Sabor a destiempo o contratiempos al punto

La mente y sus cosas. Somos capaces de montar un banquete, recorrer París o hacer la maleta en un pensamiento; seguro que, más de una vez, te vas a dormir con unos ideales para el día siguiente o inicias la semana con un calendario de actividades y, en realidad, no pasa nada o pasa pero de otra forma. El caso es que, siempre hay un porcentaje de probabilidades de que los imprevistos entren en escena. Al final, lo importante es que puedas contar la historia, da igual la trama y el cómo. Esta semana, los imprevistos me han dado capítulos diferentes y, he aquí, que inicie así el post de hoy.

Read Article

Sueña, Visiona, Saborea

Domingo otoñal con luz estival, temperatura más propia de primavera, donde seguir el estilo de capas de una cebolla es más que oportuno (frío en las mañanas y al atardecer; calor durante las horas de sol). A medida que pasan las horas empecemos a quitarnos abrigo. Este finde ha sido idóneo para pasear y disfrutar de la ciudad de Zaragoza. Se están celebrando las “no fiestas del Pilar”. En tiempos sin COVID, hubiera sido mi primera vivencia de celebración del 12 de octubre en la ciudad; ya me han comentado que este finde hubiera alucinado con el gentío que se forma en las calles. Habrá que esperar al próximo año para vivir el festivo en todo su esplendor, mientras, pues a saborearlo en forma relajada pero con las mismas ganas. Quizás, de haber habido las “sí fiestas”, no estaría escribiendo justo ahora. En este capítulo, hablaré del sabor de la visualización y la fidelización.

Read Article

«Otoño, dulce y cítrico»

Primer domingo de octubre, otoño da la cara hoy, cambio brusco del tiempo, bajada de las temperaturas, sonido de hojas, gotas de agua. Abro la ventana y el frescor que siento me invita a saber que el mejor plan es estar en casa, tomando un café, un trozo de tarta y estar de relax, ver una peli y hacer una pausa para conectarme con sinestesia. De hecho, me gustan los días caseros donde te dejas llevar y no miras el reloj para nada, tan solo te mueves por apetencias y disfrutas de ello. Me temo que, a medida que el frío vaya dando la cara, acompañado del cierzo, estos días caseros (de finde) van a ser más usuales, por ello, he estado aprovechando haciendo quedadas y alguna excursión mientras la calidez del tiempo se daba propicio.

Read Article

El sabor del Sí, siempre al Dente

El fin del verano nos acaricia levemente, el juego del tiempo comienza, la caída de hojas anuncia el otoño y, por estos lares, dicen los maños, que del bikini al abrigo, esa etapa de chaquetillas son de apariencias más que necesarias. En medio del cambio, hoy, sinestesia empieza a sentir un sabor de estabilidad en la ciudad, cierto disfrute especial y sensaciones variopintas que se atrapan con gusto. No me olvido del pendiente del último post, empezaremos por ahí y, luego, ya veremos.

Read Article

Sensación Efecto Levadura, gozo mundano

Levantarme temprano un domingo, sentir el fresco de la mañana, el silencio de la ciudad, desayunar y sentarme con ganas para escribir; grata sensación. Vivo cerca del Pilar, visualizo las torres mientras la música de los pajarillos me acompaña, es una gozada. Poco a poco, estamos volviendo a retomar planes, visitas a restaurantes, viajes, quedadas en grupo… A la hora de viajar, echo de menos estar en Madrid, tenía mucha más facilidad para cualquier destino (creo que esto va a limitar un poco mis salidas a media/larga distancia, pero aprovecharé para conocer los lugares cercanos, desconozco Aragón y me consta que es todo un espectáculo en todos los sentidos) ¡Habrá que ponerse a ello! Como siempre, inicio con un poco de esto que yo llamo gastrosofía… Desde pequeña, me invento palabras y sonaba raro, ahora está incluso de moda. Hoy voy a hacer un mix propio de una curiosa del Hecho Gastronómico, variado, salpimentado con reflexiones de auto conocimiento ¿Cómo te suena esto? ¿Apetecible? Pues dale, allá vamos.

Read Article

Rompiendo el Hielo “de vuelta a lo sinestesia”

Partir de cero, sea de lo que sea, reconectar tras la desconexión o volver a la rutina van anticipados de un suspiro de reflexión unido a cierta pereza. Para romper el hielo, nada mejor que empezar, comprando un billete, haciendo los tuppers de la semana o poniéndose frente a un folio en blanco. Al hilo de los tuppers, será posible… Aún estoy como un pato mareado cuando me dispongo a cocinar para la semana ¡Apetencias cero patatero! Tendré que pillar el ritmo porque con ganas soy mucho más efectiva y todo me sale más rico. Cocinar sin ganas es, en mi caso, una pérdida de tiempo… En realidad “las ganas” podríamos decir que causan ese efecto en todo a lo que acompañen, ya que vamos a hacer algo, hagámoslo disfrutando y con ganas –sí, no siempre las circunstancias ni el contexto son los más adecuados.- Y todo este rollo ¿Para qué? Para volver a retomar las sinestesias domingueras; aunque falte algo de inspiración, no quiero perder el hábito, quiero reenganchar ya que confío que, desde ahora, habrá muchas aventuras que contar o eso espero.

Read Article

Melancolía y Sabor ¿Hay tema aquí?

El sábado se inició con una mañana con plan a medias, quedada para desayunar y, luego, lo que diera de sí la mañana. Tocó cierzo en Zaragoza y este día de verano se sentía casi otoñal con la diferencia de la vestimenta veraniega. Al mediodía, el cielo se tornó a gris, avecinaba tormenta. Por un momento, la luz y el entorno no parecían estivales. Otoño, sobre todo noviembre, creo que es un mes donde la melancolía suela acariciar muchas vidas. Entonces, ante este cambio busco del tiempo, recordé una frase de la escritora británica Amelia Barr que afirmó que “todos los cambios están más o menos teñidos con la melancolía porque lo que dejamos atrás es parte de nosotros mismos”. Personalmente, en mi caso, cuando me salpica la melancolía, la creatividad se dispara. Por lo visto, están relacionados y hay estudios que confirman que el estado de melancolía estimula la creatividad.

Partiendo de aquí, como soy un poco enreda, pues me apetece liarme y buscar algunas sinergias entre este estado de ánimo y el mundo de los sabores culinarios ¿Qué conexiones podemos encontrar? ¿Cómo expresar la melancolía con un plato? ¿Cómo armonizar un sabor melancólico?

Read Article

Desván Gastronómico en Ruta

Desván Gastronómico en Destino

Llega el domingo y, si no se está aún de vacaciones, Sinestesia por tendencia quiere tomar asiento y contar cosillas. Como habrás visto, las experiencias en restaurantes últimamente han disminuido un poquillo en mi agenda, ya volverán (según planes y circunstancias); han ganado terreno los experimentos caseros. Este mundo de las cosas del comer y beber es tan amplio, que una siempre tiene algo que contar. Es cierto que el reflexionar sobre sabores y saberes es algo que me encanta, de ahí estos vaivenes siempre tengan cabida aquí. Hoy, sin titubeos, nos sentamos frente al hecho gastronómico y le hacemos un guiño bien guisado.

Read Article

Ensalada Mentalista o letras al libre albedrío

Anda anda, de vacaciones ¿No? Podría ser, el alter ego de Raquel, aquí “Sinestesia Gastronómica”, se toma vacaciones con el yo “real”, pero no, no, la falta de tecleo en dos findes consecutivos ha sido por no encontrar el momento y tener cero inspiración. Al ser un blog de ocio para mí, tratando de mantener la continuidad cada domingo (eso sí)   , es más fácil tomarse respiros cuando los factores para la escritura no recrean el momento.

Dicho esto, retomo hoy y lo haré con un mix de sensaciones varias, agradecimientos y, seguro, alguna nota culinaria o en relación con el Hecho Gastronómico.

Read Article

BatiBurrillo Gastro-Experimental

Llega el domingo, toca post y, con ligero repaso mental, lo único que me viene a la mente es una mezcla dispersa de sensaciones sin orden, tan solo anexadas por la curiosidad gastronómica inmune que arrastro desde que tengo uso de razón. Podría decirse popurrí, pero me gusta la palabra BatiBurrillo; desconocía que, además de su significado de mezcla, hace alusión a un guiso tradicional de Paraguay, siempre se aprende algo oye.

Read Article