Receta Especial Navidad

Crujientes y Apetitosas Sonrisitas 

El espíritu navideño se siente
casi desde primeros de diciembre, pues las luces y la decoración típicas nos
anuncian que las Fiestas se aproximan. Pero, ahora, sí que podemos decir que
queda poquito para estar celebrando la Nochebuena con nuestros seres queridos. Así
que, supongo que ya tienes pensado los platitos que formarán parte de tu menú. 
Mi propósito de hoy es darte una
receta fácil, que va con todo y que es más que bienvenida siempre, tengas
apetito o no lo tengas y, además, es apta para todos los comensales.

La Sonrisa “la anfitriona perfecta que no puede faltar en tu mesa”
Todos pasamos momentos buenos y
otros no tan buenos, pero siempre podemos sonreír y de hecho debemos hacerlo.
La sonrisa es ligera, deliciosa, barata y va con todo, entonces ¿por qué no
cocinarla más a menudo?
Escribiendo estas líneas es inevitable no acordarme de
mi viaje a Zimbabwe; allí la gente le sonríe a la vida día a día y aunque las
cosas no son fáciles, ellos simplemente viven y disfrutan el momento al detalle.
Aprendí muchas cosas, pero sobre todo, a levantarme cada día y vivirlo
como un regalo, exprimirlo y saborearlo con gusto. 
No voy a enrollarme mucho con este
escrito, pues tan solo quería dedicarte unas palabras antes de que el 2014 nos
abandone. Además, tú mejor que nadie sabes tu “receta”, así que no te olvides
de que tú eres quien la cocinas.
 ¡Hazlo como quieras, pero no te olvides de Ser
Feliz!
Gracias por estar ahí, Felices
Fiestas y nos vemos en el 2015 😉

Ah, y ya sabes, ¡Contagia tu Sonrisa!