos. Yo tomé el clásico margarita y el gin fizz mare, dando largas al mezcal que tanto me gusta (pero no creas, le eché de menos, jajaja).

La variedad en Umalas es enorme, tienes los clásicos y muchos más y, si no te decantas por ninguno (raro, pero puede pasar) puedes decirles tu preferencias y te harán uno a la carta. A última hora, nos sacaron unos snacks saladitos que eran puro vicio y resulta un aperitivo perfecto para acompañar los cócteles. Lo he mencionado alguna vez, no me gusta cuando te ponen gominolas con los cócteles, me resulta muy empalagoso y siempre he pensado que hay muchos snacks con los que se puede sorprender; en esta ocasión, olé por la elección del Equipo Umalas, algo distinto y que hace buena pareja con los combinados.

Gin Fizz, Gin Mare, Sirope de albahaca, zumo de limón, clara de huevo y tónica de té matcha. Elección refrescante y saciante.

Para terminar, he de decir que fui a Nola Gras sin saber el significado de Nola, ahora que lo busco y, pasadas mis sensaciones, vaya, he acertado. Nola denota varios significados, diminutivo de los excesos, la creatividad y la espontaneidad, mezcla de notas musicales y también es carnaval; ciertamente, vives ritmo y multicultura a través de sus platos, enhorabuena por ello.

Gracias a todo mi equipo por sumar aventuras juntos, ya llevamos unas cuantas y espero disfrutar de muchas más. Continuará.

2 comments

  1. ¡Ay!un sitio que suelo pasar muy a menudo, cuando veo la cara de los comensales es de auténtica Taj Majal… y sí ya nos describes sus sabores pues la sensación y estímulo gastronómico es total. » COME, REZA,AMA».

    1. Jajaja Mercedes, qué bueno tu feedback. Ves a poner cara Taj MaHal. Besos

Responder a Raquel Cancelar la respuesta