Bocata di Calamari; alegoría y placer

Horas que son minutos, minutos que son horas… Alfombras de gentío en el centro de Madrid, bolsas caminantes entre destellos, murmullos entremezclados de dialectos, tú y tu mente, grupos de gente a su libre albedrío.

Sí, pequeña reflexión a mis pasos por Madrid estos días… Creo que es la primera vez que me quedo en el puente de la Constitución en la capital, motivos varios, cambios, idas y venidas… Como un café con leche ¿Solo o cortado? Ay! La Vida, continua Quimera.

Esta semana ha sido un frenesí, digamos que de esas que me gustan, el ritmo no para, da tiempo a todo, te llevas sorpresas y hasta el paracetamol cumple su función. Sí, esta vez, sí traigo gastronomía; eso sí, el lujo queda reducido al placer que tú decides otorgar, nada de finuras ni postureo, entre tapas, cafés y butaca. Acomódate, te robo 5 minutos.

Read Article

La genialidad del “sabor creativo”

La lluvia no da tregua en estos días; aún así, sales a la calle y vislumbras una mar de paraguas creando coloridos mosaicos instantáneos, dinámicos… Madrid no duerme, ya haga frío, llueva o truene.  Bullicio, vaho en las ventanas, gentío en los bares, farolillos navideños … Pasear en invierno en estas fechas es un gustazo (sí, lo sé, la aglomeración de gente no mola tanto, es un coñazo ¡Todo no puede ser molón!) y, por cierto, me alegra ver que los puestos de castañas “han revivido” y se ven por más esquinas de la ciudad.

No iba a escribir hoy, no tengo visitas a restaurantes ni cafés que contarte.  Sin darme cuenta, tomé una copa y la llené del  carmenere chileno que aclamaba ser acabado. Pasados unos segundos, me hallaba tecleando. ¿Sobre qué te apetece hablar? Me pregunté. La creatividad llamó a mi mente y, con ella, en torno a ella, divagaré, invitándote, cómo no, a dar rienda suelta a tus pensamientos.

Read Article

Serendipia ¿Azar de la vida o juego provocado?

Lentitud, rapidez… Dos  palabras antagónicas y compenetradas que forman parte de las reglas del juego más preciado y donde todos participamos: El Tiempo.

Desde mi regreso de los Andes, el tiempo se ha esfumado, parece increíble que ya haya pasado esta aventura chilena… El tic tac para la Navidad ya empieza a sonar. Cuando llegan los viernes sonrío, me contento, pero no solo porque llega el finde (ocio, relax o lo que a una se le antoje) sino por ser afortunada de estar ocupada en algo con lo que disfruto, de poder gozar del tiempo con todas mis capacidades, de disfrutarlo. Estas dos mismas semanas (un kit kat para mí) pueden ser un horror a ritmo de caracol para muchas otras personas o, para nosotros mismos, cuando no estamos (o estemos) bien. Este finde me limité a no hacer planes, el tiempo se alarga y echo de menos el frenesí de las burbujillas del trajín habitual; consciente de que mal no me sentará, jajaja…

El caso es que, obviando la gastronomía por hoy, me doy licencia para reflexionar, para agradecer  sobre otras cuestiones del tiempo. Aquí la Serendipia puede tener algo que ver, sí, pero también: la aptitud-actitud y las personas que se cruzan “a tiempo”.

Por un lado, la aptitud y la actitud tendrán mucho que decir ante el tiempo que invertimos en las cosas. Alguien con habilidad y capacidad en algo, evidentemente, hará la labor en menos tiempo; la actitud hará que, aunque más lento, la tarea dé sus frutos. Es decir, la subjetividad del tiempo es infinita y, en muchas ocasiones, somos nosotros el grosor de su medida. Justo el viernes me cabreé un poco conmigo misma… Estaba muy concentrada en una tarea que tenía que enviar  y me pidieron dos minutos para contarme algo; dije “ahora no puedo, estoy en algo urgente, luego te busco”. Acto seguido me dije a mí misma “Raquel, realmente, ¿No podías parar y charlar un poco con esa persona? Me fui así para casa, pensando en que, la próxima vez, sí pararé.

Por otro, las personas, esas que van y vienen; con algunas la conexión es memorable.

Read Article

Destino de Burbujas; sabor efímero y memorable. Chile.

Viajar es siempre enriquecedor, abrirte a lo desconocido, experiencias, sabores, aromas… Nuevas sensaciones que, en su mayor parte, compartimos con amigos, nuevos conocidos o con nosotros mismos. Estuve de viaje, Chile fue el destino. No sé por qué Chile atravesó mi mente en el 2010, incluso pensé en irme una temporada y empecé a contactar con gente de por allá del rubro “como dicen los chilenos” gastronómico. Las cosas de la vida me lanzaron a Zimbabwe y Chile quedó aparcado. Avanzar en la vida es darse cuenta que las cosas llegan cuando tienen que llegar, que lo que tiene que ser será, que tenemos que entender que, aunque una parte sí, todo no depende de nosotros. Mi visita al país andino llegó este año y, de casualidad, me tocó ver el llamado “oasis de Sudamérica” en plena efervescencia. Ya de regreso, rememoro mi experiencia y la comparto, muy «escuetamente», con vosotros.

Read Article

Pétalos de Terciopelo; Conexiones, caricias palpables

Irse a dormir sin sueño es jugársela a disfrutar de un rico insomnio, más si has conversado con algún galán en copa. Turbiamente abres los ojos, sensación de haber entre dormido; da igual, apetece teclear y el aliento de que puede darse una siesta es buena cafeína jajaja…

Sí, pétalos de terciopelo ¿Por qué? Sin más, palabra que se me presentó en la mente a las 5 de la madrugada, puede ser porque sentí caricias sobre mi espalda (vagas ilusiones o efecto de la uva fermentada, jajaja)… En cualquier caso, las buenas conexiones son como caricias de terciopelo, recuerdan (o a mí me lo parecen) al aroma de los pétalos de rosas y, de eso, lector, hablaré a continuación. ¿Te conectas? ¡Allá vamos!

Read Article

Pío Pío entre Palomitas destartaladas

La espontaneidad, crunchy momento, chispeante, sorprendente a veces…   Si no te has percatado aún, te lo cuento. Antes de escribir, primero me miro a mí misma, me paro 5 minutos y dejo ver qué pasa por mi mente, qué aflora en mí en ese instante. Salió de nuevo la palabra “espontaneidad” que yo comparo con las texturas crujientes, por su efecto, porque, de alguna manera, vicia sanamente. Aquí, podría sumarse la intuición, en ocasiones, causa del efecto. ¿Te dejas llevar por la intuición? ¿Y yo? Venga, reflexiona un poquillo mientras me permites  unos minutitos de lectura. Ah sí, el título es espontáneo, pero tiene su porqué ¡Quédate y ya veras! jaja… La sorpresa también tiene cabida aquí; refresco experiencias basadas en la espontaneidad, la intuición y la sorpresa.

Read Article

¿Vino o Café? Reflextesia

A ver si nos vemos ¿No? ¿Cuántas veces oímos o decimos eso? Estoy segura que en más de una ocasión, tanto como estoy segura que “sí sí…” solemos decir y ahí se queda. “No tengo tiempo” es otra de las grandes alabanzas. Fuera florituras, para un vino o un café siempre hay hueco, otra cosa es que realmente quieras quedar e invertir tu tiempo en ese plan.

De un tiempo a esta parte, en mi caso, tomar un café o vino es la excusa perfecta para ver a personas con las que me gusta estar, compartir, charlar… Ojo, antes era de las del “sí sí… o no tengo tiempo” y me quedaba tan pancha.

Esta semana han caído unos cuantos cafés y vinos de excusa y, mientras, el Tiempo ha sido protagonista de 2 charlas a las que asistí y hoy me está dando pie para este inicio. No me voy a enrollar más, solo te dejo esta ecuación “Gastar Tiempo VS Invertir Tiempo” y te invito a que hagas tu propia relfextesia “sí, también me permito el lujo de crear palabras, jaja”.

Read Article

La Palabra y su efecto Mariposa

El otro día me dijeron, Raquel, te imagino cuando te dispones a escribir los post de Sinestesia y digo “será su momento de parar y desconectar”. Reí. Es cierto que no paro, soy inquieta y no sé cómo lo hago pero siempre, aunque no tenga un plan, se presenta. Me encanta escuchar historias, hablar (no qué va, jajaja), pero también me gusta estar sola (supongo que como a todos); uno de los momentos es, precisamente, el de los domingos por la mañana. Una ducha, desayunar y ponerme a teclear sin importarme nada más “mi mente y yo, a solas”. Entonces todo fluye y las palabras se dejan ver.

Lo primero que hago es preguntarme a mí misma, ver mis apetencias y buscar la aventura para empezar la historia. Hoy, lo tengo fácil, esta semana ha sido muy movidita por trabajo, también gratificante. Me quedé con las palabras, los actos, la comunicación. A modo de piscolabis contaré los matices que captaron mi atención.

Read Article

Recuerdos Crujientes, Melosa Armonía

Hay secuencias que llegan sin saber por qué, solo llegan. La escena se recrea de inmediato, pudiendo ser risueña, crujiente, temblorosa, húmeda, causando, en más de una ocasión, futuribles escenas. Volvía ayer para Madrid, corto trayecto, en el bus Toledo-Madrid,  mi aventura londinense irrumpió en mi mente y sonreí; seguramente, sentí las sensaciones que los días grises y la llovizna continua de Londres me provocaban. Sonreí por la grata satisfacción que siento cada vez que recuerdo cómo llegué “sin nada”, cómo roté por las entrevistas con mi leve inglés y cómo conseguí  trabajar durante un año en la tienda Neck & Neck en Duke of York Square, en el señorial y chic barrio de Chelsea. Descubrí allí, la gran capacidad de acción y adaptación que tenemos; descubrí que siempre aparece alguien que te tiende una mano, personas que por algún motivo se cruzan, para un instante o para siempre.

El día y la noche, el sol y la luna, sonreír o llorar… Queramos o no, nos movemos entre luces y sombras y, de algún modo, somos afortunados porque, hasta en las peores situaciones, siempre caben las sonrisas. Todo pasa por algo y su porqué llega tarde o temprano. Volviendo a mis días de shop assistant, otra secuencia captó mi pensamiento “unas cervezas en The Craf Beer Co” con Eva Pardos, primera vez que nos pusimos cara, hoy compañeras de trabajo. Aquel encuentro pudo ser la causa de esta relación, así son las cosas.

Ahora sí, procederé a contarte algunas gastro-notas, no si antes, invitarte a que recuerdes el inicio; el final saciará su apetito.

Read Article

Venus y Su Constante Elixir

La rutina es inevitable, el descoloque y las sorpresas también. Mantener el equilibrio, un reto continuado. Los rayos de Venus están permanente activos, tanto en su acepción como planeta o como diosa del Amor en la mitología Romana.  Siempre cabe la sorpresa, la luz inesperada.

¿Se te fue la pinza hoy? Puede ser o puede ser que Sinestesia esté de nuevo en su mundo piccasiano.

Honestamente, pensaba hacer un post sobre la dieta vegana y su mar de términos en alza, lo healthy es tendencia y “lo vegano” se ha mimetizado en esta línea. De repente, la palabra «sorpresa» saltó a mi mente y recordé que tengo una experiencia “por sorpresa y en su efecto continuo” en el baúl de los pendientes.

Read Article