¿Vino o Café? Reflextesia

A ver si nos vemos ¿No? ¿Cuántas veces oímos o decimos eso? Estoy segura que en más de una ocasión, tanto como estoy segura que “sí sí…” solemos decir y ahí se queda. “No tengo tiempo” es otra de las grandes alabanzas. Fuera florituras, para un vino o un café siempre hay hueco, otra cosa es que realmente quieras quedar e invertir tu tiempo en ese plan.

De un tiempo a esta parte, en mi caso, tomar un café o vino es la excusa perfecta para ver a personas con las que me gusta estar, compartir, charlar… Ojo, antes era de las del “sí sí… o no tengo tiempo” y me quedaba tan pancha.

Esta semana han caído unos cuantos cafés y vinos de excusa y, mientras, el Tiempo ha sido protagonista de 2 charlas a las que asistí y hoy me está dando pie para este inicio. No me voy a enrollar más, solo te dejo esta ecuación “Gastar Tiempo VS Invertir Tiempo” y te invito a que hagas tu propia relfextesia “sí, también me permito el lujo de crear palabras, jaja”.

Read Article

La Palabra y su efecto Mariposa

El otro día me dijeron, Raquel, te imagino cuando te dispones a escribir los post de Sinestesia y digo “será su momento de parar y desconectar”. Reí. Es cierto que no paro, soy inquieta y no sé cómo lo hago pero siempre, aunque no tenga un plan, se presenta. Me encanta escuchar historias, hablar (no qué va, jajaja), pero también me gusta estar sola (supongo que como a todos); uno de los momentos es, precisamente, el de los domingos por la mañana. Una ducha, desayunar y ponerme a teclear sin importarme nada más “mi mente y yo, a solas”. Entonces todo fluye y las palabras se dejan ver.

Lo primero que hago es preguntarme a mí misma, ver mis apetencias y buscar la aventura para empezar la historia. Hoy, lo tengo fácil, esta semana ha sido muy movidita por trabajo, también gratificante. Me quedé con las palabras, los actos, la comunicación. A modo de piscolabis contaré los matices que captaron mi atención.

Read Article

Sabor Intermitente; Umami Natural

Con este título, lo sé, estarás pensando, la sinestesia hoy irá con temas asiáticos o algún restaurante japonés. Eso sería la vía fácil, pero no sería Sinestesia. Así que, permíteme una dosis de reflexión para iniciar las aventuras de hoy ¡Tómalo como el aperitivo!

Desde pequeña, sin saber por qué he tenido una conexión especial con los sabores, siempre preguntando los ingredientes de las recetas y enredando cuando mi madre me dejaba. Ya te lo conté en alguna ocasión (mi evolución); no es extraño que constantemente “mi creatividad” crezca en las cosas del comer, en todo aquello que guarde relación  con el Hecho Gastronómico. El motivo, fácil; la pasión es siempre palpable, memorable.

¿Te has parado a reflexionar sobre tu trayectoria, tu evolución? Yo sí y, para variar, las etapas son identificables con los sabores. En general, los comienzos suelen tener un sabor neutro y ácido con altas cargas dulces; te falta experiencia, en muchos casos, demasiado ignorante o dormido/a, cualquier pequeño problema te causa acidez y las chuminadas te dan alas “carga dulce extra”. Creces o despiertas y empiezas a apreciar el sabor de la intermitencia: este podría ser el sabor de la sorpresa, seguramente, el más sabroso, el umami natural.

Llamo sabor intermitente a la etapa en la que tienes cierta madurez, has vivido cosas muy buenas y cosas muy malas, has crecido, evolucionado, vives al día siendo consciente de la importancia de cada minuto, te ríes porque sí y te dejas llevar ante el encanto de la incertidumbre. Dejas las expectativas a un lado, vives con ilusión pero no te ilusionas vagamente. Este aditivo puede o no estar siempre, ahora es la etapa en la que me muevo y la disfrutaré con esmero. Dices sí y te contentas hasta que dé luz roja o verde.

Read Article

El Sabor de Tu Mirada “bocado al habla”

Último domingo de marzo, se adelanta el reloj, cierras los ojos a las 3am, amaneces a las 8, puff… Mientras la cafetera hace su trabajo, preparo un improvisado para desayunar a base de pan marroquí “msemen o rghayef” (me enganchó desde el primer momento) con plátano, membrillo, mascarpone, toque de sal y pimienta, chispas de AOVE Bardomus Canetera –variedad autóctona de Castellón, es brutal este aceite- … Puedes decir “vaya mezcla”, pero te aseguro que está rico rico, jaja, al menos, a mí me encantó. Con este pan, lanzas la creatividad y «con intuición y sentido común» difícil negar el disfrute.

Seguramente, Sinestesia no volverá hasta la vuelta de Semana Santa, no habrá tiempo los próximos findes, yuhuuu ¡Vamos inspiración, no me falles!

Gastronómicamente hablando, mis comidas caseras (Tuppers de mamá, vorí vorí paraguayo by Cinthia y mis enreillos varios) han sido los tops de la semana y, en esto, no me voy a meter, tampoco a criticar sitios visitados que no me han dicho nada, no es mi estilo “si hay ocasión, me preguntan, doy mi opinión de buenas maneras –ojo, no tiene por qué ser la correcta, simplemente, trasmito mi experiencia-.

Los encuentros se han llevado la palma esta semanica, sigo tachando cafés pendientes, provocando reencuentros, vidas perdidas, puestas al día, el tiempo que vuela y el tic tac que sigue su frenético ritmo. También te digo que hay encuentros que quiero que lleguen y nunca se dan, jaja… No tendrá que ser, o, será, a su tiempo. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida ¡Ilusión, no te vayas!

Read Article

El descorche y el infortunio, Efectos Cognitivos

Las sinestesias de los domingos han sido aparcadas, digamos que se han tomado un break por dos semanas; es una de las ventajas de la “no obligación” de disfrutar de un hobby sanamente, escribir por placer, con apetencias, con inspiración. Dirás… ¿Cuál es la recompensa? Para mí, no es otra que la satisfacción de compartir experiencias que me han alimentado de forma plena, compartirlas contigo y que las disfrutes leyendo -con vistas a darle realidad a esos feelings y que un día las sincronices haciéndolas tuyas-. Con suerte, te dejarán buenos recuerdos. Si eso se cumple, ya está, ya tiene sentido ser Sinestesia Gastronómica los domingos.

Bueno, qué decir, me crucé con algún desafortunado, mejor dicho «desafortunada yo, jaja» hace dos fines de semana. Me quitaron el móvil ¡Una putada con mayúsculas! Más allá de lo económico, es el tiempo perdido en poner todo al día y, para mi mala suerte, los contactos los he perdido. De todo se aprende y, ahora, “sincronización en google desde el primer momento; te lo aconsejo, por si aún tú no lo tienes”. En fin, qué rollo patatero te estoy soltando, por favore, jajaja… Pero viene al caso eh, jeje… De la rabia, la verdad, no me apetecía escribir, así que, me di un respiro, he dejado de estar on line un poco y, en breve, volveré a estar con mi rutina bloguera. Se abre el telón de nuevo.

Read Article

Creatividad “perpleja conexión, provocación ilimitada”

No sé cómo te dejó el post de la semana pasada, a mí, tocada, jajaja. Hoy, acabo de sentarme a teclear, el problema es que no tengo ni la más remota idea de lo que te voy a contar. Bendita Creatividad ¿Me iluminas?

Antes de comenzar, si eres creativo me entenderás muy bien, conectaré contigo, si no, espero que también y que pilles la onda.

Esta semana se ha pasado en un pispás –algo habitual en mi rutina-, me las como casi sin darme cuenta. Ya sabes que me gusta contarte aquello que me sorprende y, sin duda, hay dos cosas que destaco de los últimos días; una comestible, otra volátil, ambas 100 % recomendables.

Zumos y batidos Naturales en el Mercado de Vallehermoso

Zumos Naturales, creatividad (1)

El año pasado conocí a José Luis Montero, alumno del Curso Superior de La Escuela de Hostelería y Turismo MasterD, en la que tengo el gusto de trabajar. He de decir, no sé si él se acordará, que nuestra primera toma de contacto no fue muy buena, creo que no le caí bien, jajaja… Las primeras impresiones a veces son nítidas y hay que darles oportunidad de despeje. José Luis lleva varios años trabajando en un puesto de frutas del Mercado «los Hermanos Peña», donde ha descubierto su gran pasión “hacer zumos y batidos a medida”.

El ritmo de vida de la gran ciudad, el cambio de país (de Bolivia a Madrid), hizo que su salud no estuviera en las mejores condiciones y “los batidos” le devolvieron la vitalidad que perdió. Tras su experiencia, empezó a probar combinaciones –aún sigue en ello- viendo los efectos saludables en las personas que se lo incorporan a su dieta. Me comentó «a veces, mi comida la tenía en un vaso, hay una mezcla para cada ocasión/situación, todo consiste en saber mezclar los ingredientes».

Zumos Naturales, creatividad (4)

Me pareció muy interesante y organizamos un taller en la Escuela (agosto del 2017); las expectativas fueron superadas, los batidos me dejaron boquiabierta. Este chaval ofrece la creatividad en vaso, previo aprendizaje “conocer las frutas, las verduras y cómo reaccionan”. Sin conocimiento no puedes crear, aunque la creatividad sea innata, hay que trabajarla. Esta semana, los alumnos asistieron al mercado y José Luis les preparó una MasterClass con mucho jugo en compañía de mi compañera Ángela Valera.

Si tienes oportunidad, te invito a visitarle al puesto del mercado y dejar que su magia creativa te sorprenda; solo tendrás que decirle tus gustos y sabrá encajarlos en copa o botella (también te los ponen para llevar) a la perfección.

Justo el viernes estuve por allí y le dije “acabo de merendar galletas y chocolate negro, hace mucha calor, así que necesito algo liviano, picante y refrescante». Me plantó un batido a base de Pimiento amarillo, Piña, Kiwi gold, Melocotón, Limón, Jengibre y menta ¿Mucha cosa no? Estaba espectacular, tiene el don de armonizar los ingredientes y quedarte pasmada con el resultado. Puedes seguirle la pista en Abrosía «Cócteles de Salud» e inclusive probar uno de mis favoritos » Zumo de Melón, lima y Eneldo» -la receta aquí-.

Zumos Naturales, creatividad (3)
Mi compi Steffi, de Indonesia-Australia, José Luis, de Bolivia, y la menda, extremeña, buen cóctel de culturas.

Vida, dibujo a Color o en Blanco y Negro

La vida, en general los días, se inician en blanco y los vamos matizando según preferencias. La creatividad también está aquí presente ¿No? Puedes optar por vivir en blanco y negro, ser un básico o, por el contrario, puedes llenarla de color y esto es algo que depende solo de ti. Hay un montón de opciones, pero hay que buscarlas y tienes que estar abierto/preparado para probarlas. No todo vale para todos.

Como en los zumos y otras muchas cosas, antes de tener tu “receta”, tienes que formarte, tantear y, al final, tendrás las herramientas para crear tu confort, el boceto creativo de tus días. Esta era la creatividad que os quería mostrar “la volátil” y viene, en parte, por el día que tuve ayer. Ni había caído que era noche de hogueras, de San Juan; creo que San Juan me puso de mala leche durante el día, me cambió todos los planes, para dejar que la noche me sorprendiera, tomar un vino en la Taberna Rincón de Reyes (C/ de los Rey   es, 21), seguir en el Jardín Secreto (C/ Conde Duque, 2) con un Margarita y terminar en una disco de Reggaeton lento “New MaNaMá (C/ Barcelona, 14). Me hizo gracia que, mientras tomaba el vino, un vendedor ambulante, me regalara una mini tortuga y me deseara larga vida. Así es, a veces los planes no salen como una quiere, salen mejor, pero, en todo ello, uno de los trucos es, de primeras, ir con actitud positiva; si vas con negatividad, no hay chute de vitaminas que te anime, ni cóctel de ambrosia que te motive.

¿Me seguiste la rallada? Espero que sí y que dejes que la creatividad sea invitada en tu viaje.  

Cóctel de Sinergias “de aquí y de allá”

No lo puedo evitar “soy camaleónica, soy géminis, de origen, y sinestésica por capricho”. Ya me conoces un poquito, aunque cuando te topes conmigo, si aún no lo has hecho, podrás llevarte otras impresiones. Me gusta charlar, me gusta el silencio contemplado, el cambio y la rutina.

Esta semana lleva un cambio implícito que no sé si funcionará o no, pero con mi fiel creencia en el “todo pasa por algo”, lo volví a hacer “volví a actuar por impulso guiándome de la intuición”. No te voy a contar cómo fue el comienzo, porque es otra sana locura de las mías. Últimamente, estoy haciendo cosas que jamás hubiera pensado, luego, honestamente, lo pienso y me río, jajaja… En fin, que no sé porque te empiezo contando mis cosas, si te importarán un pimiento, pero como empiezo a teclear y me dejo llevar, pues chica/o lo siento.

Los encuentros y su marcapasos en 3 indicios

Los encuentros son curiosos ¿Eh? Pueden ser programados, modificados, espontáneos o por sorpresa. Sea cual sea su partida, tras ellos, experiencias compartidas. Voy a contarte mis últimos encuentros que, casualmente, son variopintos y aúnan las 3 categorías de origen. Antes de contarte, anota esta frase “La carretera algún día, lleva a un pueblo llamado Nunca” (Ramón Dios, experto en Gastrocoaching).

Read Article