Focalizar con Éxito: sabor pícaro y elegante

“No preocuparse por aquello que no podemos controlar, focalizar nuestros pensamientos/acciones en aquello que sí está de nuestra mano”. Con este mensaje arranco hoy, anotaciones tomadas de una sesión que escuché el otro día, impartida por Miguel Navarro, de productividad feroz, y la psicóloga Patricia Ramírez. Me gustó mucho la charla, me identifiqué con varios aspectos y anoté otras cuestiones para reflexionar. En general, muy fan de todos los planteamientos que invitan a la reflexión para avanzar, a ser más productivos y a exprimir mejor el día a día, siempre desde la realidad de cada uno. En ocasiones, hay que descentralizar, en otras focalizar… la decisión, o parte de ella, está en nuestro tejado y, será más o menos confortable, en función del cómo lo construimos. Tras este inicio, aunando sabores y sensaciones, doy paso a la minuta de hoy, densa pero amena.

Reencuentros varios en Madrid

Inicié el viaje con un plan sin plan. Si quieres hacer cosas, evidentemente, tenemos que planificarlas. Ver a varias amigas, asistir a eventos… puntos fijos en mi itinerario y, alrededor de este, traté de descentralizarme para focalizarme simplemente en el no pensar, dejarme llevar. Llegué al barrio de cuatro caminos, primera parada “café con Cinthia”, con maleta incluida, de ahí, pasamos por una panadería, pillamos unas empanadas de tocino, bienvenidas para la cenay la noche (sábado) de baile latino que nos esperaba.

Cinthia y yo dando vueltas por Madrid, perdidas pero reencontradas.

El domingo, mi intención era ir a desayunar a panem (se me está resistiendo), no abre los domingos. Así que, sin prisa alguna, salimos a patear Madrid y echar el día fuera, el tiempo primaveral invitaba a ello. A pie, fuimos hasta la latina en búsqueda del pan pita que más me gusta y que, en Zaragoza, no he podido encontrar. De camino, paramos en Ca Ambrosio, su cartel anunciando Vermut Casero y, siendo la hora del vermut, se nos hizo parada obligada. En mente, uno de mis pendientes para comer, pero, sin reserva quizás era misión imposible.

Buena parada para un vermut. Te ponen tapa del día, en esta ocasión, empanada.

Asombrosamente, para ser domingo, la zona estaba más tranquila de lo habitual, menos bullicio en la cava baja, pasamos por el lugar pendiente, La Antoñita (Cava Baja, 14), y una mesita alta a pie de calle estaba libre, no lo dudamos, nos sentamos. Una taberna chic en un lugar con historia, lo que fuera una fábrica de jabón reconvertida hoy en la Posada del Dragón con su oferta gastronómica servida en la Antoñita. De primeras, una atención que gusta, atenta. Nos recomendaron un moscatel seco manchego, la Oveja Blanca. Un acierto, muy aromático, fresco y ligero.

Crujiente de Rabo de Toro con puré de patatas. Un imprescindible.
Crujiente de Rabo de Toro con puré de patatas. Un imprescindible si visitas la Antoñita ¡Buenísimo!

Acompañó el crujiente de rabo de toro que pedimos que estaba “de no querer que se acabe”. Cuando estábamos terminando, justo pasó una compañera de mis estudios de restauración en Fuenllana, Ana Gallego; la mencioné en la comida, comentando que tenía una conocida que trabajaba en la posada del León (contigua a la Posada del Dragón). No sabía si seguiría, pero grata sorpresa verla.

 

La sobremesa se dio paseando por Madrid, tumbándonos por los bancos o el césped del paseo del Prado… Rumbo hacía Mayrit, donde nos esperaba mi amiga Rabea. Años que no la veía, la conocí en mis inicios en mi segunda vuelta a Madrid (2016); a ella le debo el acercamiento a la gastronomía marroquí, mi vicio por los panes árabes y el saber cómo se hace un buen cuscús.

Vi el banco y no lo dudé, me apetecía tumbarme a pie de calle y eso hice. No hay nada mejor que dejarse llevar por las apetencias.

Hace tiempo me contó uno de sus sueños, abrir un espacio donde aunar sus culturas, árabe y española, un sitio donde ofertar productos de calidad, artesanos. Mayrit es ese sueño que, hoy, se puede sentir y que se ubica en la calle Ortega y Gasset, 91 (barrio Salamanca). Aún está vistiéndolo de sabores, pero desde ya, podrás encontrar gran selección de panes árabes (os los recomiendo), saladitos como la pastela o pastas y dulces árabes, entre otros productos como mermeladas, aoves, miel… Probé el cuerno de gacela y es ideal para acompañar el té, similar a una empanada rellena de pasta de almendra con intenso sabor y aroma a azahar. Sin duda, un sitio para visitar y al que le deseo mucha suerte.

Pura artesanía este cuerno de gacela, bocado elegante de almendra y azahar. Ideal para acompañar el té. (Mayrit)

El atardecer ya caía, regresamos a casa de Cinthia y, de camino, nos inventamos la cena al paso de Carrefour. Este domingo fue desconexión total, un día redondo, superó mis expectativas y, al caer la noche, tuve la sensación de sentirme plenamente agradecida y con energía renovada. Puede ser que la actitud naranja que llevábamos tomara las riendas y el fluir estaba destinado al éxito. Varios días me duró el efecto y, hoy, aún lo pienso y sonrío.

Premios CUBI 2022

Momento pre cena para llevarse algún recuerdo en persona. Raquel Contador. Premios Cubi,

Estaba invitada a la IV Edición de los Premios Cubi que organiza FACYRE y premia a las personalidades que, desde otros sectores, ensalzan la gastronomía española. La celebración fue en el Hotel Four Season, impresionante desde cada rincón que se precie, una auténtica maravilla. Desde los inicios, he asistido a esta gala y, he de decir, que es de los eventos que más me gustan, resulta toda una experiencia y bordan la puesta en escena, nada sobra, nada falta, todo va en armonía.

Ángela Valera y yo, indagando el patio del hotel, aprovechando para un selfie.

Por mi parte, afortunada de poder vivir esta noche en compañía de mi compañera Ángela, mi acompañante cada año y por muchos más, jejeje. El menú siempre es elegante y muy bien estructurado, además de delicioso. Lo detallo en las fotos y resalto que, el postre, fui un guiño brutal de cierre.

Entrante: Huevo a Baja temperatura, panceta ibérica, espuma de patata y migas de pan. Brutal.
Plato Principal: Solomillo de ternera, colmenillas a la crema y patatas souflé.
Postre: Tartaleta de frambuesas, cassis e interior de bizcocho de crema de limón y coco. Excepcionalmente delicioso.

No quiero dejar de comentar que, especialmente, me encantó el premio a la trayectoria profesional que hizo homenaje a tres grandes profesionales, Custodio, Carmelo y Benjamín, quienes llevaron a lo más alto el restaurante zalacaín, primer restaurante en España en obtener las 3 estrellas Michelin (1987); son todo un referente al buen servicio al compás de una buena cocina, gran escuela y míticos en la hostelería  española.

Para terminar, al hilo del comienzo, recientemente me apunté a un diálogo en directo creado por Colpisa, donde los cocineros Dabid Muñoz y Andoni Aduriz, daban su punto de vista sobre varias cuestiones relacionadas con la sociedad, la gastronomía y la creatividad. Entre otras cosas, Dabid mencionó que “el éxito es una digestión difícil” y que, tras 12 años de un devenir continuo, decidió parar, reflexionar y visitar a una psicóloga para tener salud mental. Reconoció que es lo mejor que ha hecho y que, ahora, sigue cocinando y trabajando al 100% pero, además, es mucho más feliz por el cómo lo hace y cómo gestiona su tiempo.

Me gustó escuchar a estos dos grandes de la cocina, además, hicieron hincapié en la importancia del equipo y la gestión de los establecimientos. Aquí también hay que focalizar, hay mucho por cambiar, para empezar hay que cambiar el chip con el lema “si trabajas en la hostelería no tienes vida personal”; esto no debería ser así, hay que apostar por un cambio y ello requiereen parte de una buena gestión de equipos y un know how distinto. Quizás en este cambio radique la verdadera profesionalización del sector y sea más fácil hacer un buen equipo sala-cocina y que permanezca.

Como conclusión, la desconexión y la conexión con nuestra mente es la responsable del resultado de tus días, dentro del primer plano que uno mismo controla. Siempre vendrán factores externos que nos condicionarán, aquí, el cómo lo afrontemos también será determinante para seguir estando conectados.

4 comments

  1. Buenos días domingueros amiga. Gracias por esa grata visita, tenía ganas de verte, siempre es un placer, me encanta escuchar tu trayectoria, de la que me siento parte gracias a ti,

    Mayrit era mi sueño, cuando llegue a Madrid de mi ciudad natal Ceuta, encontraba productos de mi otra mitad, una delicia solo para la población arabe o magrebí, quería acercar estas delicias árabes a la otra mitad que creo que deben probar y de deleitarse de lo bueno, delicias adaptadas al paladar de mis vecinos, espero que guste porque están hechas con amor y Cariño por personas y empresas de proximidad, que quieren formar parte de la sociedad en la que viven, las baklavas son sirio-libanesas, tengo dulces andalusíes trasmitida la receta de generación en generación sin perder su esencia, el agua de azahar, la canela y la base principal la almendra, en Gurmet traeros productos de origen, y productos nacionales de proximidad, gracias por tu visita reiteró, ha sido un placer tenerte por ahí y ver cómo va naciendo Mayrit, recordarte que siempre habrá espacio en la vida para cumplir un sueño ,

    1. Gracias por compartir Rabea, sin duda, un espacio que visitar y donde encontrar historia, cultura, sabor.

      Mucho éxito para Mayrit

      Un abrazo

  2. Con conexiones bien establecidas todo funciona mejor.
    Es un placer conectar siempre con tu blog, consigues estar en situación como si la vivieras personalmente.
    Es un placer ver todo lo que saboreas, disfrutas, participas y VIVES, claro ejemplo que estás viva.
    Gracias Raquel.

    1. Gracias Mercedes,

      Me alegro que las lecturas de mi post de transporten a mis vivencias.

      Un abrazo y buena semana

Deja un comentario