20170422_111411

Los Nuevos Foodies

¿Apasionados o imitadores de modas?

Ya sabéis ¿No? Los foodies, y no me refiero al monstruo de las galletas jeje, si no a ese término que como todo lo cool que viene de fuera “mola y se queda”. La palabra fue creada en 1984 –anda, justo un año más tarde de mi aparición en este mudo- por Paul Levy, Ann Barr y Mat Sloan para su libro The Official Foodie Handbook (El manual oficial para los foodies) para designar a las personas aficionadas a la comida y a la bebida. Con el boom de la cocina, los chefs estrellas y, cómo no, los shows televisivos, el foodie salió del baúl para pegar fuerte y ser hasta cansino –foodie por allí, foodie por allá-. Así que, vamos a gastrosofear un poquito sobre ello y a ver dónde nos lleva la mente en esta ocasión.

6-Ideas-for-Staying-Fit-if-You-Are-a-Foodie

Por mi parte, según las connotaciones designadas por el término, resulta que soy una foodie empedernida ¡Dios mío, qué castaña! Si ya de por sí soy reiterativa, imagínate con los asuntos del comer “pasión, conocimiento y experiencia en una coctelera”. Eso sí, si eres de los que le apasiona el tema, puedo resultar hasta maja y que, tras el café, la cena o el gin tonic, hasta me piropees.

Bajo mi punto de vista, hay que hacer un alto a este anglicismo; los que realmente son apasionados y los que son corderitos fieles a las modas y, cómo no, quieren estar a la última y, para ello, frecuentarán los restaurantes más punteros, tomarán los baos a pie de calle, visitarán los Street Food Market, asistirán a cenas clandestinas-talleres de cocina y hasta se harán bloggeros con delantal si hace falta, todo por ser el más TOP del Trending Topic gastronómico.

20170422_112426
Fatayer de Carne de una tienda muy especial en los alrededores de la Mezquita de la M-30, SHAM

Pero, y los apasionados ¿Dónde quedan en esta burbuja? Siguen su rumbo, su sentir, son auténticos, objetivos, saben lo que quieren y les importa un pimiento lo que esté de moda: ellos son gastrónomos practicantes aunque no acudan al rezo diario ni practiquen el foodismo propiamente dicho. Ellos se caracterizan por ser curiosos ante el Hecho Gastronómico: se emocionan ante los nuevos sabores y las cocinas de otras culturas, se pierden en las tiendas de barrio, disfrutan en los supermercados, son investigadores en evolución, les gusta cocinar, buscan el mejor momento para el disfrute de los placeres del comer, sienten con el sexto sentido cada bocado y suelen ser creativos, viajeros y detallistas. ¿Te identificas aquí? Bienvenido pues.

20170422_110200
Supermercado árabe “Amana” aunque todos los vecinos lo conocen como “Carrefood”

Muchas de las dotes son innatas, otras se van forjando con la experiencia. En mi caso, no lo puedo explicar, siento devoción por la gastronomía, los productos frescos y elaborados, lo desconocido al paladar… Desde bien pequeña recuerdo la chispa que me producía todo esto, una chispa que me contenta mantener viva y en efervescencia.

20170422_112510
Nidos de Pistachos y Anacardos de la Pastelería SHAM, dulces artesanales de Siria

Precisamente, hoy, volví a ser una niña, me perdí por los alrededores de la Mezquita de la M-30, entrando en cada tienda con el fin de curiosear; sentí que viajaba, porque es una de las primeras cosas que hago cuando viajo, pero, además, volví a la infancia, a sentir que no sabía nada, que tenía que preguntar para que me explicaran que era El Halva (especie de turrón típico de la India, Pakistán y Persia) que parecía delicioso, especialmente, el de pistacho.

Salí a correr sin tener ni idea de que acabaría viajando a Oriente Medio, imaginando cómo será mi próxima vez “con monedero en mano” y la cesta de la compra –el pan árabe, varias especias, delicias turcas, halva y un tajin vendrán conmigo sí o sí-. Además, descubrí una pastelería que hace todo tipo de elaboraciones dulces y saladas típicas de Oriente Medio “Sham” -C/ Antonio Calvo, 3-; el propietario, muy amable, dialogó conmigo y me regaló un par de dulces para mi merienda.

20170422_112553

Me despedí del barrio, volví a ponerme los auriculares, vuelta a casa, escuchando música y cocinando las reflexiones foodies que acabo de soltarte. A todo esto, tú ¿Cómo te ves? ¿Eres apasionado, no tiene por qué ser en gastronomía, o eres imitador de modas? Si eres del segundo bando, te animo a que seas original y, para ello, solo tienes que ser TÚ.

Vermut Reus, Tapas MAdrid, Bodegas Rosell, Sinestesia Gastronómica

Paladar Maduro, salpimentado de Connotaciones

Una de mis frases favoritas es “todo pasa por algo” o lo que es lo mismo “todo tiene un porqué”, algo que de pequeños no solemos entender, algo que la vida, con la experiencia, te va revelando. En mi camino, ya no tan corto, han ido trascurriendo muchas cosas, algunas maravillosas, otras no tanto, pero aquí seguimos, paso a paso, cultivando recuerdos, llenando el baúl de sabores espontáneos y programados. El paladar siente también el paso del tiempo, se hace más fino, más exigente, tiene más memoria.

¿Qué nos traes hoy señorita sinestésica? Eso te estarás preguntando ¿A qué sí?

Pues un resumen del día de ayer, siempre con connotaciones de relleno, para que pienses conmigo, mientras te dejo alguna que otra recomendación de mis últimas andanzas.

Read Article

Paella en la Dehesa, Sinestesia Gastronómica, Familia Contador

Expectativas, ingrediente fantasma y decisivo

Soy inquieta, lo reconozco,  más si hablamos de hechos con sabor o notas con aroma. Normalmente, no puedo evitar indagar, estar al día de los sitios de moda, consultar opiniones y hacer un muestreo de sitios antes de decidirme y marcarme una gastro-experiencia. Me gustan los sitios míticos, auténticos, las pequeñas tascas, los bares de la esquina, las pastelerías con historia, los obradores que huelen a “pan pan”, los ultramarinos de barrio, el bullicio de los mercados “con el canto de pescaderos, carniceros y fruteros”. También me gusta lo nuevo, lo que marca tendencia de buena manera; me rechinan las imitaciones y las réplicas de lugares sin alma, todos cortados por el mismo patrón y que se limitan a seguir la moda.

Por otra parte, me fascinan las sorpresas, descubrir “puntos de interés” a pie de calle y salir sin plan alguno. Me dejo llevar por las apetencias para optar por la vía de búsqueda anticipada o in situ, al ritmo del callejeo y la espontaneidad.

Read Article

EL churrasco córdoba, tapas córdoba, carnes a la brasa, sinestesia gastronómica

Paladar Efímero, Subjetivo y Camaleónico

Soñé que viajaba, ahora sueño viajando, creyendo cada vez más en la ley de la atracción, en la actitud del positivismo, en los hechos pensados que se trasforman en recuerdos. Muchos ejemplos tengo, muchas conexiones inexplicables que llegan a su debido tiempo. Empiezo con esta alusión reflexiva porque es lo que me he traído de mi reciente viaje por el Sur “De Córdoba a Málaga”.

Un viaje por trabajo que una disfruta como si no fuese trabajo, un viaje que te conecta con amistades, unas, con solera, otras, con crianza  y, otras, cómo no, en incipiente evolución.

Read Article

Cocina PAraguaya, Kumanda, Sinestesia Gastronómica

Sensibilidad Culinaria, Calidad de Producto y Tradición

Día del Padre, soleado, lejos de casa, finde de puesta al día y relax en el que recupero la rutina de teclear. Los que me conocéis ya sabéis mi filosofía y el por qué de mi blog: la realidad de mi pasión compartida “la escritura y la gastronomía” sin ninguna pretensión más allá del disfrute y de compartir experiencias con mis lectores. Recientemente, he estado en algunos sitios, pero no tengo suficientes argumentos para hacer un post completo; por ello, me limitaré a recordar y a mencionar aquello que ha dejado huella en mi paladar y en esta cabecita que no para de maquinar.

Read Article

Taverna la Vicenta, Vermouth Yzaguirre, Ponzaning, Tapas Madrid, Raquel Contador, Sinestesia Gastronómica, chamberí

Barrios que molan, modas que enganchan “Ponzaning”

Cada lugar, cada zona tiene su encanto, aunque a veces hay que mirar 2 o 3 veces para apreciarlo. Otras zonas despuntan y llaman a ser descubiertas, barrios de siempre, con sus rincones míticos, fachadas intactas que de repente se actualizan e invitan a que fenómenos como “ponzaning” le den vida a una de sus calles más concurridas. Trabajo en el barrio y quizás es por ello que mi ponzaneo sea leve, aunque es una suerte tenerlo a pie de oficina. Poco a poco iré recorriendo los lugares.

Algunos ya están entre mis favoritos, Sangara Café, El Chambi de la Chispería de Madrid, Trattoria Manzoni, Sylkar Bar, La Mercería También pasé por La Sala Despiece –buena experiencia pero con ir un par de veces es suficiente-. Hice stop en La Malcriada y me quedé con ganas de volver –fue un vinito al terminar la jornada, tapas con cada ordenanza, ambiente fresco, cálido, positivo-. En fin, Chamberí  es más que la calle Ponzano y es para disfrutarlo con calma, todo a su tiempo.

Read Article

Maquila bar, sinestesia gastronómica, Daniel Torres, Cerveza Artesana, Rafael Bellido, Tapas Sevilla, Brewpub

¿Bailamos o Tapeamos? Gastro-sensaciones por Sevilla

Que los viajes siempre aportan es indiscutible, que las personas lo llenan de calidez un hecho, que la actitud marcará la experiencia “algo que no debes olvidar” y que la gastronomía será compañera “inevitable”.

Estuve la semana pasada en Sevilla y de nuevo descubrí rincones con esencia, volví a callejear –me encanta-; mi paso fue muy distinto (ni mejor ni peor) que mi gastro-tour vivido en julio del pasado año. Volví a ver a mi amigo Rafael Bellido, un profesional que siempre te recibe con una sonrisa y con historietas variopintas que invitan a más de un vinito. Estuve dos días, fue intenso, lo resumiré para que no te aburras y tomes nota de lo que consideres oportuno.

Read Article

Comida Chilena, encuentro, gastrosofía, Sinestesia Gastronómica

SABORES Y CONEXIONES CON CHISPA AGRIDULCE

La Cocina fluye y Crea Sinergias que marcan Tendencia

Está claro que “las cosas en común” unen, que la pasión compartida sabe mucho mejor y que cada persona tiene una afición. En mi caso, y antes de este boom culinario, siempre sentí devoción por los aromas, las recetas, el sabor rico de las comidas, curiosa ante lo que se cacharreaba en la cocina. Crecí, aún sigo en ello, y mi hobby sigue siendo la gastronomía.

Ahora bien, queramos o no, nos guste más o menos, todos compartimos experiencias culinarias, pues el acto del comer es practicado por todos; es un punto de inflexión, de unión entre personas. Eso es quizás lo que más me gusta, esas relaciones que surgen de las comidas.

Read Article

Sonia Fuentes, Chema de Isidro, Escuela de Cocina, MAsterd, Sinestesia GAstronómica

Cocina Sazonada de Cultura y Pasión

Que lo gastronómico está de moda es indiscutible, los chefs se han convertido en símbolos de admiración y los clientes son cada vez más profesionales, entendiendo de técnicas, sabores y cocinas del mundo. Evidentemente, esto ha supuesto que las actividades en torno a la cocina se multipliquen y la creatividad se sienta pez en una mar donde hay muchas especies.

En mi caso, me encanta ver como locas ideas triunfan, como los juegos de palabras y los híbridos culinarios hacen ruido, marcan tendencia. Yo siempre he sido inventora de palabras, incluso peco de decir erróneamente algunas aceptadas (no cuando escribo, eso es otro cantar). Así, en mi cuenta de instagram, suelo poner gastrotérminos que según mi parecer suenan bien y definen esos enreillos que hago de vez en cuando como los Garbanzicos –garbanzos con marisco- o la Pasta Gambara (una carbonara con gambas).

Clases de Cocina “técnicas de inyección para seguir condimentando la Buena Mesa”

Sí, he querido dejar que mi mente hable un poquito, tecleando lo que sentí al abrir esta página en blanco cuando me disponía a hablar de mi última experiencia gastronómica “Taller de Cocina Asiática con Sonia Fuentes en la Escuela de Chema de Isidro”.

Conocí a Sonia en el 2010, cuando ambas hacíamos el curso de Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional –pasaron años sin vernos-, nos reencontramos el pasado domingo, yo alumna, ella profesora. Me encantó saber que está en este proyecto con un gran cocinero como es Chema de Isidro; probé su cocina cuando estaba en Don Pelayo, posteriormente en Bella Lola. Sus arroces, sus croquetas, esa cocina cuidada, de materia prima de calidad, tradición… Se quedó en mis recuerdos.

¿Cómo son las clases con Sonia? No me voy a enrollar, ni voy a explicar largamente qué se cocinó, pero sí espero trasmitir la esencia captada, resumida del taller de 2 horas de duración.

Sonia es un torbellino en todos los sentidos, trasmite pasión, es perfeccionista y además se aprende un montón con ella “trucos, nuevos ingredientes, nuevas técnicas”. No deja que el alumno se despiste y eso me gusta, pone humor a sus platos, se siente en el ambiente.

Hicimos un guiño de cerca a la cocina asiática, ligera, fácil y sana, así que perfecta para el no tiempo en el que vivimos. El menú fue: Gyozas de Pollo y Setas Shiitake, Salteado de Fideos Chinos Mar y Montaña, Ramen y Flan Caramel. Muy interesante ver los sabores que se entremezclan en estas elaboraciones y aprender las técnicas culinarias para su perfecta elaboración. Me llamó la atención el flan con citronela, sake, canela, anís estrellado y chile fresco ¡Tienes que probarlo! La mezcla hace que el flan sea danzante en vista y en boca.

Sonia Fuentes, Chema de Isidro, Escuela de Cocina, MAsterd, Sinestesia GAstronómica, Gyozas

Tras la clase, ya sé qué nuevas adquisiciones voy a tener en mi cocina: castañas de agua (aportan textura crujiente y cero calorías), ajo negro (no se repite) y Nam Pla (salsa de pescado, digamos una especie de Garum –salsa pionera desde la época romana-). Sonia dice que es un AS en la cocina; tienes un plato falto de vida “nam pla” y resucita. Para encontrar todos estos productos, os recomiendo ir a la calle General Margallo, donde hay varios supermercados chinos. Yo solía ir bastante cuando vivía por Azca, volveré porque por lo visto las tiendas han mejorado bastante. En concreto, Sonia nos dijo que fuéramos a Iberochina (Calle del Gral. Margallo, 23).

Sonia Fuentes, Chema de Isidro, Escuela de Cocina, MAsterd, Sinestesia GAstronómica, raquel contador
Aprendiendo en un ambiente que invita al disfrute con buenas sinergias

Hasta aquí mi lección de hoy. Y tú ¿Has ido ya a alguna clase de cocina? Si no, ya sabes, ponte el delantal, selecciona temática y lánzate a aprender nuevos sabores mientras haces nuevas amistades. Mi próxima aventura tiene que ser una cena clandestina, hace años que lo tengo en mente y se me está resistiendo.

Raquel Contador, Taberna Volapié, Dani García, Sinestesia Gastronómica

Tropiézate en Volapié ¡NO te querrás levantar!

Sábado, día de compras, de relax, de no plan salvo que a las 19.30 hrs había quedado con mi amiga Cinthia –una chica de Paraguay que es muy guay y que me acompaña siempre de lejos o de cerca- para tomar algo y ponernos al día.

Ya mencioné en alguna ocasión que, como foodie -al tanto de las nuevas tendencias y de los sitios recomendados por los prescriptores variopintos del momento- tengo pendiente muchos sitios; hay tantos que sé que muchos se quedarán en un pensamiento. También sé que últimamente acierto más cuando me dejo llevar, callejear y entrar allí donde la intuición despierte buenas sensaciones. No hay expectativas de primera que determinen la experiencia vivida y partir de la neutralidad me gusta.

Read Article