Alimentaria & Hostelco 2018, BCN, MAsterD BCN

Píldoras de Placer, entre la Euforia y la Calma

La excitación, el dinamismo se equilibran con el relax, el reposo, una balanza que sube y baja, en ocasiones, el equilibrio. Juntas son sin duda la cápsula motor de la vida. Mi último finde, en Barcelona, tomó la píldora con los dos extremos llevados al límite, o casi, jajaja…

Antes de comenzar, aviso que solo descubrirás el reflejo de las vivencias, condensado, muchas cosas vividas para ser contadas en un solo post, resumiré y, la parte final del viaje, te la contaré con detalle la próxima semana.

De Paso en Villafranca del Penedés

Desde pequeña, Barcelona siempre me tentaba, solía visitar la ciudad cuando viajaba a Villafranca del Penedés, donde residen mis tías, Poli y Pepa, desde que emigraron con 13 y 14 años. Algún verano que otro y un par de Navidades las pasé por allí; siempre marchaba con buen sabor de boca. Será por eso que, cada vez que puedo, vuelvo. Sigo marchando con la misma sensación: cuando a una la tratan con cariño no hay tutía, el postgusto de plenitud y melancolía está servido ¡Siempre se hace corto!

Read Article

20180404_201626

Sinestesias 2.0, entre el Postureo y el Misterio

La vida, ella solita, se encarga de mantenernos bien ocupaditos. Aunque a veces sientes que todo parece volver a la normalidad, esa “cierta estabilidad” que buscamos, los imprevistos vienen sin llamar a la puerta y se sienten invitados a joderte un poquito, a darte algún que otro rum rum, serán joiosss. El caso es que entre los invitados “by the face” y las nuevas ventanas de las experiencias, la reflexión es buena píldora para calmar calentones.

Ya sabes, entre aromas, sabores y demás, siempre suelo dejar algunas notas de emoción; pues bien, sabemos que hoy todo ha cambiado, es viral, es virtual, pero da igual, al final, por mucho postureo de aquí y de allá, es lo real lo que permanece, lo que vives y este cambio 2.0 te hace disfrutar de una vida en 3D ¡Tú decides si traspasas o no la pantalla, con o sin gafas!

Tras este vaivén conmigo misma, paso a contaros mis últimas aventuras.

Antes que nada, diré que intentaré condesar las vivencias, con el fin de su fácil digestión, en 3 líneas de base: recreada, improvisada y memorable.

Read Article

La leo BCN bar, sinestesia gastronómica

Momentos, temporalidad registrada

Nuestra película se configura por registros, pero son las vivencias o experiencias emotivas las que calan, las que vuelven a revivirse a través de los recuerdos. Por eso, la consistencia de tu historia será de más o menos calidad en función de la cuantía de esas secuencias memorables.

Antes de comenzar, anotar que, con cierta asiduidad, esas dosis de euforia finalizan con un postre teñido de nostalgia, de anhelo. Esa sensación similar a cuando se acaban las vacaciones, la rutina esperada llama, pero hasta que llega, sensación de vaivén, desconcierto. ¿No crees?

Sinestesia pasó de dar señas el finde pasado, sumergida en Barcelona se hallaba; este, costó arrancar, tras otro finde para su flashback, pero dejó el vagueo dominical y se puso a teclear.

Vivencias en BCN sin filtro, sin plan

Bcn Bar, La leo

En las siguientes líneas podrás seguir la ruta que hice en Barcelona, paradas de interés general, es por eso que te las traigo: luego, cuando pases, me recordarás jajaja

Pasé dos días en Vilafranca del Penedés, con mi familia y mis primos. Desde pequeña siempre estaba queriendo ir, sigo teniendo la misma sensación; cada vez que voy disfruto, descanso, desconecto y, sobre todo, me siento querida. Después partí a Barcelona a ver a la inigualable Cristina, mi prima, única y con la que el tute “pa el body” está garantizado.

Solo había una parada con reserva, visita a Plata Bistró, lo demás fue dictado por la improvisación.

Sábado 10 de Marzo, de 12 a 00 hrs

Bar eletricitat BCN, Bombas BCN, BArceloneta, Sinestesia Gastronómica
Bomba y Vermut en el Bar Electricitat, gentío y sabrosura en la Barceloneta

Cris comentó que el sábado saldría el Sol y que había que aprovechar, ropa cómoda y a rodar. Dirección a la Barceloneta para dar paso al vermut, dimos una vuelta, intentamos la Coba Fumada, mítico –pero estaba ya petado, otra vez será-. Fuimos al Bar Electricitat (Carrer de Sant Carles, 15), entras por la puerta y comienza el buen rollo, el gentío, el barullo, abarrotado; afortunadas, pillamos mesa. Comenzamos a tapear; ensaladilla de cangrejo, variado de la casa (gambas, anchoas, boquerones, mejillones, navajas…) y la bomba. La tapa de ensaladilla está buenísima, todo en general, un tapeo justo, tradicional, de calidad.

Vermut BCN, Bar eletricitat BCN, Bombas BCN, BArceloneta, Sinestesia Gastronómica
Tapa de Ensaladilla de Cangrejo, rica rica, un obligado en la Electricitat

El vermut de los mejores que tomé (parejo a mi favorito, de Bodegas Casas en Madrid), casero; la pega, que te dejan la botella en la mesa ¿Tú sabes, no? Pues eso. Tentando al vermut, entró un grupo de músicos a tocar, se armó la fiesta, llegaron Mariló, Nef y Carolina, amigos y compañeros de Cris. Un bar auténtico, con solera, de los que anotar y al que seguro volveré.

Continuamos la ruta en el Bar La Leo (Carrer Sant Carles, 34) otro mítico, parada obligada en la barceloneta, todo un templo homenaje a Bambino, uno de los grandes cantaores flamencos de los años 60 y 70. Esto no es para contarlo, es para palparlo, sentirlo en vivo. Nos tomamos un licor café entre la multitud, hicimos peña, cantamos, conversamos, reímos y, por supuesto, bailamos al sol de la guitarra. Olé la leo y toda su tripulación.

BAr la Leo, Licor CAfé, La barceloneta, sinestesia gastronómica
Licor de Café en La Leo, música, locura, diversión y encuentros

Plata Bistró, el plan sin plan de Víctor García

Al caer la noche, la cena ya estaba pactada. Hubo imprevistos varios, pero todo siguió su curso y fuimos a cenar a Plata Bistró; al final, nos acompañaron Sol y Manu, les sonó tentador y se apuntaron.

Cocina de mercado bcn, plata bistro, sinestesia gastronómica
Carta Proyectada, muy crack esta idea, como el concepto que envuelve Plata Bistró

Tenía muchas ganas de visitar esta casa; Víctor García Vilar, el cocinero emprendedor y a quien conozco desde el 2008 cuando ambos nos encontrábamos en los fogones del restaurante Arzak, me habló de su proyecto cuando estaba en proceso, me encantó la idea, el concepto; sobre todo, ver que ahora es una experiencia ¿Cómo se define su cocina? Diría que sus platos son guiños de emoción, temporalidad e improvisación; la oferta de mercado pone las bases y Víctor la recrea en función de su personalidad y su creatividad, colmada con su curtida experiencia.

¿Qué probamos? Lo resumo brevemente; para matices, lo mejor es que te pases tú mismo/a por Carrer de Sepúlveda, 23. Allí Víctor, en cocina, Mario, en sala, te brindarán la escena al completo.

Croquetas de Cocido, Caballa Marinada, Guisantes con Cocochas, Huevo-patata-trufa, Ventresca de atún y foie gras, Secreto Ibérico, escalibada y Piña Asada, Naranja Sanguina.

Caballa Plata BIstró, CArta plata bistró, sinestesia gastronómica, Chef Victor GArcía Vilar
Caballa fina marinada, sutileza, frescura en boca, untuosidad salvaje
Huevo, papa y turfa, plata bistró, chef victor garcía vilar, sinestesia gastronómica, cocina de marcado BCN
Cremosidad y juego en este plato, chistera de huevos, papa y trufa
Ventresca y Foie, plata bistró, chef victor garcía vilar, sinestesia gastronómica, cocina de marcado BCN
El gran conquistador, espectáculo de plato, enloquece su sabor y su perfecta armonía
Postre de piña, plata bistró, chef victor garcía vilar, sinestesia gastronómica, cocina de marcado BCN
Una piña que se viste de gala para coronar un menú de forma liviana, pasa fresco, pasa sin darte cuenta. Excelente.

Todos los platos te conquistan estéticamente, sutileza y personalidad en las presentaciones, impecable trato del producto, perfecta cocción-textura, combinaciones atrevidas donde la tradición está presente y la innovación se cuela al dente.

Los pases de los platos, perfectos, de sabores más suaves a lo intenso, la atención brindada por Mario, cercana y con esa sonrisa que es un plus en la sala; la acción está servida con la carta proyectada en la pared –no hay carta-. Víctor cocina frente a sus comensales, haciendo lo que sabe hacer “cocinar y disfrutar”. Ahora bien, si he de recomendaros un plato, ese que no debes dejar de probar, es la ventresca con foie, para llorar de la emoción con este bocado. Ahí lo dejo. El huevo trufado es otro espectáculo aunque eché en falta más sabor a trufa. La piña, aunque no soy seguidora de ella, me cautivó, un  postre excepcional y digno para terminar una comida. En general, toda su propuesta es única y, en función de tus gustos, te decantaras por unas u otras combinaciones.

Seguiré probando más cositas, estoy segura que volveré a emocionarme y sorprenderme en Plata Bistró, donde todo suena sugerente y todo cambia en función de la cesta de la compra. Soy consciente de que he de ir más relajada, ese sábado se desvarió al azar e influyó en la experiencia. Ganas de nueva visita y, si se puede, conversar más con Víctor, me encantaría.

Domingo, 11 de marzo, entre mercados y caminata

Nau Bostik (Carrer Ferran Turné, 11): mercado vintage donde se fusiona el arte, con el buen rollo, el street food, la música y la aventura. Tomamos una Súper Carioca Burger que sonaba de vicio, picanha, queso gouda, tomate marinado y mahonesa de ajo negro. Tenía bastante apetito este día y me la zampé con gusto, buena, pero le faltó sabor, esa mahonesa de ajo negro no la encontré por ningún lado. Las papas con queso y bacon, estaban buenísimas. En este rastrillo se encuentras cosas curiosas, nuevas y de segunda mano; Cris y yo salimos con una par de botas sin pensarlo, monas, monísimas.

Nau Bostik bcn
Sandwich “huevo trufado! en las foodtrucks del Nau Bostik, ricura a pie de calle

Susi Sweet Dress Market

Tras larga caminata, más de una hora, llegamos al mercado Susi Sweet Dress

Si te gusta lo vintage, la ropa única y el estilo romántico estilo años 50, ya sabes, anota este sitio y, si tienes la oportunidad, sumérgete en uno de sus mercados. El concepto mola mucho; el equipo de Susi confecciona prendas (solo una por modelo, no hay dos iguales) a partir de piezas vintage que provienen de stocks antiguos, confeccionados hace más de 30 años. Moda reciclaje con un estilo único; hay que ir con tiempo, para ver y probarse todo lo que te tiente. Yo estoy deseando que llegue el buen tiempo para estrenar mi falda y mi top, chulis, muy chulis. Hasta que vivas la experiencia en directo, te recomiendo que le eches un vistazo a su web, también tienen tienda on line, una perdición, te lo aseguro. Tras esto, unos margaritas en el Bar Rústico (Carrer de Terol, 39), por cierto, muy buenos y, para rematar, unas pizzas italianas que pedimos para llevar y disfrutamos en casa, en paz, con buena charla. Hasta aquí el viaje a la Ciudad Condal.

Hoy no salí, siento que me falta el aire –aunque no tenga plan, suelo salir a pasear y perderme por ahí, pero la vaguería o perrería se apoderó de mí en este domingo-; bueno, estos días perros también tienen su lado bueno. Acabará con peli y manta, tras unos ñoquis con cecina y queso que me acabo de preparar, jaja…

Muchas gracias a mi prima Cris por tratarme siempre como una reina, a sus amigos y a los que se acoplaron por el camino –Manu, el chico que se quedó hasta la cena, majo majísimo-; por supuesto, a ti, a quien me sigue, por ti, el tecleo rompió la pereza de este domingo, por ti, te conozca o no, escribo con ilusión y me contento.

Bar la leo bcn, tapas bcn
El grupo que fue leyenda en un sábado mágico, lleno de sabor en todos los sentidos
Bendita Locura, croissant madrid, desayunos Madrid, Sinestesia gastronómica, desayunar barrio salamanca

Cóctel de Sinergias “de aquí y de allá”

No lo puedo evitar “soy camaleónica, soy géminis, de origen, y sinestésica por capricho”. Ya me conoces un poquito, aunque cuando te topes conmigo, si aún no lo has hecho, podrás llevarte otras impresiones. Me gusta charlar, me gusta el silencio contemplado, el cambio y la rutina.

Esta semana lleva un cambio implícito que no sé si funcionará o no, pero con mi fiel creencia en el “todo pasa por algo”, lo volví a hacer “volví a actuar por impulso guiándome de la intuición”. No te voy a contar cómo fue el comienzo, porque es otra sana locura de las mías. Últimamente, estoy haciendo cosas que jamás hubiera pensado, luego, honestamente, lo pienso y me río, jajaja… En fin, que no sé porque te empiezo contando mis cosas, si te importarán un pimiento, pero como empiezo a teclear y me dejo llevar, pues chica/o lo siento.

Los encuentros y su marcapasos en 3 indicios

Los encuentros son curiosos ¿Eh? Pueden ser programados, modificados, espontáneos o por sorpresa. Sea cual sea su partida, tras ellos, experiencias compartidas. Voy a contarte mis últimos encuentros que, casualmente, son variopintos y aúnan las 3 categorías de origen. Antes de contarte, anota esta frase “La carretera algún día, lleva a un pueblo llamado Nunca” (Ramón Dios, experto en Gastrocoaching).

Read Article

Empanada de Bacalao, comida gallega, sinestesia gastronómica, la mezcalada, masterd A Coruña

El TIEMPO, la sazón justa e inevitable

En el momento que tomas conciencia de que la vida es un libro abierto, con sus más y sus menos, con la incertidumbre de que tal vez “esa página siguiente” no llegue, el respirar se torna de vitalidad, impregnando los días.

El tiempo vuela, es algo que ya sabemos y es ley de vida que la madurez llega cuando tiene que llegar. Tengo 34 años, algunas batallas ganadas, otras perdidas, pero, lo que sí es cierto es que ahora me conozco mucho más a mí misma. Viajar, sentirse sola pero saber que nunca estás sola, tener traspiés… Todo es aprendizaje y para compartir lo mejor de ti, primero hay que saber compartirlo con uno mismo. No son las ciudades, no son las personas, son las percepciones que te llegan incitadas de cómo tú sientes y padeces, son los ojos con los que miras.

No te voy a contar mi vida, aunque, si me lees, poco a poco, vas sabiendo algo de mí… Es cierto que soy algo transparente por no decir demasiado –esto tiene su parte buena y su parte jodida también, jaja-.

Esta semana, estuve trabajando en Galicia; en los viajes, tengo ratos “muertos” en los que reflexiono. De ahí, toda esta parafernalia, porque me sentí feliz al ver que disfruto de la improvisación, de cada instante, gracias a todo lo que a goteo te he contado. Ahora sí, viene el apéndice gastronómico: 3 días y 2 noches en Galicia.  

Read Article

Playa Roquetas de Mar, Sinestesia Gastronómica

Roquetas de Mar, tapas, sol y playa

“Los viajes son reflejos de las miradas que los visionan”

Hay un sinfín de viajes, de destinos, cercanos, lejanos, para hacer solos o en compañía, pero no hay duda de que son nutrientes necesarios para enriquecer nuestra aventura. Puedes llevar más o menos cosas en la maleta, pero no debes olvidarte de la actitud de inicio ¡Marcará la diferencia!

Todo esto de la actitud está muy bien “sé positivo” nos decimos muchas veces, no obstante, en ocasiones, pasan cosas que nos influyen, que nos preocupan y que son inevitables. En estos momentos, es cuando tenemos que respirar y pensar que todo pasa por algo y cambiar el chic para dejar esa negatividad a un lado.

Antes de comenzar, decirte que espero que hayas tenido un buen verano con su merecido descanso. A mí se me pasó volando. Este año, mi plan no fue muy arriesgado, unos días en casa, en mi tierra, Extremadura; una semana de playa en Roquetas de Mar (Almería), la mitad pasada por agua jaja. Es lo que me apetecía y es que siempre reconforta pasar por casa, se está tan agustito… es una caja de recuerdos, un paseo por el tiempo desde que una tiene consciencia.

Read Article

Palma de MAllorca, Sinestesia GAstronómica, MAsterD MAllorca

Bocados Digitales, móviles caminantes

Fin de semana de relax, inesperado; el plan para festejar el día del orgullo se calló, mientras otros que venían a mi mente se quedaban en meras ilusiones. Esta tarde, si todo fluye, iré al teatro y, con ello, coronaré este domingo que inicio, como es habitual, tecleando.

Estos días ando pensando mucho en la digitalización de la Sociedad, en cómo nos arrastra, cómo nos hace adictos sin que nos demos cuenta. Cada día, camino 40 minutos para ir al trabajo y no hay persona que no me cruce que no vaya con teléfono en mano. Yo voy escuchando música e intento desconectar los datos mientras voy andando –aunque reconozco que alguna vez me he tropezado por ir contestando algún mensaje- ¿Dónde vamos a llegar?

Read Article

20170512_152619

Ciudad sin Tiempo, Copenhague y su “Hygge”

“No hay que masticar recuerdos, solo anhelarlos, haciendo nuevos, cerrando círculos, avanzando libre, sin peso”

Un impulso me llevó a reservar un vuelo a la capital de Dinamarca, en parte movido porque uno de mis mejores amigos está viviendo allí. La verdad, no hice investigación previa, marché con la maleta, mucha ilusión y ganas de desconectar. Creo que es el primer viaje en el que no llevo anotaciones gastronómicas de visita obligada, lo siento, pero, esta vez, quería dejarme llevar, no pensar, disfrutar la espontaneidad en su punto más álgido.

De vuelta en Madrid, con ganas de transmitir mis impresiones, allá vamos.

Empezamos por el tiempo y es que en Copenhague puedes vivir más de tres estaciones en un día, yo lo comprobé “el calor y el frío se combinan locamente” en el trascurso del día. Tuve  suerte porque disfruté de un finde soleado aunque, en las noches, el abrigo era necesario. Paré el tiempo en mi ser, no móvil que valga –solo al llegar a casa-, fluí en una ciudad donde el relax se respira a cada paso, será por eso que dicen que es “la ciudad más feliz del mundo”, su modo de vida y que los daneses llaman “hygge”.

20170513_204801
Atardecer, cóctel de sensaciones, arquitectura de cuento, belleza ante los ojos.

Ciudad plana, donde la bicicleta es uno de los medios de transporte más característicos, casas de colores llamativos, edificios emblemáticos y que llaman tu atención por su bonita fachada o por su diseño de contraste. Las personas con su especial carisma danés, altas en su mayoría, blancura en su piel, pelo rubio o cobrizo y su caminar pausado… No hace falta observar mucho para ver que obesidad hay poca en esta ciudad, gente haciendo deporte a todas horas, dieta saludable pero con cerveza incluida –es la bebida más popular y cuentan con una gran variedad de cervezas artesanas-. A pesar de ser una ciudad turística, no sientes saturación ni hay mucha aglomeración “solo en horas puntas y en días concretos”.

Si visitas la ciudad, por supuesto, no debes perderte los puntos clave de interés turístico; los Jardines de Tivoli, Nyhavn –el puerto-, la sirenita, Rosenborg Castle, El Palacio de Christiansborg, El Museo Nacional, entre otros. Todo está relativamente cerca, por lo que puedes disfrutar con calma y pasear por sus calles sintiendo su autenticidad. Hay varios Food Market tipo street food –sí, de esos que han emergido por todas partes en los últimos años- y el take away es algo muy habitual –gente comiendo a pie de calle, en los parques, frente al puerto-, heladerías con waffles en carta y muchos puestos de comida por las calles “tipo hot dog”.

Al caer el día, los bares atraen a todos los transeúntes “locales y turistas”, pues en casi todos hay música en directo; es, sin duda, una ciudad donde muchos músicos de todo el mundo hacen estancias para seguir su ritmo de vida, muchas veces nómadas y en solitario. Las danesas son muy seguras, se alzan de las sillas y bailan como si estuvieran solas, no buscan ser miradas, se nota que sienten felicidad, sus movimientos las delatan.

Voy a mencionar brevemente algunos de los sitios por los que pasé, por si algún día estás por allí y quieres acordarte de mí.

20170514_140747
Smørrebrød”, aquí tan solo un ejemplo de las tostas más típicas de Dinamarca, estas con gambas y crema de queso.

Copenhagen Street Food: es un mercado de comida callejera que representa gran parte de la cocina internacional, por supuesto, también encontrarás los “smørrebrød” –los bocadillos más típicos daneses que son tostas de pan de centeno con infinitud de ingredientes de cobertura-. Yo opté por un Falafel Pita en el puesto Fala Fala que fue una gozada (súper sabroso, crujiente con humus y salsa Tzatziki; me encantó y lo disfruté al compás de un chato de vino blanco La Segreta). Se escuchaba música de fondo, tumbonas frente al mar, ambiente chill out al son de los rayos de sol…

20170512_161804
La imagen no le rinde homenaje al sabor y la textura que envolvían este bocado entre humus, salsa de oriente y falafel. Brutal.

Un plan que no quería terminar. Sencillez a bocados, mente en blanco. Hago un inciso –no por ser comida street food es barata, el almuerzo salió por unos 14 euros con un coste de 6 euros por un chupito de vino, jaja, pero merece la pena, por el ambiente, la experiencia y las apetencias.

El mercado se inauguró en la primavera de 2014 en la zona del Papirøen, un antiguo almacén industrial que servía para el almacenamiento de papel.

20170512_171526
Frente al mar, tumbonas cono en la playa, música de fondo y mucho bullicio “agradable, cálido”.

Food Market Torvehallerne: otro mercado similar al anterior pero más gourmet, similar al Mercado de San Miguel de Madrid o la Bouqería en Barcelona, con tiendas especializadas por productos y con más oferta de platos locales. Recomendables los fishedeller –especie de buñuelos de pescado- y los mencionados smørrebrød –de arenques, salmón, patata con cebolla caramelizada y casi siempre acompañados de una salsa-, los panes sobre todo de centeno y, en dulces, los kanelsnegl –bollitos de canela- las galletas danesas; no hay que olvidarse de los helados –capirucho por allí, capirucho por allá-. El mercado está cerca del lago Søernes Bådudlejning donde se visiona el puente Dronning Louises y las barcas en formato cisne complementan la experiencia. Puedes comprar lo que más te apetezca y tomarlo frente a este paraje tan especial.

20170514_142301
Momento relax, calma y naturaleza se tiñen de gris al compás de la brisa en este enclave frente al lago.

La comida tailandesa y japonesa también están bastante presentes; me tomé unos noodles muy ricos, eso sí, no recuerdo el nombre del local, a pie de calle en la zona de las tiendas. Esta es quizás la oferta más económica si quieres optar por restaurantes, aunque, evidentemente, animo a disfrutar la comida autóctona.

20170511_231306
Noodles con pollo y salsa al curry, punto picante y vegetales variados. Una delicia muy liviana.

Joe & the Juice; una franquicia danesa que ofrece batidos, zumos y cafés con una corta pero perfecta selección de bocatas con pan de centeno. Yo opté por el Tunacado, un bocadillo finísimo y muy crujiente de atún, aguacate y tomate con una salsa de eneldo. La verdad, recomendable.

20170514_134521
La vista lo dice todo, un bocado saludable, crujiente y sabroso “tunacado bien aprovechado”.

Espresso House “Starbucks a la sueca”; pues eso, un local acogedor para tomar un café o un batido relajadamente. Si no tienes compañía, es perfecto para disfrutar de un buen libro o checkear el móvil pues tienes wifi gratis.

20170513_181337
Capuchino de la casa danesa; hay gran variedad de cafés y muy recomendables los ice coffee.

Picnic improvisado: hacía un día radiante, poco usual en la ciudad, perfecto para improvisar un picnic. Compramos take away (wrap de pollo en mi caso y unos chips de miel&barbacoa como contrapunto perfecto) y nos montamos un almuerzo de película en el parque de Kastellet.

El sol cae, la magia un tanto dandi y bohemia te atrapa, te entusiasma, te contagia “Ruta de Bares”

Si la ciudad es bonita de día por su colorido, la felicidad y el aire puro que se siente de noche, una se deja embaucar por los ritmos y el bullicio leve de la gente –cenas al compás de las velas en las terrazas, parejas confidentes, turistas que ríen y conversan, cervezas gigantescas al alza-. Es aquí donde la música es protagonista, pues casi todos los bares ofrecen música en directo, bandas o en solitario; la verdad es que la velada invita a quedarse hasta altas horas de la madrugada. Es una ciudad destino de músicos; lo sé de buena tinta pues mi amigo lo es y me contó que una infinidad de artistas pasan por allí cada año por temporadas, buena remuneración y público agradecido.

Los bares por los canté y hasta reí son:  Vesterbro Bryghus, Fisken Pub, McJoy´s Choice, Streckers Pub & Brasserie.

20170511_220818
Streckers Pub & Brasserie, ambiente envolvente para tomar una buena cerveza y escuchar música variada.

Hasta aquí mi aventura, mi historia en Copenhague, una ciudad que no vislumbré en mi destino, pero que ya forma parte de mis vivencias; recomendable, de ensueño, pero donde el bolsillo debe dejarse agujerear sin que duela.

20170512_174915
Paseando por las calles del centro, día de shopping, pose de gracia e interés para la posteridad, jaja

Más libertad de persona, más sentirse uno mismo, romper las reglas del juego, vivir como si no existiera un mañana, píldoras de vida en realidad escondidas por la sombra de la sociedad.

Despido mi escrito dando las gracias a mi amigo Ryan Koriya, quien me enseñó la ciudad, alma libre que disfruta con su música, sigue su sueño mientras regala sonrisas y locura a base de fantas y zumos de manzana, sé por qué lo digo.

Cafeteria

Entre Gofio, Mojos y Papas Arrugás

Está claro ¿No? Pasé por las Islas Canarias, por Santa Cruz de Tenerife y por Las Palmas. Un viaje exprés, por trabajo, pero que siempre resulta sabroso, además de toda una experiencia; nuevas gentes, nuevas sensaciones.

Me gusta lo desconocido, esa investigación previa, callejear mientras curioseo todo lo que está a mi paso y avanzar preguntando. Llegar a lugares nuevos es siempre un regalo, pues abres la caja desde que pisas el nuevo territorio y las sorpresas las saboreas hasta el regreso.

Read Article

EL churrasco córdoba, tapas córdoba, carnes a la brasa, sinestesia gastronómica

Paladar Efímero, Subjetivo y Camaleónico

Soñé que viajaba, ahora sueño viajando, creyendo cada vez más en la ley de la atracción, en la actitud del positivismo, en los hechos pensados que se trasforman en recuerdos. Muchos ejemplos tengo, muchas conexiones inexplicables que llegan a su debido tiempo. Empiezo con esta alusión reflexiva porque es lo que me he traído de mi reciente viaje por el Sur “De Córdoba a Málaga”.

Un viaje por trabajo que una disfruta como si no fuese trabajo, un viaje que te conecta con amistades, unas, con solera, otras, con crianza  y, otras, cómo no, en incipiente evolución.

Read Article