Suma, Saborea, Sonríe «Cóctel Gratificante»

Esta mañana desperté y el resplandor que adentraba desde la puerta del pasillo me hizo creer que anoche dejé alguna luz encendida. Justo las ocho y media, algo temprano teniendo en cuenta que es domingo y que cerré los ojos a las 3 de la madrugada. Increíble la energía que se inyecta al mirar por la ventana y ver un mar azul inmenso con solazo, silencio, música de pajarillos… Había plan de levantarse y escribir. Plan cambiado, horas más tarde, retomo el plan y me pongo a teclear. ¿Qué traigo hoy? Un mixto cremoso, picante y crujiente ¡Quédate, saborea y luego me cuentas ¿Vale? Delicias Saludables y al momento

Ya lo mencioné en más de una ocasión, la avena es una gran aliada para tener en la despensa, es uno de los ingredientes que más usan los instagrammer y a mí me encanta. Tengo una carpeta de elaboraciones donde voy guardando recetitas sin complicaciones. Esta mañana, inicié el día haciendo una tarta de manzana en 3 o 4 minutos en la sartén y, la verdad, quedó riquísima.

Tras esto, salí a caminar por la rivera del Ebro, 2 horas de relax, recargo de pilas. Estos son pequeños grandes placeres que disfruto conmigo misma y que todos tenemos a nuestro alcance, fáciles, accesibles, económicos pero reconfortantes. Por la tarde, hice una cookie de chocolate, dátil y plátano al microondas, junto con un té matcha, otra ricura para endulzar sanamente el domingo.

Lo que no cala, no se recuerda “vivencias con chispa”

Hace unos días estuve en Mallorca, con motivo de la celebración de Proturchef, uno de los mejores certámenes de escuelas de cocina a nivel nacional. Toda una experiencia organizada por la cadena Proturhotel, que, durante 4 días, ofrece una inmersión gastronómica a los 18 alumnos finalistas y sus acompañantes.

Mi compañero Hugo y yo, estuvimos como apoyo a nuestros 4 alumnos (Jesús Jiménez, Ariel Munguía, Manuel Martín y Fahad Aljaberi). La Escuela de Hostelería y Turismo MasterD subió al pódium con la propuesta del malagueño Jesús Jiménez: Bacalao Tom Yum y Panceta Asada. Podría contar todo al detalle, pero prefiero resumir la aventura en dos palabras “emoción palatable”.

Tras el certamen, nos quedamos dos días más en Mallorca y he de mencionar alguna experiencia memorable. Tras varios días de buffet libre, nos apetecía un plato único.

Me llamó la atención el cartel de Tal y Tal (C/d’Alfons el Magnànim, 24A), bar en la avenida donde está MasterD Mallorca, así que entramos aquí para comer. Un recibimiento cercano por el dueño, argentino, era como entrar a una casa, así, totalmente, además era lunes y no había nadie, mini bar con 4 mesitas.

Nos recomendó el plato del día, curry de pollo casero con arroz. Bua… soy una enamorada del curry y este es un plato que me encanta. Estaba perfecto, de rechupete. Además, nos convidaron a una cremita de calabaza como aperitivo.

Realizamos un taller de Ensaimada “reinventada” versión dulce-salada, dirigido por mi compañero Hugo López con los alumnos de MasterD Mallorca. Otro gustazo. La ensaimada es muy versátil y da opción a comerla de una y mil maneras, con distintos rellenos o toppings. Por ejemplo, Tolo Julia, cocinero colaborador de la Escuela y quien nos acompañó este día, nos dijo que él la hace a la plancha, caramelizada. También vino a vernos un antiguo a alumno, Jesús Farias. Muchas gracias a ambos por acercaros, todo un detalle.

Aquel día por la noche, paseo para ver la catedral de Mallorca y parada en la Botana, un restaurante precioso en cuanto decoración, estaba llenísimo, pero que, sin embargo, no es de los que calan o al menos a mí, me faltó algo en los platos. Cuenta con una oferta gastronómica curiosa pero le falta chispa en el sabor. Tendría que volver para una valoración más justa.

Al día siguiente, nos despedimos desayunando, cómo no, ensaimada de crema en la cafetería marabans.

Con nuestro paquete de ensaimadas del horno Reina María Cristina, obsequio de nuestra compañera Sandra, cerramos la estancia mallorquí. La ensaimada de cabello de ángel espectacular y acompañada de un chupito de licor de hierbas es muy pro, jejeje… Ya sabes, siempre me traigo cositas en la mochila para alargar la vivencia en destino ¡Me encanta!

El viaje tuvo su punto hasta el final, acelerón por retraso del avión, salimos tarde y casi no llegamos al tren conexión Barcelona-Zaragoza. Tomamos en la parada un bocata de bacon y queso, qué bien sienta esto cuando tienes hambre, jejeje… Lo curioso es que teníamos a Ferrán Adriá al lado mientras, a toda leche, nos comíamos el bocata.

Momentos de candil y charla

Del 1 al 10 de abril se celebra en Zaragoza el concurso de croquetas, este año en su IV edición. El sábado tenía cenita y me apetecía hacer un tour croquetero. Al final, hubo cambios de planes ya que, sábado noche, sin reserva es complicado. Y reservar para probar una croqueta, como que no. Los establecimientos participantes presentan sus propuestas en cuatro categorías: Innovadora, Tradicional, Alimentos de Aragón y Apta para celiacos. Difícil decidirse por una, pero me llamó la atención la Santa Gula en el Café Nolasco.

Había estado aquí tomando café, pero desconocía su oferta gastronómica. Justo al indagar un poco más, resulta que café Nolasco fue el ganador en la III Edición con su croqueta Ibérico-Hanoi en la categoría de croqueta innovadora (en carta, con lo que se pueden probar las dos).

Pedimos la croqueta Santa Gula y el Humus de Edamame con mejillones y queso feta. Ambos platos todo un acierto. La croqueta viene presentada en una mini bolsa y es un homenaje a un platillo callejero de México “la torta ahogada”, pero con alimentos de Aragón; ternasco al chilindrón enchipotlado, frijoles refritos, cebolla encurtida y tortilla frita de maíz. Te la ahogan con salsa en la mesa y con ello toma aspecto de albóndiga, conservando el crujiente gracias a la tortilla. Un bocado cremoso que, quizás, quedó falto de picante (podían ponerle un poco más «opcional» o elegir entre salsa con o sin fuego).

El humus me encantó, la verdad era un sabor familiar a mi paladar porque, en alguna ocasión, hice humus de aguacate y lo acompañé con mejillones en escabeche y feta. Lo sirven acompañado de pan pita. Excelente presentación y exquisito sabor. Un plato muy recomendable y muy fácil de hacer en casa, date el gustazo y ponlo en práctica ¡Ya me contarás!

Hasta aquí mi puesta al día, sigo sumando momentos intentando disfrutarlos tal y como llegan, con vibra positiva; al final, es un ingrediente más que se nota en el resultado. Mientras podamos, lo mejor es vivir engrandeciendo los instantes: todos los días pueden ser normales, pueden ser especiales.

4 comments

  1. Me ah gustado mucho verlo gracias que cosas más ricas

    1. Gracias Maria del Carmen

      Me alegro que te haya gustado

      Un abrazo

  2. Gracias por compartir esas experiencias tan amables,tengo ganas de probar todo!!!

    1. Gracias Irina por tu lectura. Me alegra que te haya gustado.

      Un saludo. Raquel

Deja un comentario