Reverencia a la Cultura Mexicana “a bocado y en copa”

Desde siempre he sentido curiosidad por otras culturas y, sin saber por qué, siempre iba asociado a sabores y aromas, tanto a nivel local como internacional. Hoy va la cosa de esto de viajes espontáneos a través del paladar y, tras una pequeña sinestesia, contaré mi paso por México a través de «La Sobremesa», el nuevo espacio  de la Mezcaloteca Corazón Agavero.

Read Article

Sorbitos de Verano

Ha pasado justo un mes, concretamente 3 domingos sin publicar y no ha sido por vacaciones, esas ya con cuenta atrás e, inevitablemente, Sinestesia dejará de acompañar los domingos cuando lleguen. Hoy quiero reenganchar para mantener el hábito; al final, los hábitos “al desuso” dejan de ser y a todo se acostumbra una. También es cierto que reinventarse sin muchas experiencias al paso no es nada fácil, así que el parón ha venido bien y, ahora, poco a poco, si los días lo permiten, irán llegando las aventuras; estaré al tanto para no perder detalle y continuar con el hábito dominguero al son del tecleo.  Sinestesia is back for a moment!      

Read Article

Punto de Partida, Nuevo Comienzo

Último domingo de junio. Me parece increíble que estemos ya en pleno verano, no tengo esa sensación, cierta rareza, ciertas ganas de vacaciones y un poco de reenganche con esta nueva normalidad que acontece. Quizás cuando ponga un pie en la piscina, me tome un helado o unos espetos en la playa, mi mente esté al compás del tiempo y “la nueva normalidad” se esfume por unos instantes.

Read Article

De Champiñón a Girasol ¡Volvemos a Girar!

Todo va llegando en este junio tan marciano, tiempo alborotado, mascarillas transeúntes que, de azules y blancas, pasan a juegos de colores, a mostrar un poco más de nosotros, unas florales, otras a rallas, del mundo Disney para los más peques. Un poco raro todo la verdad. A veces, tengo la sensación de que esto ha sido una película, un film camaleónico en cada caso, capítulos dispares en un marco general gris y triste. Afortunadamente, va pasando. ¡Quién nos iba a decir, 3 meses con las alas cortadas!

Read Article

Momento hojaldrado entre burbujas

Cielo grisáceo, ambiente bochornoso que invita a pasarte la tarde en el sofá, entre pelis y libros o salir a pasear y tentar a la suerte para que no te caiga la del pulpo. A eso de la 1, salí a por pan y di un voltio por la manzana, terrazas abarrotadas, todo parece ir despertando y, si las mascarillas no desfilaran, podría ser una mañana de domingo como las de antes, más bulliciosa si cabe. Me gustaban las mañanas dominicales de antes, tregua al estrés y al corre corre que habitualmente se recrea a diario en la capital. Esa calma dominguera y de tentación en la latina (ganas de ir por allí por cierto) volverá, cuando podamos viajar y recuperar la libertad de movimiento. Al caso, que me lié…, que fui a por pan, me enredé y me calló el aguacero momentáneo, pero a dos pasos de casa -unas gotitas de agua fresca para despertarme del sueño de ayer jajaja…-  Ahora, escribo, por la tarde, no iba a hacerlo, pero la indecisión del cielo hace que me quede en casa y, la sorpresa de ayer, me invita a teclear. Por ello, me siento y te la cuento. Acaba de empezar a granizar ¡Qué acierto!

Read Article

Sinestesia, abreviatura cognitiva y compleja

Día a día, a veces, es cuestión de segundos… Desde hace tiempo, ya lo dije en más de una ocasión, abro cada día como un regalo, con gratitud ante el tiempo y la salud para desempaquetarlo y disfrutarlo. Hay veces que el “regalo” no es lo que esperas, otras sí, pero te viene dado y debes sacarle partido, venga o no con garantía; no se aceptan devoluciones en este mercado, el tiempo sigue su curso. Así ando, sí, a falta de vivencias compartidas, experiencias a mi manera. Con estas comienza hoy la Sinestesia.

Read Article

Idiosincrasia del Sabor

Ya queda menos, eso parece, para la vuelta. Cuántos interrogantes a su paso, cuántos matices de análisis, experiencias atomizadas en una aglomeración digitalizada… Mi espacio “Sinestesia Gastronómica” inmunizado ante las no experiencias que cada semana iban hilándose con nuevas aventuras. Para mí, escribir los domingos es un hábito, me levanto y simplemente todo se dispone para darle continuidad a la historia que recreo. He aquí que siga operativa en estos días, aportando el sentir de mi experiencia, invitándome a reflexionar sin más, a tener, de alguna manera, una conversación contigo.

Read Article
Yo aprendí, Yo Enseño

Cobertura 360 Grados

Nunca imaginé… ¿Os suena? Mientras me dispongo a despejar mi mente y ver en qué me inspiro hoy, anhelo las andadas, las aventuras de un ayer cercano que se siente lejos. Encuentros interesantes, quedadas sin plan, un café torero, un picnic en el retiro… Voy  a centrarme en las dos primeras palabras, creo que pueden deshilar algo emocionante, vamos a ello.

Read Article

La Sin Receta, sin Algoritmos 

Un domingo más, podría ser un día cualquiera, pero es un día lleno de matices significativos y, por eso, es aún más especial. Primer domingo de mayo “Día de la madre y primero con piloto en amarillo, ya que, aunque con restricciones y precaución, está permitido salir a pasear o hacer deporte». Además, el cielo luce con un azul intenso y la temperatura es propia de un día estival. Me he levantado, he cocinado varios tuppers para la semana, me dispongo a escribir y, por la tarde, me pondré encantada las zapatillas para perderme por las calles. Este será más o menos mi domingo, seguramente, en otras circunstancias, estaría en el pueblo, iría a comer al campo en familia y me marcaría un bizcocho con las existencias de la despensa de mamá.

Estos días, mi blog, evidentemente, se ha adaptado a la situación y, a falta de experiencias de movidas de aquí  y de allá, se ha cocinado con lo que había  y con lo que me salía. Hoy, honestamente, no sé muy bien qué contarte, incluso pensé en no publicar, pero el ímpetu de Sinestesia me pudo y me puse a teclear. Hablaré pues de sensaciones intercaladas con lo que se interponga. Podría recordar, como me sugirió una amiga, recetas de la infancia (de mamá, de la abuela…), pero hoy no tengo ganas de anhelos ni melancolías.

Read Article

Entre Chocolates e Ibérico

Otro domingo más, otro menos para volver “no sabemos de qué manera” a la Sociedad, a la vida fuera de las pantallas. Tengo abierta la ventana, se oyen pajaritos (si cierros los ojos, podría estar perfectamente tecleando en mi habitación del pueblo, bonito viaje y gratuito, jeje). A continuación, seguiré el rollo que proceda, una vez más, dejando volar a mi mente en sus recuerdos, compartiendo sensaciones y experiencias 2.0.

Esta semana, en algunas escapadas al súper, he visto un poco más de vida en las calle, hay más movimiento, pero el ambiente sigue siendo raro. Volví a casa pensando en esa incertidumbre que todos compartimos en este momento, sabemos que volveremos pero no sabemos cómo. Lo que sí sé, y siento, es que somos una sociedad que no está preparada para este cambio, no será nada fácil “volver” con distanciamiento, con una prescripción al dente que cumplir por medidas de seguridad sanitaria. ¿Comer separados por mamparas en un restaurante? ¿Qué grata experiencia es esa? Ojalá la ciencia tenga una respuesta rápida, así “el estar fuera” dejará de ser piccasiano, no quiero hacerme a la idea de esa rara vuelta, pero bueno, tiempo al tiempo y veremos. Ea, dicho esto, un poco de distracción con otras historias.

Read Article