La Receta del Santo Murphy

¿La conoces no? Yo sé de una que la lleva implícita en su menú. Planea, planea que Murphy ya sabe lo que tiene que hacer pa que no te aburras. Dirás ¿Qué me vas a contar chiquilla? Pues para empezar que este finde tenía planeado escribir el sábado; todo estaba listo para un plan que me impediría teclear el domingo, pero aquí estoy escribiendo un sábado por la tarde, pero con un finde y un domingo totalmente opuesto a lo que estaba previsto, jeje.

Cuando un plan te emociona y se rompe es inevitable decir “joder” acompañado de un sentimiento levemente triste –pero mientras que todo sea eso, aplaudamos, vuelta a la tortilla, labios de rojo y a seguir-. La ilusión es así, arde y congela.

Read Article