Tiempo, Gasto o Inversión

Se oía, se oía muy lejos… De repente, llega, paraliza todo. Incertidumbre, angustia, extrañeza, tristeza, sensaciones, creo, generalizadas. Se me encoge todo al ver Madrid desierto, una ciudad fantasma que echa de menos el murmullo de sus bares, el ajetreo cotidiano, el gentío por doquier. Ante todo, un aliento regresa cada día, a las 20 hrs, con el impulso de todos los vecinos, ese aplauso que todos, hoy, compartimos.

Read Article