La Palabra y su efecto Mariposa

El otro día me dijeron, Raquel, te imagino cuando te dispones a escribir los post de Sinestesia y digo “será su momento de parar y desconectar”. Reí. Es cierto que no paro, soy inquieta y no sé cómo lo hago pero siempre, aunque no tenga un plan, se presenta. Me encanta escuchar historias, hablar (no qué va, jajaja), pero también me gusta estar sola (supongo que como a todos); uno de los momentos es, precisamente, el de los domingos por la mañana. Una ducha, desayunar y ponerme a teclear sin importarme nada más “mi mente y yo, a solas”. Entonces todo fluye y las palabras se dejan ver.

Lo primero que hago es preguntarme a mí misma, ver mis apetencias y buscar la aventura para empezar la historia. Hoy, lo tengo fácil, esta semana ha sido muy movidita por trabajo, también gratificante. Me quedé con las palabras, los actos, la comunicación. A modo de piscolabis contaré los matices que captaron mi atención.

Read Article

El Sabor de Tu Mirada “bocado al habla”

Último domingo de marzo, se adelanta el reloj, cierras los ojos a las 3am, amaneces a las 8, puff… Mientras la cafetera hace su trabajo, preparo un improvisado para desayunar a base de pan marroquí “msemen o rghayef” (me enganchó desde el primer momento) con plátano, membrillo, mascarpone, toque de sal y pimienta, chispas de AOVE Bardomus Canetera –variedad autóctona de Castellón, es brutal este aceite- … Puedes decir “vaya mezcla”, pero te aseguro que está rico rico, jaja, al menos, a mí me encantó. Con este pan, lanzas la creatividad y «con intuición y sentido común» difícil negar el disfrute.

Seguramente, Sinestesia no volverá hasta la vuelta de Semana Santa, no habrá tiempo los próximos findes, yuhuuu ¡Vamos inspiración, no me falles!

Gastronómicamente hablando, mis comidas caseras (Tuppers de mamá, vorí vorí paraguayo by Cinthia y mis enreillos varios) han sido los tops de la semana y, en esto, no me voy a meter, tampoco a criticar sitios visitados que no me han dicho nada, no es mi estilo “si hay ocasión, me preguntan, doy mi opinión de buenas maneras –ojo, no tiene por qué ser la correcta, simplemente, trasmito mi experiencia-.

Los encuentros se han llevado la palma esta semanica, sigo tachando cafés pendientes, provocando reencuentros, vidas perdidas, puestas al día, el tiempo que vuela y el tic tac que sigue su frenético ritmo. También te digo que hay encuentros que quiero que lleguen y nunca se dan, jaja… No tendrá que ser, o, será, a su tiempo. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida ¡Ilusión, no te vayas!

Read Article

La Receta del Santo Murphy

¿La conoces no? Yo sé de una que la lleva implícita en su menú. Planea, planea que Murphy ya sabe lo que tiene que hacer pa que no te aburras. Dirás ¿Qué me vas a contar chiquilla? Pues para empezar que este finde tenía planeado escribir el sábado; todo estaba listo para un plan que me impediría teclear el domingo, pero aquí estoy escribiendo un sábado por la tarde, pero con un finde y un domingo totalmente opuesto a lo que estaba previsto, jeje.

Cuando un plan te emociona y se rompe es inevitable decir “joder” acompañado de un sentimiento levemente triste –pero mientras que todo sea eso, aplaudamos, vuelta a la tortilla, labios de rojo y a seguir-. La ilusión es así, arde y congela.

Read Article

Sabores Anhelados, Viajeros, Nuevos o Reestructurados

Septiembre siempre es un mes “de vuelta”, de cambios y depende de las circunstancias que acontecen que se sobrelleve con más o menos buen rollo. En mi caso, con frecuencia se llena de melancolía, momentánea, pues he aprendido la importancia de la actitud “una misma con su visión es la que determina el trascurrir de los días”. Evidentemente, no siempre  estamos igual, somos pura emoción con sus respectivos altibajos, hay días soleados y nublados, pero los días grises pueden tornar a soleados y eso solo depende de ti. ¿No? Recientemente, por fin, vi la película “Begin Again”, pendiente desde que un profesor de Marketing nos puso la escena en la que Dan, productor musical, escucha a Gretta cantando en un bar… él imagina cómo sonaría acompañada y todo fluye. Vidas en aquellos momentos derrumbadas que se cruzan para dar un nuevo giro «acariciando la felicidad».

Tras esta pequeña reflexión, me concentraré en recordar algunas experiencias gustosas que he captado estos días por si te caen de paso y quieres probarlas.

Read Article