Cercanía, Garantía con Propina

Llegar realmente, conectar con esencia o transmitir lo que realmente es. Parece tan sencillo ¿Verdad? Sin embargo, no y sí. Gran tema para reflexionar al compás de un vino o aromatizado con café ¿No te parece? Prepara la copa o la taza, yo te estoy esperando.

Circunstancias personales, me han desinestoxicado dos domingos seguidos, me pongo a retomar y, sí, algo de cúmulo para organizar. Tras echar un vistazo, me he decantado por recopilar aquí las experiencias con el exponente común de la cercanía natural. Me gustaría contarlas con detalle, lo merecen, pero las citaré brevemente intentando reflejar su identidad.

Read Article

Sentido Palatable: Café y Vino

El café es un alimento, camaleónico en todos los sentidos; aunque aconsejan no tomarlo a partir de las 16 hrs, lo cierto es que puede caer en cualquier momento. Te puede acompañar en tu rutina, solo o con lo que más te guste, puede poner fin a una comida o ser el inicio de una sobremesa; oportuno para cualquier encuentro o reunión. En cierta manera, el vino es también camaleónico, amplia variedad para distintos momentos, para tomarlo solo o siendo anfitrión a barra o a mesa. Es cierto que el vino lo tenemos más encajado a determinadas horas, pero un vino de tardeo puede ganarle la partida a un café o puede saludarte en las mañanas, a modo de Mimosa, esa clásica combinación de vino espumoso (cava o champán con zumo de naranja) tan mítico en los brunchs.

Read Article

Cápsulas de Vida en grano “Cultura Café”

Si los cafés hablasen… Piénsalo, cuántas historias entre cafés entrelazan nuestras vidas, cuántos puntos de encuentros provocan, siempre hay hueco para un café. Su aroma es despertador de muchos hogares, los desayunos de bares se mueven a golpes de cafés, rematan los almuerzos o marcan la sobremesa… Forma parte de nuestras vidas y es vida en origen.

Me gusta el café, pero desconocía que estoy en la etapa del flechazo; me ha cautivado y quiero tener muchas citas con él en sus distintas facetas, para conocer sus matices, sus secretos, apreciar su esencia en la taza y dejarme sorprender. Un viaje tan inesperado como mágico a Brasil me desveló mi ignorancia cafetera y me motivó para cambiar el chic y empezar a tomar buen café o, al menos, prestar atención a la hora de la compra/consumo ¡No vale cualquiera!

Read Article