Sabor a destiempo o contratiempos al punto

La mente y sus cosas. Somos capaces de montar un banquete, recorrer París o hacer la maleta en un pensamiento; seguro que, más de una vez, te vas a dormir con unos ideales para el día siguiente o inicias la semana con un calendario de actividades y, en realidad, no pasa nada o pasa pero de otra forma. El caso es que, siempre hay un porcentaje de probabilidades de que los imprevistos entren en escena. Al final, lo importante es que puedas contar la historia, da igual la trama y el cómo. Esta semana, los imprevistos me han dado capítulos diferentes y, he aquí, que inicie así el post de hoy.

Read Article

¡Un Guiño a la Pasión, brindis en mano!

Día 14 de febrero, un día más, un día menos, un día, por cosas del destino, de celebración; un guiño al color rojo, donde se entregan corazoncitos por doquier, floridos, dulces, metálicos y latentes. Para mí, un día especial, como todos, cada día lo es y, la verdad, con o sin mariposas, nunca he sido de bailar San Valentín ni de concederle un banquete en su honor.

En estos tiempos raros donde las quedadas, más cuando no conoces a casi nadie en tu nueva ciudad, son complicadas, mi día, hoy, ha sido fabuloso. ¿Con quién? Con el amor que nunca se pierde, el amor y el compartimiento del buen hacer con uno mismo. Me levanté con intención de dar un largo paseo, sol radiante y cielo de un azul enigmático, pero con el propósito de hacer lo que fuera saliendo, sin plan ni norma. Así, hice tuppers para toda la semana, ordené parte de las cosas que me quedaban de la mudanza y me dejé fluir.

Read Article