La “Cazuela” de Mi Recreo

Si miro atrás, veo mi sombra y, levemente me cobija… Ha dado paso a un recreo que me gusta más y, a veces, hasta me asombra. Hace años, quizás, bailar sola, tomar una copa de vino contigo misma o salir de casa “a tu rollo” podría parecerme algo loco o raro. Quizás porque no lo había probado, jaja… El caso es que los viajes en soledad, los retos por ti misma y algunas ostias (hablemos claro) que te da la vida, te dan un chute que te conecta mágicamente contigo misma  y te hace, además,  relacionarte  más sanamente con tu entorno y con quienes compartes experiencias. Esto no es otra cosa que vivir el ahora dejando las preocupaciones futuras (que probablemente no lleguen o lleguen de otra forma, a saber…) y abriéndote a saborear lo que pasa en el momento de apertura.

Asimismo, le hago una ola a la nostalgia, a los recuerdos bonitos que vamos acumulando y que, cuando se presentan, te dan como un suspiro de calma y hasta pueden provocarte una sonrisa. Hoy, los recuerdos me están contando que tengo un cúmulo de gastro-aventuras a mí espaldas y que es hora de permitirles un presente o futuro para quienes “de algún modo” me dais rollito para que siga escribiendo. Sin orden cronológico, voy a darle paso a algunas recomendaciones apetecibles y que pueden ser parte de tu recreo.

Read Article