Conexión Desconexión, anhelos efímeros

Visitar Madrid sintiéndome de vuelta, sin quedadas, sin planes establecidos, perdiéndome por las calles, esa era la idea, acompañada de la desconexión más absoluta. Si a ello sumas que cuentas con una amiga donde su casa es tu casa, sentirse de vuelta es un plan sumamente fácil. Y, así, con esta entradilla daré paso a cómo disfrutar de un viaje de la manera más sencilla.

Madrid, cómo lo echo de menos, esa fue mi primera sensación al pasar por Chamberí, me encantaba vivir en este barrio, sentí cierta nostalgia con gusto (señal de que estaba contenta donde estaba, un capítulo bonito de recordar). El tiempo decía “no salgas sin paraguas”, pero dio algo de tregua y, a pesar de la lluvia momentánea, no hacía nada de frío y pasear era buena opción. Como indiqué, no había plan, solo quería disfrutar y, en mente, intentar probar los cubos de croissant rellenos de Panem (es uno de mis pendientes más irresistibles). 

Read Article

Sabor a destiempo o contratiempos al punto

La mente y sus cosas. Somos capaces de montar un banquete, recorrer París o hacer la maleta en un pensamiento; seguro que, más de una vez, te vas a dormir con unos ideales para el día siguiente o inicias la semana con un calendario de actividades y, en realidad, no pasa nada o pasa pero de otra forma. El caso es que, siempre hay un porcentaje de probabilidades de que los imprevistos entren en escena. Al final, lo importante es que puedas contar la historia, da igual la trama y el cómo. Esta semana, los imprevistos me han dado capítulos diferentes y, he aquí, que inicie así el post de hoy.

Read Article

Sueña, Visiona, Saborea

Domingo otoñal con luz estival, temperatura más propia de primavera, donde seguir el estilo de capas de una cebolla es más que oportuno (frío en las mañanas y al atardecer; calor durante las horas de sol). A medida que pasan las horas empecemos a quitarnos abrigo. Este finde ha sido idóneo para pasear y disfrutar de la ciudad de Zaragoza. Se están celebrando las “no fiestas del Pilar”. En tiempos sin COVID, hubiera sido mi primera vivencia de celebración del 12 de octubre en la ciudad; ya me han comentado que este finde hubiera alucinado con el gentío que se forma en las calles. Habrá que esperar al próximo año para vivir el festivo en todo su esplendor, mientras, pues a saborearlo en forma relajada pero con las mismas ganas. Quizás, de haber habido las “sí fiestas”, no estaría escribiendo justo ahora. En este capítulo, hablaré del sabor de la visualización y la fidelización.

Read Article

«Otoño, dulce y cítrico»

Primer domingo de octubre, otoño da la cara hoy, cambio brusco del tiempo, bajada de las temperaturas, sonido de hojas, gotas de agua. Abro la ventana y el frescor que siento me invita a saber que el mejor plan es estar en casa, tomando un café, un trozo de tarta y estar de relax, ver una peli y hacer una pausa para conectarme con sinestesia. De hecho, me gustan los días caseros donde te dejas llevar y no miras el reloj para nada, tan solo te mueves por apetencias y disfrutas de ello. Me temo que, a medida que el frío vaya dando la cara, acompañado del cierzo, estos días caseros (de finde) van a ser más usuales, por ello, he estado aprovechando haciendo quedadas y alguna excursión mientras la calidez del tiempo se daba propicio.

Read Article

El sabor del Sí, siempre al Dente

El fin del verano nos acaricia levemente, el juego del tiempo comienza, la caída de hojas anuncia el otoño y, por estos lares, dicen los maños, que del bikini al abrigo, esa etapa de chaquetillas son de apariencias más que necesarias. En medio del cambio, hoy, sinestesia empieza a sentir un sabor de estabilidad en la ciudad, cierto disfrute especial y sensaciones variopintas que se atrapan con gusto. No me olvido del pendiente del último post, empezaremos por ahí y, luego, ya veremos.

Read Article

Sensación Efecto Levadura, gozo mundano

Levantarme temprano un domingo, sentir el fresco de la mañana, el silencio de la ciudad, desayunar y sentarme con ganas para escribir; grata sensación. Vivo cerca del Pilar, visualizo las torres mientras la música de los pajarillos me acompaña, es una gozada. Poco a poco, estamos volviendo a retomar planes, visitas a restaurantes, viajes, quedadas en grupo… A la hora de viajar, echo de menos estar en Madrid, tenía mucha más facilidad para cualquier destino (creo que esto va a limitar un poco mis salidas a media/larga distancia, pero aprovecharé para conocer los lugares cercanos, desconozco Aragón y me consta que es todo un espectáculo en todos los sentidos) ¡Habrá que ponerse a ello! Como siempre, inicio con un poco de esto que yo llamo gastrosofía… Desde pequeña, me invento palabras y sonaba raro, ahora está incluso de moda. Hoy voy a hacer un mix propio de una curiosa del Hecho Gastronómico, variado, salpimentado con reflexiones de auto conocimiento ¿Cómo te suena esto? ¿Apetecible? Pues dale, allá vamos.

Read Article

Melancolía y Sabor ¿Hay tema aquí?

El sábado se inició con una mañana con plan a medias, quedada para desayunar y, luego, lo que diera de sí la mañana. Tocó cierzo en Zaragoza y este día de verano se sentía casi otoñal con la diferencia de la vestimenta veraniega. Al mediodía, el cielo se tornó a gris, avecinaba tormenta. Por un momento, la luz y el entorno no parecían estivales. Otoño, sobre todo noviembre, creo que es un mes donde la melancolía suela acariciar muchas vidas. Entonces, ante este cambio busco del tiempo, recordé una frase de la escritora británica Amelia Barr que afirmó que “todos los cambios están más o menos teñidos con la melancolía porque lo que dejamos atrás es parte de nosotros mismos”. Personalmente, en mi caso, cuando me salpica la melancolía, la creatividad se dispara. Por lo visto, están relacionados y hay estudios que confirman que el estado de melancolía estimula la creatividad.

Partiendo de aquí, como soy un poco enreda, pues me apetece liarme y buscar algunas sinergias entre este estado de ánimo y el mundo de los sabores culinarios ¿Qué conexiones podemos encontrar? ¿Cómo expresar la melancolía con un plato? ¿Cómo armonizar un sabor melancólico?

Read Article

Desván Gastronómico en Ruta

Desván Gastronómico en Destino

Llega el domingo y, si no se está aún de vacaciones, Sinestesia por tendencia quiere tomar asiento y contar cosillas. Como habrás visto, las experiencias en restaurantes últimamente han disminuido un poquillo en mi agenda, ya volverán (según planes y circunstancias); han ganado terreno los experimentos caseros. Este mundo de las cosas del comer y beber es tan amplio, que una siempre tiene algo que contar. Es cierto que el reflexionar sobre sabores y saberes es algo que me encanta, de ahí estos vaivenes siempre tengan cabida aquí. Hoy, sin titubeos, nos sentamos frente al hecho gastronómico y le hacemos un guiño bien guisado.

Read Article

Ensalada Mentalista o letras al libre albedrío

Anda anda, de vacaciones ¿No? Podría ser, el alter ego de Raquel, aquí “Sinestesia Gastronómica”, se toma vacaciones con el yo “real”, pero no, no, la falta de tecleo en dos findes consecutivos ha sido por no encontrar el momento y tener cero inspiración. Al ser un blog de ocio para mí, tratando de mantener la continuidad cada domingo (eso sí)   , es más fácil tomarse respiros cuando los factores para la escritura no recrean el momento.

Dicho esto, retomo hoy y lo haré con un mix de sensaciones varias, agradecimientos y, seguro, alguna nota culinaria o en relación con el Hecho Gastronómico.

Read Article

Sabrosa Formación, Apta para todos

Otro domingo más, caen como rosquillas, a un paso de julio y el tiempo no se aclara, chaparrón un día y al otro también. Hoy amaneció nublado en Zaragoza, el sol está queriendo salir, saluda sutilmente a ratos, y parece que las nubes hoy no van a romper a llorar, pero, a saber… ¡En tiempos revueltos nunca se sabe!

Mientras el tiempo se aclara, mi mente indaga destinos de viajes, ya hay ganas, recuerda las aventuras vividas, se echa de menos viajar, pero viajar en plena desconexión, con tiempo suficiente para conocer el país, adentrarse en la cultura… Esos tour no siempre son posibles, la rutina laboral y otros quehaceres son frenos evidentes y los días de vacaciones son los que son. Ya llegará algún viaje de aquellos (de larga estancia). Por ahora, a disfrutar de los cortos en tiempo y de las experiencias que nos inundan cada día. En mi caso, ya sabes, suelen estar ligadas a la formación en Hostelería y Turismo ¡Buena cosa oye!

Traspiés de Aperitivo Reflexivo

Antes de contarte un par de experiencias que podrás realizar, bien en Aragón u en otros sitios cercanos a tu localidad (con ofertas similares), quiero mencionar la facilidad que todos tenemos para tener una experiencia agradable, ya sea, solo/a, o en compañía. En mi caso, disfruto cocinando los fines de semana, poniendo a prueba recetas que veo en instagram (fáciles, sanas y deliciosas); es una barbaridad la cantidad de ideas que se dan cita en la red, hay para todos los gustos ¡Admiro a los influencers real food que preparan delicias en cero coma y, lo mejor, hasta con uno o tres ingredientes!

Pero también, haciendo de un paseo una experiencia; por ejemplo, el domingo pasado, me fui dando un paseo a la pastelería Lalmolda (Pº de Fernando el Católico, 40), con mi mochila y mi tuppers de cerezas, sin prisas, con pausa para tomarme mi picoteo donde apeteciera. Más feliz que un ocho que vine con mis dulces adquisiciones ¡Madre mía cómo está la bollería de este sitio! Los xuxos y las brevas son para flipar, deliciosa la crema pastelera y, los croissants, no se quedan atrás, son distintos a otros, masa más contundente y compacta. Por cierto, hoy, probé a hacer la crema pastelera receta exprés, al microondas, y sale perfecta. También hice galletas tipo digestive y me salieron ricas, pero me pasé un poquito con la levadura y, quizás, un poco más dulce, estarían mejor. En mi caso, con pequeñas cosas soy como una niña con zapatos nuevos. ¿A ti te pasa lo mismo?

Mis galletitas versión digestive, seguiré mejorando pero para ser las primeras no han quedado nada mal.

Experiencia Deseo Expresso by El tostadero

Hace dos años tuve la suerte de viajar a Brasil (lo conté aquí), a la zona de Mina Gerais, junto a Josiana Bernardes de IdCoffeeLab (Especializada en Café de Especialidad y con formación en Tecnología de Alimentos, Nutrición, Marketing y Distribución Comercial) ¡Qué gran aventura! 10 días de cafetal en cafetal estando de sol a sol con los mejores productores de la zona. Un viaje de ensueño y aprendizaje. Asimismo, hace días, fuimos invitados a vivir la “experiencia sabor café y más” que ofrece el Tostadero en su Deseo Espresso Coffee Center (C/ León XIII, 33) en Zaragoza.

La empresa el Tostadero lleva desde 1917 tostando y vendiendo café, buscando siempre la calidad de producto y formando a sus equipos y clientes para que el servicio del café sea correcto, desde el origen a la taza. En este espacio, tienda y centro de formación, te invitan a sentir el café desde su proceso de recolección; con pequeñas pinceladas te adentran en el mundo del café y, si aún no fuiste curioso, te crean las ganas para seguir indagando con la creatividad que el producto ofrece. Hicimos una cata de café para diferenciar la variedad robusta de la arábica. Preparamos un expreso y experimentamos un poquito del maravilloso mundo del café y su técnica del Latte Art.

Para finalizar, Luis Ibáñez, nos elaboró un cóctel que estaba de vicio, con dos tipos de ron, café, jugo de melocotón y nata ¡Buenísimo! Versión copa danone al estilo tostadero «aroma café&ron». Muy agradecidos con el equipo del Tostadero, Andrea, Luis y Tomás ¡Nos hicieron sentir especiales! Breve formación apta para cualquier persona, eso sí, mejor si te gusta y eres consumidor de café. Se hace muy amena y divertida ¡Recomendable!

Tierra de Cubas, enoturismo en Cariñena

Creer en las señales puede ser algo simbólico, con apego para algunos y cero importancia para otros, yo soy fiel practicante y no de humos, mis vivencias son la garantía, jajaja… La primera copa de vino para celebrar que ya tenía piso en Zaragoza vino de manos de un tinto, El Particular, recomendado por mi amiga Eva y que tomamos en Bodegas Almau ¡Cómo me gustó este vino!

Recientemente, me remiten un correo de una Bodega que nos invitaba a ver sus instalaciones “Tierra de Cubas”. Me pareció muy interesante lo que ofrecían y decidimos organizar una visita para vivirlo en directo. La Bodega, que pertenece al Grupo San Valero, se ubica en la región de Cariñena (Denominación de Origen Protegida más antigua de Aragón y Segunda en España). Como peculiaridad, Cariñena, es la única región del mundo que da su nombre a una variedad de uva “la Cariñena”.

Su vino Blanco Verde Macabeo ha sido premiado como el mejor vino blanco ecológico de España.

Al llegar, puedes sentir la paz y el relax que ofrece el paisaje. Lydia López, coordinadora de tours y eventos en la bodega, nos recibió cálidamente y nos brindó una visita muy amena, recorrido por todas las instalaciones al compás de la explicación de los vinos y la historia de la bodega. Y, he aquí mi sorpresa y que desconocía: son los elaboradores del vino El Particular. Esta línea de vinos es homenaje a los orígenes de la bodega, cuando los viticultores elaboraban el vino para su consumo privado.

El entorno es magnífico para hacer enoturismo, disfrutar del paisaje y la gastronomía. La Bodega cuenta con un hotel de 4 estrellas formado por 5 habitaciones suites y cuenta con una gran sala para celebración de eventos. Además, organizan catas especiales y justo el próximo 26 de junio tienen en calendario «cata dulce de Vino y Chocolate»; no dudes en solicitar información.

Tras finalizar la visita, terminamos con una cata de tres vinos y su tapa en armonía. Exquisito maridaje que fue el broche perfecto para la experiencia vivida.

Ambas experiencias las disfruté en compañía de mis compañeros de Hostelería y Turismo MasterD, otro gran lujo, trabajar con un gran equipo cada día y tener la suerte de disfrutar de estas vivencias con grandes personas y grandes profesionales ¡Todo suma, todo cuenta!