GastroTour por la Costa Brava

Ciudades que enganchan, experiencias que tintan con un “hasta la vista”.

Madre mía, en nada decimos adiós al verano y yo aún pendiente de publicar la segunda parte de mi viaje a Barcelona –justo hace un mes que me encontraba allí-. En la primer post, me centré básicamente en la cena en La Pepita, que también enmascaraba un encuentro muy especial. Esta vez, dividiré el post en dos partes, muy resumidas, la primera acontecida en la Ciudad Condal y, la segunda, en un tour por la Costa Brava “breve y contundente”.

Read Article

CENA EN LA PEPITA, BARCELONA

Ciudades que enganchan, experiencias que tintan con un “hasta la vista”

El pasado 14 de julio estuve de nuevo por la Ciudad Condal, 4 días llenos de energía me esperaban, entusiasmada por los reencuentros que me esperaban, aparte del tour por la Costa brava que nos había preparado mi prima Cristina.
Al final, fue poco tiempo, pero muy intenso, así que voy a dividir este viaje en 3 partes. Por un lado, los encuentros y las gastro experiencias en Barcelona (en dos pases), por otro, el encanto de la costa y el relax vestido de historia (un pase resumen del tour).
Read Article

BIZCOCHO DE HIGOS SAN ANTONIO

Inventando, improvisando y cocinando de Temporada

Mucho, mucho calor hace en Extremadura, de este que no te deja pegar ojo por las noches, del que, tras la comida, te deja fuera de combate y, en donde, el agua y lo fresquito se convierten en tus aliados de trabajo. En este contexto, los productos de temporada se quitan el sombrero y te dan gozos inmensos, al natural o versionados ¡Tú decides, pero la calidad está servida, es garantía de sabor, de placer!

Entretanto y en base a ello, te presento otro de mis enredillos culinarios, esta vez, con unos Higos de San Antonio, variedad autóctona de mi tierra, junto a los Tiberios y De Rey. Un bocado jugoso que sorprende y un dulce peligro que enamora.
Ingredientes
  • 8 o 10 higos Tiberios
  • 3 huevos
  • 3 tazas de harina
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 taza de aceite vegetal
  • 50 grs de mantequilla
  • ½ taza de leche
  • 1 chorrito de vino amontillado (Ron u otro destilado)
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Pizca de sal
Glaseado:  zumo de ½ limón y azúcar glass hasta espesar.

Elaboración
1.- Pelar los higos, trocear y poner en un bol grande, donde iremos echando todos los ingredientes. Añadir el resto de ingredientes y mezclar con la túrmix. Al final, añadir alguna especia si se desea.
2.- Cocer en el horno, previamente calentado, a 180º durante 40 minutosaproximadamente. Ya sabes, el truco del palillo, cuando pinchemos y salga limpio, tendremos nuestro bizcocho listo. Yo cuando está casi casi, apago el horno y lo dejo ahí un poco más, con la puerta entreabierta, así se termina de hacer sin que se me pase o quede seco.
3.- Tras esto, desmoldar en templado y esperar a que se enfríe para cubrirlo con el glaseado.
Finalmente, destacar que el higo es un producto con mucha proyección y que está en plena expansión. En Extremadura hay tres grandes zonas donde el cultivo de la higuera es protagonista desde hace décadas. En la comarca de Badajoz, la producción se concentra en Salvaleón-Barcarrota-Higuera de Vargas. Por su parte, en la provincia de Cáceres hay dos grandes zonas productoras: La Vera y del Jerte, centradas en la variedad Cuello de Dama, y la Villa de Almoharín, principal zona de producción de higos secos.

 

Nada más, solo animarte a que pruebes este bizcocho; es de los inventos que improviso y me sorprenden gratamente. A mis invitados les encantó, el bizcocho desapareció en un pis pas. Por eso, lo anoté, para que puedas disfrutar tú también de este bocado de temporada que no te dejará indiferente.

 

Un abrazo #bizcocholovers,
Raquel

TAPAS-WORK EN ZARAGOZA

La ciudad de la Pilarica es un menú completo en todos los sentidos

Estuve en Zaragoza hace años, de paso, finalizando el viaje de fin de curso de octavo – creo recordar-. A finales de junio, tuve la oportunidad de volver a esta ciudad y me sorprendió gratamente; es, sin duda, un lugar con mucho encanto y muy buenas tapas. Fueron 4 días muy intensos de trabajo, de puesta en marcha de nuevos proyectos, de encuentros y, por supuesto, también hubo tiempo para disfrutar de la Buena Mesa.
Read Article

TARTA DE QUESO Y FRESAS “CALIDAD EXTRA”

Con productos artesanos, de temporada, creatividad e improvisación

Tartas de queso hay muchas, según el queso empleado, con o sin cocción, con o sin galletas…

Pero, sin duda alguna, la versión cheesecake es la más internacional y recreada; a partir de la original, la famosa tarta de queso se ha diversificado y, hoy en día, la tenemos de todo cuanto deseemos. Triunfan tanto las más básicas –de limón, moras, melocotón, fresas…- hasta las más extrovertidas, con oreo, huesitos, donut, etc.
Creo que todas tienen cabida, tienen su momento; para comerla con más asiduidad o como postre, será mejor una tarta de queso básica, refrescante. Mientras que para una merienda, podríamos apostar por una creativa, más contundente.
Read Article

“COCINA PARA UNO”: reflexiones constructivas

Si vives solo o frecuentemente tienes que cocinar solo para ti, este post te vendrá de rechupete 🙂

Hoy en día y desde hace ya bastante tiempo, el tupper es el gran aliado de quienes hacen el almuerzo en la oficina; en nuestro país, lo es de la gran mayoría. Comer en casa a diario es un lujo minoritario, sobre todo en las grandes ciudades, así que, siéntase afortunado quien pueda disfrutar de este hábito en su rutina. He de decir que en Extremadura es lo habitual, pues en 10 minutos estás en casa, te da tiempo a comer, tener una mini siesta y volver a la oficina si es que tienes jornada partida. Es una de las cosas por las que vivir en Badajoz mola; una ciudad pequeña que no deja de crecer, cada vez con más oferta turística/gastronómica, buena gente y buena mesa.
Bueno, te toque comer en casa o en la oficina, si vives solo/a entenderás el mensaje a la primera. Aspectos que alimentan la cocina para uno:
  • Cocina rápida en casa o take away
  • Poca dedicación
  • Comida elaborada o preelaborada
  • Aburrida
  • Falta de motivación y atención
Todos estos aspectos pueden derivar en una dieta poco saludable; son más que lógicos, pues comer en familia es uno de las mejores prácticas para una alimentación adecuada. Pero, las circunstancias son las que son y hay que adaptarse al estilo de vida, como nos adaptamos a todo al fin y al cabo. Mi objetivo de hoy es dejarte mis reflexiones sobre el tema y darte unas pequeñas pautas para comer bien aunque estés solo. Toma nota y ya me contarás:
Compra alimentos frescos y de fácil elaboración, además de variados: es el inicio para comer bien y hacer unos platos saludables.
  • Pon un poco de interés y creatividad para hacer platos atractivos: la presentación importa y mucho “comemos por los ojos”, incluso si lo que te vas a comer es un yogurt con cereales y otras cosas para cenar -es uno de mis vicios-, hazlo que diga “cómeme”. Cuando compartía piso, mis compañeras, me decían “¿no te ibas a por un yogurt?” y yo decía sí, sí… estoy en ello: le dedico unos 5 minutos y el yogurt deja de ser simple para ser “mi yogurt del día, en base a mis apetencias y mi despensa, jeje”.
  • Ten siempre recursos de despensa, yo los llamo comodines, porque te sacan de más de un apuro y caen bien con casi todo. Ej: cuscús, arroz, lechuga, huevos, tortillitas de maíz y conservas.
  • Si comes en casa, prepara el plato como lo prepararías para un invitado, así, harás algo presentable y, aunque solo, disfrutarás más del almuerzo; te llevará el mismo tiempo, solo tienes que prestar atención y cuidar la presentación.
  • Si no te queda más remedio que comer de tupper, las ensaladas variadas son una opción perfecta, con la vinagreta por separado y algunos picatostes o frutos secos. Otra opción es cocinar platos más elaborados “guisos” y congelar los tuppers: por ejemplo, lentejas, de un golpe puedes hacer 8 tuppers, es decir, para comer lentejas una vez por semana durante dos meses. Comer de tuppers es sin duda algo muy saludable, es comida casera y, además, siempre comerás la cantidad justa, no se puede repetir, jeje… Evidentemente, también más económico.
  • Practica la cocina de aprovechamiento o de reciclaje; creo que yo me hice una experta en este tipo de cocina hace ya mucho tiempo, pues en casa siempre hay sobras y yo siempre ando reinventando con lo que hay en la nevera.
  • Cuando hagas pasta, arroz, cuscús, haz siempre de más; una parte la preparas de una forma y, la otra, la guardas en un tupper con un chorrito de AVOE.
  • Ten siempre botes de legumbres ya cocidas en la despensa; en un pispás, harás un plato rápido y nutritivo, tanto un guiso como un salteado o una ensalada. Así, unos garbanzos tipo cocido exprés, un salteado de garbanzos con gambas o mismamente con unos tomatitos y queso feta en versión ensalada.
  • Cocina de lata: me refiero a las conservas. Hoy, la oferta de conservas es enorme, además de calidad. Puedes disfrutarlas solas como aperitivo o hacerlas protagonistas de tus platos. Cuando no hay tiempo para cocinar, en 10 minutos puedes tener una receta saludable y deliciosa gracias a los productos en conserva. Uno de mis preferidos son los mejillones en escabeche o en salsa de vieiras. Recientemente, hice un guiso de guisantes con ellos y quedaron exquisitos (son los de la foto). También, los uso en ensaladas, para revueltos tipo Bacalao a bràs, para hacer una fideuá o un arroz e incluso me sirvieron para inventar la crujillonesa “torta de papas con mahonesa de mejillones”.
Por experiencia propia, sé que comer solo a veces no es lo más adecuado, la compañía es fundamental, pero no por eso debemos descuidar nuestra alimentación. En mi caso, aplico muchos de los consejos aquí mencionados, aunque tengo que mejorar,  porque me gusta cocinar para los demás, para sorprenderles y que disfruten con los sabores de mis creaciones. Eso sí, he de decir que también he aprendido a disfrutar de mi almuerzo en solitario, con mi copa de vino, reflexionando… Eso hice hoy y he aquí el resultado, un reflejo de un momento personal que estoy segura muchos compartís conmigo.
No lo olvides, comer solo no solo puede sino que debe ser atractivo, hay que buscarle su lado positivo y disfrutarlo. Sin más, espero que te haya gustado mi reflexión y, sobre todo que, si reúnes los requisitos, te sea práctica en tu buen vivir.

 

¿Qué te parece mi propuesta? No dejes de contarme, me encantará oírte.

COCINANDO INTUICIONES, RETOS E ILUSIONES

La Constancia es la Virtud por la que todas las cosas dan su fruto 
(Arturo Graf)

Hacía tiempo que no dedicaba un post a los vaivenes de la vida, algo que solía hacer algún que otro domingo; buen día para reflexionar y empezar la semana al 100%. Hoy, tras unas buenas tostadas y con vistas al cielo que nos saluda, voy a darme el gustazo de cocinar intuiciones y, además, te invito a reflexionar conmigo ¿Te apuntas?

Voy a empezar con una frase que recientemente me ha dicho una persona a quien admiro y eso que aún no tengo el placer de conocerle en persona.  “Nunca se sabe cuál es la mejor decisión, pero una u otra tenemos que tomar; quién sabe si al final la primera opción es un primer paso antes de dar el gran salto, la vida es así de irónica”. Justo mi intuición me dijo lo mismo. Sí, sí, está claro que últimamente he estado tomando decisiones, algo que todos hacemos en este espacio compartido.  Por eso y porque son la chispa de la vida quiero brindarles un homenaje, unas palabras y una sonrisa. Además del desayuno con el que empecé el día “tostadas a mi manera”.

Read Article

TARTA DONUTS “VERSIÓN ORIGINAL”

Sensaciones redondas, consejos prácticos y toques de autor

Cada 5 de junio sea donde sea y como sea “tengo que soplar velas”, lo dice mi partida de nacimiento y yo que soy muy cumplida lo hago con gusto; es un regalo poder seguir soplando y sumando. La tradicional Tarta de Galletas –siempre versionada, pues ya me conoces, jeje- ha sido mi fiel compañera desde la infancia, pero, esta vez, quería hacer algo diferente y la Tarta Donuts me venía tentando desde hace algún tiempo.

 

Me encantan los donuts y, aunque prefiero los frescos de pastelería, es un hecho que los originales de la Marca Panrico son únicos e irresistibles, su aroma les delata y si los pruebas estás perdido, porque te conviertes en un donutero/a de por vida. De todos los que han sacado, el mejor sigue siendo “el blanco, el glaseado” o al menos para mí. Su aroma, textura y sabor solo indican una cosa “soy un donut”.

Read Article

BIZCOCHO ESPECIAL, CON NUECES Y ALGO MÁS

La Comida es el único placer que realmente alimenta
-Richard Gere, Otoño en Nueva York-

 

Si has seguido mi aventura americana, te habrás percatado de que cocinar, he cocinado poquito. Algo lógico, pues en los hogares que estuve practican mucho el “eating out”, o sea, comer fuera. No obstante, hubo tiempo para hacer tortilla de patatas, empanadas, ensaladillarusa y alguna que otra receta tradicional de la zona, sin olvidarme  de mi día con Helga de marcado sabor alemán.

 

Fueron 3 meses sin parar, de evento en evento y de restaurante en restaurante, con gente maravillosa y un clima excepcional. Una experiencia única, un lujo al alcance de los Barcarroteños y, sin duda, un antes y un después para quien tiene el gusto de ser Embajador/a de Hernando de Soto.
Read Article

UN BOCADO LLENO DE MAGIA Y COLOR

The End is Nothing, The road is All –Willa Cather-

Aventuras de una extremeña foodie en América: capítulo 8

No paro quieta ¡Qué gran verdad! Y es que desde pequeña he sido bastante inquieta y curiosa, diciendo sí y perdiéndome después de la escuela en más de una ocasión. Esto pasaba en la infancia, pero me vuelvo a sentir identificada con este ir y venir de experiencias continuadas, dejándome llevar por las aventuras que vienen a mi paso en Bradenton (Florida). Mucho por contar y poco tiempo para teclear, por lo que he de aguzar la mente para resumir sin perder detalle alguno. Esta vez, te voy a contar las experiencias entre dos mágicos mundos situados en Orlando, competentes y complementarios.

Walt Disney World, sábado 19 de de marzo

 

Visité EPCOT con Kelly y su familia: segundo parque temático en Walt Disney World Resort que abrió sus puertas en 1982, cuyas siglas significan “Comunidad Prototipo Experimental del Futuro”. El parque se divide en dos partes principalmente, Future World –para vivir emociones gracias a la tecnología y el cambio- y World Showcase –para viajar a través del mundo, su cultura y su gastronomía, perfecto para mí jeje-.

 

Tuvimos mala suerte con el tiempo, pues estuvo lloviendo casi todo el día. Pero, por supuesto, la lluvia no fue impedimento para que lo pasáramos en grande, bebiendo y comiendo alrededor del mundo. Realmente es una gozada que puedas testar 11 países en un solo lugar, pues la reconstrucción es impresionante: la música, la comida, el paisaje, los camareros, no falta detalle en cada experiencia que ofrece este lugar.  Los países recreados en EPCOT son: México, Noruega, China, Alemania, Italia, EEUU, Japón, Marruecos, Francia, Reino Unido y Canadá. 

Nos tomamos un Frozen Margarita en México, una Funnel Cake en EEUU, un cóctel rosa en Francia, algunas Cervezas en Reino Unido y nos asentamos en Italia para la cena. Disfrutamos de unas deliciosas pizzas napolitanas en el Restaurante Vía Napoli –una pepperoni de medio metro y una margarita “tamaño normal”.

Las pizzas fueron deliciosas y realmente me recordaron a las que probé en Italia, de fina masa, con ingredientes frescos, reflejando la dieta mediterránea. Si te taparan los ojos y te dejaran en este lugar, te aseguro que pensarías que estás en la ciudad de la pasta. El camarero que nos atendió era de Milán, muy amable, atento y profesional. Eso sí, el vino bastante malo y el precio por copa es de 11$  -no digo más-. Brindamos con un chupito de Limoncello, cómo no…

Además del tour gastronómico y los paisajes varios, merece especial mención su acuario, gigante, con tiburones, rayas, tortugas y una infinitud de peces que invitan al relax y a la desconexión. Incluso puedes bucear allí si lo deseas.

El sol cayó, se anunciaba la noche y los fuegos artificiales empezaban su rutina de las 9 pm. Nosotros nos despedíamos de EPCOT, pero no del mundo mágico, pues nos hospedamos en Disney’s Art of Animation Resort, un hotel donde los protagonistas de Disney siguen en activo. Nuestra habitación fue “El Rey León”, así que, dormí diciendo ¡Hakuna Matata!

 

Universal Orlando, sábado 9 de abril 

 

Laura y Todd quisieron mostrarme otro mundo mágico, competencia de Disney, pero, desde mi punto de vista, complementario. Este parque temático ofrece una experiencia similar a Epcot, pero tiene más actividades para niños, es un lugar idóneo para disfrutar en familia  o con amigos. Universal Studios permite a los visitantes vivir el mundo de las películas y series más representativas de Hollywood. Uno de los principales atractivos que ofrece es la aventura The Wizarding World of Harry Potter, impresiona el decorado, igualito que en la película, puedes sentir la magia en vivo, en las tiendas, los pasadizos, la música… Por otra parte, reproduce las calles de Londres y otras ciudades TOP como New York. Hay varias montañas rusas con temática de series animadas; las mejores para  mí fueron Revenge of The Mummy y The Simpsons.Tuve la suerte de presenciar uno de los eventos más famosos del parque “Mardi Gras” que tiene lugar del 6 de febrero al 16 de Abril. Es un homenaje a las tradiciones de Nueva Orleans; se suceden conciertos en directo, auténtica comida cajún (cocina criolla de Luisiana de influencias francesas y africanas) y la recreación de su famoso desfile de carrozas y máscaras.

El sábado corrió muy rápido, un día muy completo, sin parar, que terminó con una cena mexicana/americana en el restaurante Chevys. Es un local amplio, muy americano, con “platillos mexicanos” a lo grande. De aperitivo, nachos con dos salsas, de queso con jalapeños –me recordó a la que ponen en la cadena VIPS) y la salsa típica mexicana (tomate y cilantro). Me apetecía un margarita y tenían una carta bastante original con distintos tipos de cócteles. Justo ese día, Todd me contó que tenía que probar el Margarona –margarita + coronita-, el preferido de su mujer Laura. Para nuestra sorpresa, Chevys lo tenía en carta, así que, Margarona por favor, jejeje…

Me encantan los margaritas y disfruto probando las distintas versiones, aunque me quedo con el clásico. Sin embargo, he de reconocer que el Margarona es original y muy rico: me gustó mucho la preparación, tipo granizado, sabor tradicional a Margarita, pero con el evidente toque de la coronita insertada en la copa y regulable en sabor, (tú puedes añadir más o menos, según gustos). Me pedí el chile poblano relleno con queso y salsa ranchera (rico, pero no sorprendente) y los tamales (me gustó mucho). Cada plato viene acompañado de arroz y alubias. Es un sitio recomendable, pero no es auténtica comida mexicana, es comida rápida a la mexicana con tamaño americano. Ideal para disfrutar de un picoteo compartido sin olvidar los margaritas –muy buenos-.

Al día siguiente, nos esperaba una mañana de compras y vuelta a casa “de paso por Disney Springs” la zona de restaurantes y bares de Disney donde tenía pendiente probar el mejor margarita según Laura. Hicimos una ronda por los Food Trucks existentes y conseguimos un margarita en DockSide Margaritas. La verdad, una despedida apetitosa y refrescante para culminar un tour mágico donde no faltó detalle.

Para terminar, decirte que si tienes la posibilidad de visitar Orlando, te recomiendo que pruebes ambos parques, similares, pero con matices que tienes que testar. El ambiente es increíble y, sin duda alguna, lo mejor para disfrutarlo a tope es la compañía, un ingrediente que nunca falla, condimento imprescindible para salpimentar cualquier experiencia y saborearla con gusto.
Me despido con una sonrisa, otro sueño cumplido y con nuevos aprendizajes para más rodaje, jejeje… Ah, por supuesto, gracias a la familia de Kelly y Todd por brindarme la oportunidad de recordar la magia de la infancia en un mundo único y singular.